SUSCRIBIRME

Ropa de segunda mano: tendencia, historia y consejos para comprar y vender

Conozca la historia detrás de la tendencia de comprar ropa de segunda mano y siga los consejos de expertas al vender o comprar estas prendas.

Foto: Cottonbro / Pexels cc by 0.0.

Conozca la historia detrás de la tendencia de comprar ropa de segunda mano y siga los consejos de expertas al vender o comprar estas prendas.

En los momentos más difíciles de la historia la moda ha sabido transformarse y proponer alternativas esperanzadoras. Precisamente, comprar ropa de segunda mano tiene su origen luego de la Segunda Guerra Mundial y las primeras prendas utilizadas para esto datan de la época de la Gran Depresión.

Una tendencia que resurge luego de que muchos se encontraran de frente con un armario lleno de cosas innecesarias como resultado de una vida dentro de casa. Sin embargo, la acción de comprar y/o vender ropa de segunda mano va más allá de publicar fotografías de prendas en mal estado en Instagram.

Diana Lunareja, comunicadora de moda y creadora de contenido, explica que “la pandemia que comenzó en el 2020 obligó a los consumidores a ser más racionales en sus gastos y orientar su inversión a temas como alimentación y salud, así que la compra de segunda mano creció al ser vista como una inversión inteligente”.

Le puede interesar: Los 70s están de regreso en 2021

Otros factores han incidido también en este nuevo auge. “Por su contexto económico, la generación millennial no siente vergüenza de aprovechar ofertas, promociones y oportunidades para gastar menos. No está pensando en invertir en propiedades o en acumular objetos como indicadores de bienestar, sino en acumular experiencias”, añade la comunicadora.

“El discurso de la sostenibilidad, al extender la vida útil de los productos, también ha ayudado a que las nuevas generaciones adopten la práctica de comprar de ropa de segunda mano. Aparecen influencers de este segmento y portales dedicados a la compra y venta que permiten a cualquiera sacarle provecho a lo que tiene sin usar en su clóset”, asegura.

Ropa de segunda


Foto Polina Tankilevitch / Pexels cc by 0.0.

“Magnificamente viejos”

No estamos hablando de una práctica nueva. Según narra Jennifer Le Zotte, autora del libro From Goodwill to Grunge: A History of Secondhand Styles and Alternative Economies, unos gorros de castor se popularizaron tras la película Davy Crockett, rey de la frontera, cuyo protagonista lucía uno de estos accesorios.

Las cadenas de almacenes vieron en los abrigos de piel de mapache de finales de la década de los 20 el insumo perfecto para producir estos gorros en gran cantidad.

Los abrigos habían quedado rezagados en grandes bodegas debido a los problemas que desencadenó la Gran Depresión, cuando el uso de atuendos ostentosos y pieles de animales pasó de ser un lujo codiciado a un acto frívolo y mal visto.

El éxito en ventas de los gorros de castor le dio una idea de negocio a la neoyorquina Sue Salzman, quien empezó a revender estos abrigos de mapache en su residencia en Greenwich Village, en pleno Manhattan.

Un anuncio con ella como protagonista, junto a uno de los abrigos, con textos como “magníficamente viejos” y un artículo con su historia en la revista Glamour llevó a que en un solo año Salzman vendiera 400 piezas.

Vea tambien: Fantasía y creatividad: 8 artistas colombianas del maquillaje

El resto es historia. Una tendencia que Le Zotte asegura “pasó de ser un significante de pobreza a una declaración de rebelión”, siendo participe de movimientos culturales y políticos como el colectivo LGTB+, el auge del rock en Londres y los manifestantes en contra de la Guerra de Vietnam.

Tienda de segunda


Foto Cottonbro / Pexels cc by 0.0.

Una parte del cambio

Ya está dicho que la industria de la moda es una de las más contaminantes a nivel mundial. Por eso la opción de ropa de segunda mano es una pequeña parte del cambio. Un informe de ThredUP y GlobalData estima que el negocio de vender ropa usada aumentará hasta llegar a los 52.600 millones de euros en el 2024.

Jeniffer Varela, magister en Fashion Studies y autenticadora de moda, dice que “comprar ropa de segunda mano es en definitiva una alternativa más ‘limpia’. La idea es transformar los hábitos de consumo y darle tanto uso como podamos. Académicos de los estudios de moda, como Hazel Clark, le apuntan a construir una relación con la ropa en lugar de verla simplemente como objeto, para que así sea más fuerte el deseo de conservarla”.

Por eso, antes de pensar en vender una prenda de segunda, tenga en cuenta que esta práctica “no garantiza que durará más tiempo sin ser desechada, sino que se debe cultivar el hábito de remendar cuando sea necesario y llevar al sastre para renovar, todas las acciones que permitan que nosotros u otros puedan utilizarla tanto como sea posible” insiste Diana Lunareja.

Desde carteras Chanel hasta camisetas de Zara, el mercado de ropa de segunda mano está lleno de opciones para escoger. “El mercado de reventa de lujo se ha consolidado en los últimos 8 años».

«Mucho se debe a la crisis financiera de 2008, por lo que muchas personas, al quedarse sin trabajo ni ahorros, vendieron sus posesiones. Ahí es donde entra el bolso de Chanel que costó 3 mil dólares y que puede ayudarte a sobrevivir un par de meses”, cuenta Varela.

Vender ropa


Foto Karolina Grabowska / Pexels cc by 0.0.

Consejos prácticos de segunda mano

Al dedicarse a la autenticación de moda y lujo, Jeniffer Varela se ha convertido en una fiel compradora de ropa de segunda mano.

“Como parte de un proceso personal estoy tratando de reducir mi consumo y comprar sólo lo que necesite reemplazar. Las prendas de segunda me permiten adquirir, por ejemplo, básicos de mejor calidad. Debido a que vivo en Nueva York es toda una aventura explorar las tiendas de segunda mano y encontrar verdaderos tesoros”.

Varela comparte los siguientes consejos a la hora de vender y/o comprar ropa de segunda mano:

Vea tambien: 9 marcas colombianas para comprar gorros y sombreros

Completa honestidad

“Lo que yo siempre aconsejo a quienes quieren vender es ser completamente honestos con el estado de las piezas. Preguntarse a uno mismo si compraría eso o si le molestaría o se sentiría engañado al recibir esa pieza. Esto es clave para determinar si vale la pena vender o no”.

Fotos y más fotos

“En materia de ventas de segunda por internet y redes sociales, aconsejo tomar suficientes fotos y dar toda la información necesaria sobre la prenda. En especial, no busque minimizar cosas como manchas con diminutivos que al final hacen que el comprador se sienta engañado”

Precio justo

“El otro consejo que es clave es ser conscientes del precio. Debe ser una combinación de factores como la marca, la edad de la prenda y el estado. En mi opinión, una camiseta de fast fashion con un año de uso no puede ser vendida por más de 15 mil pesos”.

La motivación

“Una problemática es que muchas personas hacen estas ventas para poder recuperar lo que ven como una inversión. La pronta moda no lo es. Muchas veces ni siquiera las marcas premium se revenden por su valor total”.

Con respecto a este tema, Diana Lunareja piensa que “muchos consumidores utilizan la compra o venta de segunda para sentirse menos culpables por darle una vida efímera al producto. Eso solo contribuye al problema a gran escala que es nuestro sistema de producción y consumo”.

Al comprador

“Cuando sea el momento de comprar, aconsejo preguntar y pedir fotos, para saber qué se está comprando. Ser incisivos con el tema de las tallas, para evitar confusiones en compras online. Y también ser consciente de lo que se está buscando sin dejar de vista que las prendas tienen que estar en buen estado. Una mancha pequeña, una marca de aguja o alfiler pueden dejarse pasar, especialmente si es una prenda de alto valor, pero más allá de eso no debería comprarse”, finaliza.

En este hilo de twitter algunos conocedores del tema comparten sus recomendados para comprar prendas de segunda mano:

Lea también: 5 jóvenes colombianas para seguirles la pista en la moda de 2021

Adrián David Osorio Ramirez, redactor web y asistente editorial. Periodista apasionado por escribir sobre moda y las expresiones culturales.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Enero
20 / 2021

Send this to a friend