Dos libros para compartir con sus hijos

La literatura infantil se renueva para sorprender a padres e hijos. Diners le trae dos historias para que enamore sus hijos se enamoren de la lectura.

Decir que los niños de hoy son unos adelantados a su época es una exageración. antes del siglo XVIII ni siquiera existía este concepto, pues eran tratados como adultos, quienes trabajaron y leyeron las mismas historias aterradoras del maestro Óscar Wilde, por ejemplo.

Lo que sí se puede decir de los niños de esta década, al menos, es que tienen todas las herramientas para conocer la verdad de este mundo de guerras, injusticia y muerte, pero sus padres los mantienen en una burbuja con historias de finales felices.

Sin embargo, la curiosidad los lleva a vislumbrar la realidad y a cuestionar todo. Desde una simple discusión en la casa, hasta el por qué dos jóvenes se besan en la calle.

Es ahí cuando la literatura aparece al rescate de los padres, que se ven en un nudo de explicaciones sin sentido. Los libros tiene el poder de plasmar estas y otras situaciones en historias atractivas en la que los padres podrán guiar a sus hijos sin ocultarles la verdad del mundo.

De ahí que Diners seleccionó dos libros ideales para esta temporada para que ponga en práctica esta idea y comparta con sus hijos la emoción y pasión con la lectura.

Rosa a Pintitas

¿Es posible hacer un libro intuitivo para niños? La francesa Amèlie Callot demostró que sí con este libro publicado por la editorial Impedimenta. Esta historia, de 70 páginas, sigue la vida de Adèle, la dueña de una cafetería, que podría estar en cualquier lugar del mundo. Ella ama atender a sus clientes y que la pasen bien en su local, pero detesta la lluvia porque cambia su humor.

Lucas, el ‘todero’ de la historia, está presente durante todo el drama que vive Adèle con la lluvia. Sin embargo, gracias a sus ingeniosos regalos, logra que la protagonista ame la lluvia y ¿por qué no? deje la historia abierta para los dos, como un posible romance.

Callot logró relatar una historia sencilla que dan ganas de leer una y otra vez, y lo mejor es que está acompañada de las ilustraciones de Genevviève Godbout, que acompañan, con armonía, la historia de la Rosa a Pintitas.

Las aventuras de Tera y Tor

Adriana Prieto Herrera, diplomada en cuento de la Universidad Javeriana y apasionada por la literatura infantil, escribió sobre un par de terneros que viven felices en una finca del centro de Colombia.

Un día todo cambia para Tera y Tor, quienes son raptados por un desconocido, que los pone a vivir una aventura en la que tendrán que trabajar en equipo, suspicaces y valientes para enfrentar a los animales más feroces de la selva y volver a casa con su familia.

El plus de esta historia es que Herrera construyó cada personaje para enfrentar los temores de los niños, a su vez que los combinó con hábitos saludables, que pueden tomar de ejemplo, como: leer cuentos, escribir un diario, dibujar y salir a jugar.

Por último, el libro, que está dividido en siete capítulos, cuenta con una serie de preguntas al final de cada uno para interactuar con los niños y explorar su comprensión.

La aventuras de Tera y Tor tiene 75 páginas con ilustraciones a color de Carlos Enrique Sanabria, y es distribuido por Editorial Paulinas. Ojo, no tiene nada que ver con religión, ni catolicismo.

¿Cuál de los dos libros le gustaría leer con sus hijos o sobrinos? Escríbanos en el recuadro de comentarios

Artículos Relacionados

  • Galería: Estas son las películas más influyentes de la historia
  • Así fue el concierto de Roger Waters en Bogotá
  • Estas son las fotos más desgarradoras de vida salvaje en 2018
  • “La ciclovía es la playa de los bogotanos”

Send this to a friend