Metaverso: el comienzo de un nuevo universo digital

El futuro del internet ya está aquí y todos hablan de él. Diners le explica en qué consiste este concepto que ha causado tanto revuelo y por qué podría cambiarnos la vida.
 
Metaverso: el comienzo de un nuevo universo digital
Foto: Fiorella Ferroni/ @fiore.di.ferro /
POR: 
Andrea Vega

El historiador y escritor israelí Yuval Noah Harari afirma que los humanos hemos logrado controlar el planeta porque somos la única especie capaz de crear y creer en historias de ficción. Según el autor, nuestra capacidad de usar el lenguaje para crear realidades que no existen -como el metaverso- es la base para la cooperación humana, con la cual el hombre ha desarrollado conceptos como el dinero, la política y hasta la religión.

En octubre del año pasado, Mark Zuckerberg, presidente de Meta –la nueva marca con la que agrupa a Facebook, Instagram, WhatsApp y sus otras empresas–, le presentaba al mundo su visión de una nueva realidad compartida: el metaverso.

“De manera sencilla, se puede decir que es la próxima generación del internet. En la web 1.0 se accedía a la información en páginas web a través de computadores. En la web 2.0 pasamos a las redes sociales y al celular. La web 3, o sea el metaverso, es una nueva manera de compartir información y de relacionarse con otras personas, con la característica de la presencia y de la experiencia”, explica Paolo Miscia, director de la agencia VertiMedios y experto en tecnología, mercadeo, investigación y medios de comunicación. “En esta nueva versión de internet usted no está viendo algo –que era la web 1.0 y 2.0–, usted está viviendo algo”, agrega Miscia.

Metaverso y sus espacios virtuales

Este es el ejemplo de cómo lucirían los avatares en la realidad virtual, según Meta.

 De acuerdo con Juan Pablo Consuegra, director de Meta para la Región Andina, este nuevo paradigma tecnológico representa una revolución porque ofrecerá posibilidades que hoy no tenemos. “Es un conjunto de espacios virtuales: tu casa, tu trabajo, donde haces ejercicio, donde te entretienes o donde estás con tus amigos. Vas a poder moverte entre estos espacios con una diferencia fundamental: la sensación de presencia, que la tecnología de hoy no nos puede entregar”.

Pero, entonces, cómo se logra estar inmerso en esos espacios. Es importante tener en cuenta que el metaverso como tal aún no existe. Como sociedad ya reconocemos su concepto –ya hemos creado una historia, como lo plantea Harari– y diferentes compañías hacen su propia aproximación, desarrollando productos de hardware y software con un objetivo en común: experiencias más inmersivas y más intuitivas para el ser humano.

Así como el celular fue clave en el desarrollo de la web 2.0 y las redes sociales, las gafas o cascos de realidad virtual, que muestran escenarios en tres dimensiones, y de realidad aumentada o mixta, que combina los objetos reales con hologramas e información, son el vehículo para “estar presente” en este nuevo mundo virtual.

La realidad virtual del Metaverso

Pablo Figueroa, profesor de Ingeniería de Sistemas de la Universidad de los Andes y líder del grupo Imagine, es una de las personas que más ha investigado los videojuegos y la realidad virtual en el país. A la entrevista se presenta con dos de los dispositivos hasta ahora más populares: las gafas de realidad virtual Oculus Quest 2 (de Meta) y las gafas de realidad mixta HoloLens 2 (de Microsoft).

“Hay muchas tecnologías que ya se han creado en los últimos años y otras que son viejas como la realidad virtual que, aunque pareciera nueva, ya tiene más de sesenta años –asegura el investigador–. Todas esas tecnologías que existían hace un tiempo están confluyendo en estas grandes empresas que empujan el metaverso”.

En la propuesta de Meta, explica Figueroa, el usuario se pone las gafas y puede “entrar” a su casa, la cual se puede rediseñar con algunas herramientas o escoger alguna predeterminada. Luego puede ingresar a aplicaciones como Horizon Worlds, para hablar con alguien, o a Horizon Workrooms, para trabajar.

También le puede gustar: Las series y películas que predijeron a Meta, el nuevo Facebook de Mark Zuckerberg

Las empresas detrás de esta nueva realidad

Compañías como Microsoft, Google, Apple, Amazon, Nvidia, Sony, Epic Games –productor del popular videojuego Fortnite–, por nombrar solo algunas, también se han inscrito en la carrera para hacer realidad el mundo virtual paralelo que hasta ahora solo existía en la ciencia ficción. 

De hecho, el origen del término “metaverso” se localiza en la novela de ciencia ficción Snow Crash, escrita por Neal Stephenson y publicada en 1992, en la que el autor presentaba un mundo protagonizado por la realidad virtual y la interacción entre avatares.

Portada novela Snow Crash.

En el cine también se pueden encontrar ejemplos de esto en películas como Ready Player One (2018), dirigida por Steven Spielberg, o en la saga de The Matrix, iniciada en 1999 por las hermanas Wachowski. 

Economía en la nueva vida digital

“El metaverso es una realidad compartida con otros, alrededor de la cual se genera una comunidad. Lo que le da valor a esta comunidad no es la interacción con los dispositivos tecnológicos, sino la posibilidad de interactuar con otras personas”, asegura Carlos Esteban Lemoine, experto en apropiación digital del Centro Nacional de Consultoría.

Y es que, así como sucede en la vida real, las personas podrán adquirir para sus avatares bienes y servicios que los complazcan en esta nueva comunidad digital.

“Como hay gente que compra una cartera original de marca italiana o francesa por cinco mil euros, porque es el mercado del lujo y la exclusividad, lo mismo va a pasar en digital; solo que en vez de una cartera estamos hablando de NFT, es decir, piezas digitales”, señala Miscia, el director de la agencia VertiMedios.

Sin duda, la industria del entretenimiento será una de sus grandes impulsoras. Juan Pablo Consuegra prevé el desarrollo de toda una economía alrededor de los eventos que se puedan realizar: venta de tiquetes para asistir a conciertos virtuales, moda para los avatares y obras de arte digitales.

Lo bueno, lo malo y lo feo del metaverso

Así serían las reuniones empresariales en el metaverso que plantea Mark Zuckerberg con Meta, junto a Microsoft y Google.

El impacto está por verse, pero sus entusiastas pronostican desde ya efectos positivos en varios sectores importantes. Uno de los beneficios en el que coinciden los expertos es la reducción de los desplazamientos por reuniones de trabajo o viajes de negocios.

Se espera que el desarrollo de la tecnología permita tener cada vez mejores encuentros virtuales, simulando con mayor realismo las conversaciones cara a cara. Esto, además de ahorrar tiempo y dinero en recorridos. Podría traducirse, incluso, en un impacto positivo para el medioambiente por la reducción de los vuelos y el tráfico y sus gases de efecto invernadero.

“Hay grandes posibilidades en términos de aprendizaje, teletrabajo y hasta telemedicina. El metaverso podía ser la manera de resolver temas tan grandes como el acceso a oportunidades. Cuando vives en un pueblo remoto, con una conexión a internet y unas gafas de realidad virtual podrías trabajar hasta en Silicon Valley sin pasaporte, sin visa, solo con talento –precisa Miscia–. Podrás acceder a una consulta médica en la que los sensores, que en algunos años serán mucho más evolucionados, le permitan al médico verte en 3D y examinarte”.

Una gran oportunidad económica

“En la historia de la tecnología, cada vez que hay un cambio radical, se construye una gran oportunidad económica. Con el futuro que esto nos trae tenemos una oportunidad para generar un ecosistema de desarrolladores y de creadores de contenido –señala el líder de Meta en la Región Andina–. Aquí tenemos gente muy capacitada, con niveles tecnológicos y técnicos muy altos, y por eso me llama mucho la atención la posibilidad que tenemos de participar en la construcción de esa nueva tecnología”.

Pero, por supuesto, la moneda del metaverso no trae solo una cara. Sin haberse terminado de inventar, ya se cuestionan algunos aspectos. En declaraciones para la agencia de noticias Bloomberg, el creador de PlayStation, Ken Kutaragi, no le augura un futuro muy promisorio porque asegura que las gafas de realidad virtual “nos aíslan del mundo real”. El empresario de 71 años asegura que “dividen en lugar de unificar el mundo real y el virtual”.

“Hay que estar atentos a temas industriales, al monopolio, si cae en manos de dos empresas ahí tendríamos una concentración de poder demasiado amplia. Podemos pensar en que podría ser un mundo con demasiada publicidad y eso también hay que cuidarlo –precisa Miscia–. Si hoy tenemos el problema de las ‘noticias falsas’, imaginemos cuando tengamos el problema de la ‘realidad falsa’. Esos son temas que hay que resolver para obtener todas las ventajas del otro lado”.

¿Escapismo, adicción y violencia en el Metaverso?

Un nuevo universo para ser quien desea.

El experto señala además que, como en cualquier espacio donde hay presencia de seres humanos, podría haber tendencia al escapismo, la adicción y la violencia. “Debemos cuidar que la gente no decida retirarse en el metaverso porque el mundo real le parece poco interesante o poco placentero”.

Por su parte, según el profesor Figueroa, el mayor riesgo para nuestras sociedades es la brecha tecnológica. “Si no somos los suficientemente rápidos, cada vez vamos a ser más iletrados en lo que todo el mundo está haciendo. Eso es un peligro visible y muy claro”, indica. 

“En Colombia la infraestructura no es la ideal y espero que desde el MinTic se siga trabajando para que todo el país esté conectado. Mientras eso no suceda, el metaverso va a suceder solo en las ciudades grandes –señala–. Apoyados en lo que nos acaba de pasar con la pandemia, muchas de las empresas ya son virtuales. Será excelente que les demos una forma más eficiente de trabajar”.

¿Cuándo podremos vivir la experiencia del metaverso?

Mientras el futuro que nos ha sido anunciado se hace una realidad. Nadie se atreve a vaticinar en cuánto tiempo sucederá esto. Vale la pena generar espacios de reflexión para conversar sobre esta nueva historia que como sociedad queremos crear.

Consuegra señala que el metaverso no es de Meta, es un espacio tecnológico único, donde todos los participantes van a desempeñar un papel relevante: gobiernos, reguladores, empresas, consumidores, etc.

“El metaverso tiene la m minúscula y es una nueva manera de relacionarnos. Está para que lo construyamos entre todos y tenemos la oportunidad de que sea más humano de lo que dice la ciencia ficción”, concluye Miscia.

También le puede interesar: La máscara del metaverso y los 10 mejores inventos del CES 2022

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
marzo
9 / 2022