Vea las cinco obras de arte más grandes y locas del mundo

La ciudad de Venecia amaneció con unas manos gigantes que emergen de su principal canal para alertar sobre el cambio climático. Conozca las otras obras que son homenajes o críticas al mundo de hoy.

Los artistas que buscan llamar la atención de sus fanáticos y su gobierno hacen obras que son imposibles de ignorar. Por otro lado, sirven para maravillar a los que la ven y por otro alertan al mundo sobre la corrupción, la problemática medio ambiental o simplemente se trata de un culto desaforado sobre una novela.

En este caso, el artista italiano Lorenzo Quinn decidió darle una sorpresa a Venecia con un par de manos gigantes que emergen del canal principal de la ciudad para ‘sostener’ el hotel de lujo Ca’ Sagredo. Bajo el nombre de ‘Support’, Quinn explicó que esta es “una declaración visual para que la gente responda al calentamiento global antes de que sea demasiado tarde”.

Las manos de 9 metros de altura reflejan la creatividad y la impasible destrucción del ser humano. “Una mano tiene la habilidad de equilibrar el edificio como símbolo de esperanza, mientras que la intenta destruirlo como sinónimo de fragilidad y miedo” comentó en su cuenta de Instagram.

Al igual que Quinn otros artistas han decidido mostrar su posición frente a ciertas situaciones que conocerán a continuación:

Pato de hule (Florentijn Hofman)

Foto: florentijnhofman.nl

Con 16, 5 metros de altura el pato de holandés ha causado revuelo en las cosas de Japón, Taiwán y Brasil. Su intención es “provocar un escándalo y a la vez una sonrisa en la cara de los transeúntes, lo que los obliga a preguntarse entre sí ¿qué es esa cosa? logrando que la gente se relacione y vuelvan a algo tan natural como la comunicación”.

Sin embargo, este pato también sirvió a modo de protesta en Brasil con el mensaje “Ya no pagaremos más el pato”, a lo que Hoffman declaró que se trataba de un plagio de su obra. Pese a la controversia sobre su origen, el pato sirvió para que los brasileños salieran a la calle a marchar por la destitución de Dilma Rousseff en 2016.

Mr. Darcy (BBC)

Foto: bbc.com

En 2013 los productores de la BBC mandaron a hacer una réplica de uno de los personajes más queridos de Orgullo y Prejuicio, la miniserie del canal inglés de 1995 con la participación de Colin Firth.

Con 3,7 metros de altura, esta versión de Colin Firth en el papel de Mr. Darcy descansa en el Lago Serpentine, Hyde Park (Londres), lugar donde se grabó la mítica escena en donde Mr. Darcy se encuentra en el lago con Elizabeth Bennet, quien no veía desde que rechazó su propuesta de matrimonio.

Pese a que sólo se trataba de una publicidad a gran escala, los administradores del Hyde Park decidieron mantener al galán de la novela de Jane Austen.

Planeta (Marc Quinn)

Foto: marcquinn.com/artworks/single/planet

Marc Quinn es una artista londinense que se dedica a llevar el arte a espacios abiertos y a gran escala. En 2008 ocupó las portadas de los diarios al nivel mundial al crear un bebé de 7 toneladas, 10 metros de largo y casi 4 de ancho. Se encuentra en el parque Chatsworth House de Singapur y está inspirada en su hijo, quien por esa época tendría 7 meses de edad.

Hecho en bronce y pintado de blanco, esta escultura parece flotar sobre el suelo dando la ilusión de gravitación. El artista quiso hacer un llamado de atención sobre la fragilidad de la vida, que a una escala colosal lograr cuestionar el sentido del tiempo y el espacio.

Pentateuque (Fabien Merelle)

Foto: edouardmalingue.com/artists/fabien-merelle/

En medio del centro de negocios de Hong Kong se encuentra este elefante gigante que es sostenido en la espalda de un malabarista de forma acrobática. En 2013, el artista francés Fabien Merelle creó esta obra de 5 metros de altura para traer vida a una de las leyendas urbanas más famosas de Japón.

Articulos Relacionados

  • Galería: el lado cómico del reino animal
  • El álbum navideño de Sia
  • Ya está aquí el tráiler definitivo de Las Chicas del Cable
  • X: la película de Maluma