SUSCRIBIRME

¿Qué tan recomendable es consumir aspirina de 100 mg todos los días?

Diners habló con dos especialistas acerca de los pros y contras frente al consumo diario de aspirina de 100 mg.

Foto: Christian Trick en Pixabay / C.C 0.0

Diners habló con dos especialistas acerca de los pros y contras frente al consumo diario de aspirina de 100 mg.

Uno de los comerciales más populares sobre el consumo de aspirina de 100 mg es el de Bayer. En el video promocional se asegura que “tomar una tableta de Aspirina 100 diaria previene 1 de cada 3 infartos en pacientes con riesgo cardiovascular”, y aunque no es la única marca que produce y comercializa el ácido acetilsalicílico o AAS (el nombre técnico de la aspirina), es común encontrar campañas y estudios que hablan de sus amplios beneficios.

Incluso, algunas investigaciones como la publicada en la revista médica Annals of Internal Medicine, indican que tomar una aspirina diaria de dosis baja, de 75 a 100 mg, podría reducir las probabilidades de infarto.

Sin embargo, el tema hay que analizarlo con detalle, incluso valdría la pena ver la letra pequeña que aparece en la parte inferior del comercial de Bayer, que indica que la aspirina 100 “es un medicamento antiagregante plaquetario. No exceder su consumo”, “leer indicaciones y contraindicaciones en la etiqueta. Si los síntomas persisten, consulte a su médico”.

No es para todos

Al hablar de las contraindicaciones se habla de posibles efectos secundarios, lo que quiere decir que quizás tomar aspirina de 100 mg no es para todo el mundo, o por lo menos, que hay que tomar la decisión de hacerlo teniendo en cuenta algunas precauciones.

“Durante muchos años se creyó que las personas que no habían tenido infarto podían tomar una aspirina diaria para evitarlo. Pero luego aparecieron estudios mucho más grandes y sofisticados que mostraron que no era una buena opción”, explica el cardiólogo y hemodinamista John Ayala Herrera, del Hospital Santa Clara y la Clínica Reina Sofía.

A su vez, el médico general Stefanos Akillefs Betancourt afirma que “otros estudios han demostrado que la aspirina funciona para los pacientes con alto riesgo de enfermedad cardiaca o enfermedad tromboembólica. Pero en los pacientes sanos no conlleva a una mayor tasa de sobrevivencia y, por el contrario, ocasiona efectos adversos como la hemorragia”.

¿Qué dicen los estudios?

Un estudio japonés – presentado en el Congreso de la American Heart Association (AHA) y publicado en la revista Jama (la publicación de la Asociación Médica Americana), en diciembre del 2014 – realizó una muestra de 15.000 adultos entre 60 y 85 años con diabetes, hipertensión o colesterol alto, y les proporcionó a la mitad de ellos una aspirina diaria de 100 mg durante cinco años. Ninguno de ellos había tenido un infarto.

Los resultados demostraron que “la baja dosis de aspirina diaria redujo significativamente los infartos de miocardio no fatales, pero aumentó dramáticamente las hemorragias en un 86 %”, aseguró el cardiólogo Kazuyuki Shimada, uno de los autores del estudio.

“Otro estudio publicado por la revista de medicina de Nueva Inglaterra, que es una de las más importantes y con mayor impacto en medicina, administró aspirina a 25 mil pacientes durante cinco años. El resultado fue que las personas sin patologías previas no consiguieron ningún beneficio y por el contrario, aumentó el riesgo de sufrir hemorragias”, afirma el médico Stefanos Betancourt.

Vea tambien: ¿Madrugar o no madrugar?, ¿qué es mejor para la salud según la ciencia?

A su vez, la oficina de drogas y alimentos de Estados Unidos (FDA), señaló que “después de analizar minuciosamente los datos científicos de estudios importantes, hemos concluido que estos no sustentan el uso de la aspirina como un medicamento preventivo para quienes no han sufrido un ataque cardiaco, un derrame cerebral o problemas cardiovasculares”.

La aspirina de 100 mg en palabras simples

Lo que hace la aspirina es que la sangre sea menos densa y con ello, más fluida. De esta manera evita que se formen coágulos de sangre que bloquean las arterias que dan paso a la sangre hacia el corazón.

El problema es, según los especialistas, que al hacer la sangre tan “delgada” es mucho más frecuente que se generen sangrados difíciles de detener. Por ejemplo, si se lastima la encía al cepillarse los dientes o si se cae y le sale una herida, el sangrado va a durar mucho más si usted toma aspirina.

Por otro lado, si tiene un procedimiento quirúrgico, las posibilidades de sangrar más, aumentan.

¿Para qué sirve la aspirina de 100 mg?

El doctor Ayala coincide con que la aspirina sirve para disminuir el riesgo de infarto, pero únicamente en pacientes de prevención secundaria, que son quienes ya han padecido antes este evento cardiaco.

Agrega que “la aspirina no es una droga inocua. Como todas, tienen efectos secundarios, algunos graves y otros no tanto. Este medicamento bloquea la adhesión de las plaquetas, es decir, impide la formación de trombos, lo que ocasiona una alteración de la coagulación. Por lo tanto, en los pacientes que toman aspirina, el riesgo de que les dé una hemorragia interna es alto”.

“Al recetar la aspirina se hace un balance de riesgo-beneficio. Tiene que ser un cálculo individualizado porque no se puede generalizar a la población. Una vez se determina eso, se decide si se le administra aspirina al paciente o si por el contrario es mejor abstenerse”, explica Betancourt.

Agrega que “la aspirina no se le puede recetar a alguien que haya tenido un derrame cerebral, fragilidad capilar, alteración renal o pacientes con problemas de sangrado”.

¿A quiénes beneficia más consumir aspirina de 100 mg?

Ayala afirma que para los pacientes que han sufrido un infarto, la aspirina “está indicada, es casi obligatoria. En estos pacientes el riesgo es mucho menor que el beneficio”.

Por el contrario, “en prevención primaria, que es cuando el paciente no tiene enfermedades cardiovasculares, es absurdo usar un medicamento en el que el riesgo es mayor que el beneficio”, agrega.

Vea tambien: ¿Qué es el ayuno intermitente y cuáles podrían ser sus riesgos?

Lo más importante es consultar a un profesional de la salud para determinar si tiene indicación o no de tomar aspirina. “La recomendación es evitar caer en la trampa de la automedicación, que es un problema de salud pública que se traduce en decenas de miles de muertes al año”, explica Stefanos Betancourt.

Indicadores de la enfermedad cardiovascular

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 17,7 millones de personas en el mundo mueren al año a causa de infarto o trombosis cerebral. Esto es el equivalente a un poco más de la población de Ecuador.

“La primera causa de mortalidad en el mundo es la enfermedad cardiovascular. Una de cada 3 personas en el mundo muere por esta razón. Está por encima del sida, de los accidentes de tránsito y de todos los cánceres juntos”, puntualiza Ayala.

Por este motivo la American Heart Association publicó en el 2019 una lista de 8 cosas que puede hacer para prevenir una enfermedad del corazón o un ataque cerebral.

Entre ellas recomienda “no tomar aspirina como una medida preventiva, a no ser que el doctor la recete. Si usted nunca ha tenido un infarto, una pastilla diaria no le ayudaría y podría ocasionar problemas, incluyendo riesgo de sangrado”.

Además, aconseja llevar una dieta balanceada, ser físicamente activo, no fumar, cuidar su peso, conocer los riesgos y mantener los niveles de azúcar y colesterol nivelados.

También le puede interesar: ¿Puede el dióxido de cloro o el Carvativir curar el covid-19?

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Febrero
11 / 2021
Advertisement

Send this to a friend