SUSCRIBIRME
INICIO//Estilo de Vida//Guía para conocer los 34 autos deportivos más icónicos de la historia

Guía para conocer los 34 autos deportivos más icónicos de la historia

Diners eligió los mejores automóviles de la historia por sus aportes a la industria automotriz. Desde el primer BMW, hasta el Lamborghini Diablo. Véalos aquí.

Foto: Cortesía Casas Automotrices/ Fernando Marques- Unsplash CC BY 0.0/

Diners eligió los mejores automóviles de la historia por sus aportes a la industria automotriz. Desde el primer BMW, hasta el Lamborghini Diablo. Véalos aquí.

La emoción que transmiten los autos veloces empezó a finales del siglo XIX y principios del XX, cuando las grandes casas automotrices decidieron emprender una carrera para hacer el auto más veloz de la tierra. Algunas empezaron aumentando las válvulas de los motores, otras le apostaron a un diseño aerodinámico. La creatividad estaba puesta al servicio de la velocidad.

A continuación vea los autos deportivos más icónicos, desde 1902 hasta 2019. ¿Tiene alguno favorito?

Mercedes Simplex 60 PS (1902)

Mercedes Simplex

Foto: Wikimedia Commons/ Triple-green/(CC BY-SA 2.0)


El legendario diseñador Karl Benz no había creado su icónica marca cuando el Simplex 60 PS salió a las calles alemanas para demostrar el poderío de su motor y su carrocería. Era el único automóvil de la época en alcanzar los 113 kilómetros por hora, en sus modelos más rápidos.

El Mercedes Simplex respondió a cabalidad con los diseños que hoy en día se pueden ver: radiador en forma de panal de abeja, transmisión con múltiples velocidades, un pedal de acelerador, sistema de encendido eléctrico y una estructura de acero liviano.

Vauxhall Prince Henry (1911)

Prince Henry

Foto: Wikimedia Commons/ Herranderssvensson/ (CC BY-SA 3.0)


Diseñado por el piloto e ingeniero Laurence Pomeroy, de Inglaterra, este fue el primer automóvil catalogado como deportivo. En un principio fue diseñado para competir en la carrera contrarreloj del Grand Prix Car, en honor al príncipe Heinrich de Prusia. Sin embargo, su diseño atrapó la atención de la industria alemana, que lo convirtió en un ícono de innovación. Su motor de cuatro cilindros en línea y 3.0 litros de gasolina rompieron los 130 kilómetros de Mercedes.

Hispano- Suiza H6 Boulogne (1922)

Hispano Suiza

Foto: naddir  en https://en.wheelsage.org/


La carrocería deportiva de lujo del Hispano-Suiza H6 Boulogne fue diseñada por Marc Birkigt, un piloto de aviación obsesionado con los autos veloces. La marca española se considera un valuarte de la industria automotriz por sus aportes al mundo. Este auto fue el primero en tener un motor V12, utilizado en aviones, con un cigüeñal de siete rodamientos para acelerar la combustión.

Por otro lado, apareció en la serie de televisión australiana Miss Fisher’s Murder Mysteries, en 1923 y en la novela Bundle, de Agatha Christie, publicada en 1929.

BMW Dixi (1928)

BMW Dixi

Foto: Wikimedia Commons/ Vauxford/ (CC BY-SA 4.0)


Aunque el plan original de Heinrich Erhardt, fundador de BMW, era hacer armas para el ejército imperial, decidió optar por entrar a la industria del automóvil, que en esa época era una opción más económica. Fue así como lanzó el Dixi, un automóvil con la misma carrocería que el Austin Seven de Gran Bretaña, pero con un motor más potente, de cuatro cilindros en línea y un diseño de tracción trasera del motor delantero. Una innovación para la época.

Bugatti Type 5s (1931)

Bugatti

Foto: YouTube/ Automobile Classics.


Ettore Bugatti diseñó este auto en 1901, pero solo 30 años después pudo presentar su automóvil en la Exposición de Milán donde ganó el reconocimiento del Barón de Dietrich, quien dirigió la fábrica de automóviles en Niederbronn, Francia. El Type 5s tuvo un motor de cuatro cilindros y una transmisión manual de cuatro velocidad que llegaban a 140 kilómetros por hora.

Alfa Romeo 8C 2900 (1935)

Alfa Romeo

Foto:  Wikimedia Commons/ SOCIALisBETTER/ (CC BY 2.0)


Este automóvil es mundialmente conocido por ser unos de los vehículos más populares de la posguerra. De hecho, ganó el Concours d’Elegance en Pebble Beach, Estados Unidos, por su diseño futurista que le permitía alcanzar velocidades de 150 kilómetros por hora gracias a su aleación de aluminio y su motor de 8 cilindros en línea revestidos de acero para evitar la corrosión.

BMW 328 (1936)

BMW 328

Foto: Wikimedia Commons/ Lothar Spurzem/ (CC BY-SA 2.0 DE)


El ingeniero alemán, Fritz Fiedler, entregó el auto más liviano jamás fabricado de 1936: el BMW 328. Su motor con cámaras de combustión hemisféricas y su bastidor tubular (el esqueleto del carro) permitieron que alcanzara los 150 kilómetros por hora. Participó en numerosas carreras, como la Mille Miglia de 1938 y las 24 horas de Le Mans de 1939. Está catalogado como uno de los mejores 25 autos del listado para el Automóvil del siglo.

Maserati A6GCs/ s3 Berlineta (1952)

Maserati Berlineta

Foto: Wikimedia Commons/ Stahlkocher/ (CC BY-SA 3.0)


Este auto deportivo de 6 cilindros y 1500 centímetros cúbicos de 65 caballos de fuerza fue una de las primeras obras de Alfieri, uno de los hermanos Maserati y se conviritó en uno de los más exclusivos de la marca, solo produjeron cuatro ejemplares.

BMW 507 (1956)

BMW 507

Foto: Wikimedia Commons/ Stefan Krause/ (CC BY-SA 3.0)


Este fue el primer auto de BMW cuya carrocería completa se hizo en aluminio, lo que le permitía mantenerse en el peso límite para soportar su motor V8 de 3.200 centímetros cúbicos, alimentado por dos carburadores, que le proporcionaban 150 caballos de potencia.

Mini (1956)

Mini 1956

Foto: Wikimedia Commons/ ChickenFalls/ (CC BY-SA 3.0)


Este ícono de los años 60 ingresó al mercado como un nuevo prototipo de autos deportivos. Su distribución ahorradora economizó espacio y gasolina, además, sus colores llamativos y su potente motor de 1300 centímetros cúbicos, lo llevaron a ser uno de los más vendidos de la década.

Bizzarrini Strada (1965)

Bizzarrini Strada

Foto: Twitter/ @origincars.

Vea tambien: Conozca los mejores cursos gratis de programación en Harvard


Cuando una carrocería italiana se junta con un poderoso motor V8 estadounidense, tiene todo para ser uno de los modelos más codiciados por los amantes de la velocidad. El Bizzarrini Strada ganó carreras importantes como las GT de Le Mans de 1964 y 1965.

Chevrolet Camaro (1966)

Camaro Chevrolet

Foto: Wikimedia Commons/ (CC BY-SA 3.0).


El primer Camaro de la historia fusionó el motor V8 de un auto deportivo y el diseño de un Corvette con mayor cilindraje. Su guardabarros, tapa de gasolina y botón de bocina se convirtieron en un ícono de la industria automotriz. Finalmente, alcanzó la fama mundial por su participación en la carrera de las 500 millas de Indianápolis en 1967.

BMW 2002 (1966)

BMW 2002

Foto: http://classiccardb.com/


El deportivo con piel de limusina fue una de las grandes entregas de BMW de los años sesenta y setenta. Este coche clásico posee un motor de cuatro cilindros, distribución de 8 válvulas, tracción trasera y una caja de cambios manual de 4 velocidad. Su gran aporte: llegar a los 160 kilómetros en 31.7 segundos.

Ferrari 365 GTB Daytona (1968)

Ferrari 365

Foto: Wikimedia Commons/ Mateo «TT» Stuchi/ (CC BY-SA 2.0 DE)


BMW M1 (1970)

BMW 1970

Foto: Piqsels/ (CC BY- 0.0)


Conocido en el mundo como Daytona, este vehículo ganó su nombre en la popular competición de las 24 horas en Estados Unidos. El Ferrari se posicionó en el primer lugar, luego de presentarse en el Salón del Automóvil de París de 1968.

Con 1,14 metros de altura, motor central M88/1, 277 CV de potencia y seis cilindros en línea, este auto deportivo se convirtió en uno de los favoritos del público en la década de los 70. Su innovación fue la inyección de gasolina Kugelfischer, que lo ayudó a llegar a los 260 kilómetros por hora en 7 segundos.

BMW 3.0 CSL (1972)

BMW 1972

Foto: Flickr/ Rutger van der Maar/ (CC BY 2.0)


BMW afrontó el reto de rediseñar uno de sus clásicos, el coupé CS 3.0, en un vehículo veloz para los circuitos más exigentes del mundo. Para ello perfilaron las puertas del auto e incluyeron alerones traseros para cortar el viento con mayor facilidad.

Mazda RX7 FD3S (1979)

Mazda RX7

Foto: Wikimedia Commons/ Taisyo / (CC BY-SA 3.0)


La compañía de autos japonesa incluyó en este modelo un motor rotativo de 2 rotores y 1.3 litros, con 255 caballos de potencia, que le ayudó a llegar a los 100 kilómetros por hora en 5,2 segundos, rompiendo todas las marcas establecidas. El vehículo supera con facilidad los 256 kilómetros por hora.

BMW M3 (1986)

BMW M3

Foto: Wikimedia Commons/ Rudolf Stricker/ (CC BY 0.0)


BMW combinó lo mejor de los autos de competencia con las calles para diseñar este auto deportivo, conocido popularmente como el “Súper 3”. Con una potencia de 200 caballos de fuerza, llegó a los 100 kilómetros por hora en 6,7 segundos.

Cizeta Moroder (1988)

Cizeta Moroder

Foto: Wikimedia Commons/ Craig Howell/ (CC BY 2.0)


Claudio Zampolli, ex trabajador de Lamborghini, creó este auto deportivo, superior a los entregados por Ferrari, Lamborghini y Maserati, gracias a su motor de 16 cilindros y su distancia tan corta del suelo (7 centímetros), sorprendió a los amantes de los automóviles. Llegaba a los 100 kilómetros en 4,5 segundos y alcanzaba 328 en velocidad máxima.

Volkswagen Corrado (1989)

Corrado

Foto: Wikimedia Commons/ Hans-Christian H/ (CC BY-SA 2.5)


El coupé de tres puertas fue uno de los autos deportivos más lujosos y elegantes de la Volkswagen. Vale la pena destacar sus líneas robustas en diseño y sus llantas anchas, ideales para correr con estabilidad a 225 kilómetros por hora.

Lamborghini Diablo (1990)

Lamborghini

Foto: Wikimedia Commons/ Adrian Pingstone/ Dominio Público


Alcanzar los 100 kilómetros en 3,95 segundos llevó a Lamborghini a romper los estándares de los autos deportivos en el mundo. Además, alcanzó los 330 kilómetros por hora, lo que llevó a la casa bolognesa a bautizarlos con el nombre del toro que enfrentó el español José de Lara el 11 de julio de 1869, quien protagonizó la que se conoce como la corrida más feroz de la fiesta brava.

Bugatti EB110 (1992)

Bugatti

Foto: Wikimedia Commons/ Lothar Spurzem/ (CC BY-SA 2.0 DE)


Este auto sirvió para rendirle un homenaje a los 110 años del nacimiento de Ettore Bugatti, creador de la marca. Para ello, la casa francesa lanzó este súper deportivo de lujo con un motor V12, 60 válvulas y cuatro turbocompresores, que le sirven para transmitir potencia a las 4 ruedas por medio de una caja de cambios manual de 6 velocidades.

McLaren F1 (1993)

McLauren

Foto: Wikimedia Commons/ Craig James/ (CC BY-SA 4.0)

Vea tambien: 4 productores que le apuestan a la miel especial en Colombia


La empresa británica diseñó este súper deportivo para las 24 horas de Le Mans, convirtiéndose así en el primer coche en ganar la prueba en su debut, además de competir en el Campeonato Japonés de Gran Turismo y el Fia GT con su velocidad máxima de 336 kilómetros por hora.

Dauer 962 (1993)

Dauer

Foto: Barry W Prest/ Pinterest


Aunque solo se fabricaron 13 vehículos de este tipo, porque infringieron las normas internacionales de circulación, se le conoció como el vehículo más veloz de la competencia de Le Mans en 1994. Su motor de 6 cilindros logró llegar a los 100 kilómetros en 2,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 404 kilómetros por hora. Una obra de arte de la adrenalina.

Mitsubishi Eclipse GSX (1995)

Toyota

Foto: forzamotorsport.fr/ Pinterest.


Fue el primer carro de la casa japonesa que contó con un motor turbocargado de 2,0 litros y 16 válvulas, además de poseer tracción en sus cuatro ruedas para mejor desempeño en la pista. Su spoiler largo inspiró los mejores diseños de los autos deportivos de los 2000. Finalmente entró a esta lista porque fue el primer auto que eligieron los productores de la saga Rápidos y Furiosos. ¿Lo reconoce?

Mini Cooper Seven (2000)

Mini Seven 2000

Foto: https://www.netcarshow.com/


Este modelo revivió el Classic Mini con los colores Old English White, Solar Red y Black. Más allá de tener un motor para revolucionar, se convirtió en una pieza de colección de los que solo se fabricaron 374 para Reino Unido y 1707 para el resto del mundo.

Enzo Ferrari (2002)

Ferrari

Foto: ferrari.com


Este fue el último modelo presentado por Enzo Ferrari, considerado como uno de los padres de los auténticos autos deportivos. El principal objetivo de este vehículo fue reducir el tiempo entre cambio y cambio para aumentar los segundos de reacción a 0,150 milisegundos. Su motor V12 en la parte trasera y su carrocería de aluminio le permite alcanzar los 100 kilómetros en 3,3 segundos, recorrer 1000 metros en 11 segundos y alcanzar los 366 kilómetros por hora.

Ford GT (2003)

Ford GT

Foto: Wikimedia Commons/ Stefan-Xp/ (CC BY-SA 3.0)


Ford no se quiso quedar atrás en la carrera por el auto más veloz del mundo. Lanzó su GT que logró 4 victorias consecutivas en la carrera de Le Mans con su motor V8 y la implementación de fibra de carbono para aligerar el peso del vehículo y llegar a los 330 kilómetros por hora.

Mini Cooper S (2005)

Mini Cooper 2005

Foto: Wikimedia Commons/ Jonas M. Luster/ (CC BY-SA 2.0)


Esta vez Mini Cooper le apostó a un auto veloz con su motor de 1,6 litros, ideal para correr en las ciudades británicas. Su motor supera a las otras líneas de Mini Cooper, incluso el mismo 1,8 turbo de 150 CV, pero uno de sus grandes defectos fue el consumo exagerado de gasolina.

Lexus LFA (2010)

Lexus

Foto: Wikimedia Commons /Altair78/ (CC BY 2.0)


 

Toyota lanzó su línea de autos super deportivos de dos puertas fabricados por Lexus. Este vehículo logró alcanzar los 100 kilómetros en 3,7 segundos, con un velocidad máxima de 329 kilómetros por hora con un motor V10. Su fabricantes atribuyeron su velocidad al diseño, no al motor.

BMW i8 (2014)

BMW i8

Foto: Wikimedia Commons/ Comyu/ (CC BY-SA 3.0)


Este coupé concuerda perfectamente con la descripción de velocidad, adrenalina y emoción detrás de un volante. Su motor híbrido de gasolina y electricidad genera 374 caballos de fuerza y acelera de 0 a 100 kilómetros en 4,4 segundos, lo que lo hace uno de los autos eléctricos más rápidos del mercado.

Maserati Alfieri (2016)

 

Foto: Wikimedia Commons/ Autoweek USA/ (CC BY 2.0)


Este auto coupé tiene dos presentaciones igual de atractivas. Por un lado, una versión eléctrica con un motor Tesla Roadster y otra versión híbrida con un motor de combustión interna empleando el Maserati Ghibli, que cuenta con 400 caballos de fuerza.

Jaguar F-Type R (2017)

Alfieri Maserati

Foto: Flickr/ Jaguar MENA/ (CC BY 2.0)


Con su motor V8 y 550 caballos de fuerza este Jaguar F- Type R llega a los 100 kilómetros en 3,2 segundos, además de alcanzar los 320 kilómetros por hora.

BMW M5 Competition (2019)

BMW 2019

Foto: BMW.


Este modelo se precia por ser el más potente de los modelos M de BMW. Su agilidad, rendimiento y precisión al volante lo convierten en uno de los favoritos del año con sus 617 caballos de fuerza y su motor V8 de 4,4 litros, lo que le da un tiempo de aceleración más rápido pasando a los 100 kilómetros en tan solo 3.1 segundos, sin contar con sus 8 velocidades que le ayudan a experimentar toda la velocidad que ofrece su motor.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Junio
10 / 2019

LO MÁS COMPARTIDO

junio 26, 2020 VER MÁS

Send this to a friend