SUSCRIBIRME
INICIO//Cultura//Cine y TV//¿Por qué seguimos hablando de Pulp Fiction?

¿Por qué seguimos hablando de Pulp Fiction?

Volvió a las salas de cine Pulp Fiction por motivo de sus 20 años y aunque la película es del 94 y los 20 años se celebran el que viene, sobran motivos para verla en una pantalla más grande que la de la casa.

Foto: Pulp Fiction, 1994

Volvió a las salas de cine Pulp Fiction por motivo de sus 20 años y aunque la película es del 94 y los 20 años se celebran el que viene, sobran motivos para verla en una pantalla más grande que la de la casa.

Hace unos días volvió a las salas de cine Pulp Fiction con el motivo de sus 20 años. Y aunque la película es del 94 y los 20 años se celebran el que viene, cualquier motivo es bueno para ver este clásico en una pantalla más grande que la de la casa. Muchos pensaron como yo, porque las boletas se agotaron y las salas se llenaron con fanáticos de todo tipo, desde los que podían recitar de memoria el guion hasta los que por primera vez iban a verla en una sala de cine.

¿Qué es lo que hace que volvamos a Pulp Fiction? ¿Por qué verla en cine y verla una y otra vez hasta que aprender casi de memoria cada uno de los movimientos de los personajes? Acá le damos algunas razones por las que esta película es un clásico que hay que volver a ver.

1. La banda sonora

Desde la primera escena Tarantino maneja la música con precisión para caracterizar las situaciones y personajes. Primero, “Misirlou” de Dick Dale & The Del-Tones para dejar claro el frenesí con que Yolanda y Ringo intentarían robar el restaurante, y, luego, “Jungle Boogie” de Kool & The Gang que introduce a Jules y Vince con todo su coolness.

Vea tambien: El restaurante Celele de Cartagena ganó el premio Miele One To Watch 2019

Canciones y ritmos muy norteamericanos, muy de los sesenta: Chuck Berry, Dusty Springfield, Al Green, country, surf rock, funk y soul. Canciones que cada vez que suenan recordamos la escena de exacta de la película, si no, cante el coro de “Girl, You’ll be a Woman Soon” sin ver al personaje de Uma Thurman bailando en la sala de su casa.
2. La escena de baile

Y ya que estamos en Uma Thurman bailando, una de las escenas que más se recuerdan de esta película es la del baile de Mia y Vince en Jack Rabbit Slim’s, un diner de los cincuenta al que van a comer la noche en que él debe acompañarla por encargo del esposo de ella. Después de pedir una malteada de cinco dólares, una hamburguesa y un filete, hablar de los silencios incómodos y de “Fox Force Five” (posiblemente un guiño a una futura Beatrix Kiddo de Kill Bill), Mia convence a Vince de participar en un concurso de baile.

La coreografía de casi dos minutos, en la que bailan con toda la seriedad del caso, se convirtió inmediatamente en un modelo a seguir en fiestas, un revival instantáneo del baile de los sesenta tipo películas del género beach party, con pasos cortos y muy rítmicos.

Y dentro de esta razón para volver a Pulp Fiction hay otra: el regreso de John Travolta y su estilo suave y descomplicado, que le significó a una nominación al Premio Óscar como mejor actor y que luego lo llevaría a protagonizar otras producciones como Get Shorty  y Face/Off.

Vea tambien: Restaurante Factory Steak & Lobster: para los amantes de la parrilla y los mariscos

3. Es una película que envejece bien

Además de su estructura dramática, su casting perfectamente escogido y las diálogos que ya hacen parte del imaginario de una generación (¿o dónde oyó usted por primera vez que en Francia a la hamburguesa de un cuarto de libra de McDonald’s le dicen “Royale with cheese”?), a este película no se le siente el paso del tiempo. Tal vez desde un principio fue atemporal por sus referencias a la cultura pop de décadas anteriores o porque sus escenas transcurren, la mayoría, en espacios cerrados pensados para no dejar ver qué tan noventera es, igual que pasa con la ropa y el estilo de los personajes.

En esta lista faltan muchas razones para volver a esta película, sin duda. Cada uno tendrá las suyas, o incluso algunas para no volver. Lo que es claro es que la idea de pasar en grandes salas de cine clásicos de Hollywood, incluso de un Hollywood independiente, es buenísima y, desafortunadamente, acá en Colombia casi no se hace, solo es ocasiones especiales como este. Cosas del negocio, seguramente, pero siendo el cine una industria que vive tanto de la nostalgia, sería un ejercicio interesante reconsiderar darles un espacio a los clásicos en la cartelera de todos los días.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Agosto
07 / 2019


Send this to a friend