Viajes no aptos para nerviosos: los lugares más peligrosos del mundo

Aunque muchas personas piensan en descansar para sus vacaciones, otros buscan adrenalina y peligro. Acá le contamos dónde encontrarlo.
 
Viajes no aptos para nerviosos: los lugares más peligrosos del mundo
Foto: Ben Lowe / Unsplash
POR: 
Revista Diners

Para muchos unas vacaciones en las que solo puedan sentarse a tomar el sol y descansar suenan como algo terriblemente aburrido. Hay a quienes les llama la atención la aventura, la adrenalina de estar en una situación difícil o los retos.

Para esos amantes de lo arriesgado, acá le tenemos una lista con algunos de los lugares más peligrosos en el mundo, desde un agujero en el mar hasta una montaña a la que pocos llegan a la cima. 

Cueva Gouffre Berger, Francia 

Foto: Joshua Sortino via Unsplash. Foto referencia.

Atreverse a explorar esta cueva es algo que solo deberían hacer los expertos. De hecho, esta es la recomendación. Gouffre Berger tiene 1200 metros de profundidad, lo cual la hace una de las más profundas del mundo, y la escena se torna aún más peligrosa teniendo en cuenta que cuando llueve, el lugar se inunda. 

Para ingresar a esta cueva es necesario que cuente con las medidas de protección e iluminación necesarias, pues su apodo de la “cueva de la muerte” tiene una razón. 

La Piscina del Diablo, Zambia 

Foto: Paul Miley via Unsplash. En estas cataratas se encuentra la piscina natural.

Este es un lugar natural precioso, pero también muy peligroso para quienes no sigan los estándares de seguridad. La piscina del diablo son unos cuerpos de agua natural que están en extrema cercanía con las Cataratas de Victoria. 

Para ser más específicos, el lugar se encuentra al borde de las cataratas y lo único que detiene a las personas de caer al río Zambeze, que pasa por el lugar con bastante fuerza y agresividad, es una pared de roca natural bajo el agua. 

Blue Hole, Belice 

Foto: Wiki Commons

Para ir a este lugar le sugerimos que se convierta antes en un experto en buceo. Blue Hole, también conocido como el cementerio de los buzos, es un agujero de 305 metros de diámetro y más de 120 de profundidad con poca visibilidad en el que además se enredan túneles y cavernas.

De hecho, para llegar a la caverna que se ubica más cercana a la superficie hay que descender más de 30 metros, por lo que realmente no es una actividad para principiantes. 

Este lugar ya ha cobrado la vida de varias personas inexpertas que se han aventurado, pero también de buzos con años de práctica que no lograron estabilizar su respiración y no sobrevivieron. 

El Himalaya 

Foto: Raimond Klavins via Unsplash

La montaña más alta del mundo es el Everest, el Himalaya es la cordillera más alta de la Tierra, con entre 8 mil y 7 mil metros de altura, dependiendo de la cima. Aunque muchos han intentado escalar y llegar a alguna de sus cimas, lo cierto es que son menos las personas que han llegado allí que al Everest, lo cual dice mucho sobre su dificultad. 

Varias personas que comienzan a escalar este lugar se arrepienten y se devuelven antes de la mitad del camino, mientras que hay un registro que cuenta más de 300 fallecidos en el intento. 

La causa de las muertes va desde falta de oxígeno hasta agotamiento extremo, por lo que queda claro que este lugar es para las personas más arriesgadas y bien preparadas.

La Quebrada, México 

Foto: Pablo García via Unsplash

En Acapulco, México, hay un lugar que pasó de ser un ritual de iniciación para los hombres locales a una aventura turística para los arriesgados. 

Se trata de un clavado que se hace desde un acantilado de más de 30 metros de altura al mar. Muchos jóvenes locales practican el momento perfecto para saltar desde muy pequeños, pues lo cierto es que hay una técnica para calcular el momento en que la ola y la corriente estén en el punto perfecto para saltar y no resultar herido. 

Independientemente de lo preparados que puedan estar para hacer el clavado, esta actividad es bastante peligrosa, incluso más para los turistas que llegan al lugar sin previo conocimiento e intentan realizarla. 

Gansbaai, Sudáfrica  

Foto: Marlin Clark via Unsplash

¿Alguna vez ha soñado con nadar con tiburones? En este lugar seguramente podrá hacerlo, pues sus playas están llenas de tiburones blancos. 

De hecho, uno de los atractivos turísticos más conocidos de Gansbaai es poder interactuar con estos animales desde la seguridad de una jaula que se sumerge en medio del mar. 

La selva amazónica 

Se trata del bosque tropical más extenso del mundo que cubre algunos lugares de Colombia, Bolivia, Brasil, Perú, Venezuela, Ecuador, Guyana y Surinam. 

Aunque definitivamente la oferta turística en la selva ha aumentado en gran cantidad, hay muchas partes de este bosque aún sin descubrir que podrían significar gran peligro para quienes se aventuran solos. 

Esto no solo debido a los animales salvajes con los que se pueden encontrar, desde jaguares hasta anacondas, sino también a algunos insectos con picaduras mortales para las personas. 

Además, teniendo en cuenta que hay grandes partes de este lugar aún sin explorar y que incluso los mejores guías recomiendan no caminar en la profundidad de la selva después de cierta hora, lo preferible es que si quiere recorrer este lugar lo haga con la compañía de un local experto. 

(Le puede interesar: Cuáles son los mejores lugares del mundo para hacer puenting).

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
diciembre
7 / 2022