¿Se puede recorrer el mundo con los hijos al hombro?

Diners conversó con Marcela Mariscal, una de las blogueras más exitosas de toda Latinoamérica sobre su libro, escrito con otros 7 ‘bloggers’, su experiencia y su secreto para viajar por el mundo en familia.

Dos peruanos, dos argentinos, dos colombianos, una española y una venezolana están reunidos en el Aeropuerto Internacional de México. Parecen un circo internacional por los morrales, las barbas de tres días y los múltiples acentos que se oyen al pasar.

Sin embargo, se trata de un grupo de “viajeros profesionales” que se dedicaron a hacer de su pasión un trabajo y un estilo de vida. Ellos crearon 3 Travel Bloggers, una serie web en la que recorren el mundo tomando fotos, alojándose en hoteles de lujo, probando cientos de restaurantes en pareja, solos o en familia.

A su vez esta tribu, como se hace llamar, está conformada por Daniel Tirado (Viajando sin papel higiénico); Laura Lazzarino (Los viajes de la nena); Toya Viudes (Colombia de una); Juan Villarino (Acróbata del camino); Arturo Bullard (Trotamundos); Arianna Arteaga (La pequeña comeflor); Marcela Mariscal y Jose Luis Pastor (See Colombia Travel).

Estos últimos, una pareja conformada por una colombiana y un peruano que se conocieron por Facebook, viajan por el mundo con María del mar, su primogénita, quien a sus 5 años es la compañera de viajes y aventuras de sus padres, desafiando a quienes dicen que no se puede tener una vida de viajante después de tener hijos.

Diners conversó con Marcela Mariscal sobre su secreto para ser madre, bloguera, empresaria, esposa, y viajera a la vez. Si quiere conocer la historia y los secretos de todos estos viajeros consiga su libro ‘Sí se puede vivir viajando… o de cualquier cosa que te apasione’aquí.

¿Qué cambió en su vida como viajera antes y después del nacimiento de María del Mar?

Lo primero que hay que hacer es el duelo para afrontar la pérdida de libertad y seguir. Lo siguiente es organizarse. El hecho de tener hijos no significa que toque echar raíces tan grandes que lleguen al centro de la tierra, si no echar raíces móviles, porque hay que adaptar nuestro estilo de vida de tal forma que funcione.

Eso sí, lo más importante es que la gente entienda que esta es mi experiencia y que es lo que me ha servido a mi. Pero lo que decida cada uno es súper válido y es lo que cada uno tiene que vivir.

¿Alguna vez se le pasó por la cabeza dejar de viajar por su hija?

No, nunca. De hecho, los primeros seis meses con Maria del Mar fueron duros porque nos tocó quedarnos quietos. Luego viajamos a Palomino, al mar, porque tocaba hacerle honor al nombre de nuestra hija.

El tiempo que nos tocó quedarnos quietos me estaba enloqueciendo, pero nos ayudó a enfrentar todas las preguntas de padres como: ¿qué pasa si le empieza a doler el oído? ¿qué hago si vomita en el avión?, pero una vez arrancamos comprobamos que efectivamente sí se puede viajar con hijos.

¿Cómo hacen para acomodar las experiencias del viaje a la vida de padres de familia?

Es un tema muy personal, muy de familia, porque nosotros somos muy abiertos con Maria del Mar, porque sería absurdo que con nuestro estilo de vida no le mostremos las cosas que hay.

Obviamente todo lo ponemos en un lenguaje adecuado para que la niña aprenda y entienda.

En el tema de los restaurantes es sencillo porque cargamos una sillita súper chévere, que cabe en la maleta, y ahí la ponemos a pintar o le ponemos juguetitos en la mesa mientras comemos.

De las anécdotas que más recuerdo está la del viaje a Portugal en 2016, que era un tour gastronómico. Allí nos la pasamos tomando vino desde el desayuno hasta la cena.

En este lugar tuvimos la oportunidad de presentarle a María del Mar todo el tema milenario de los vinos. Vimos cómo se cultivan los viñedos, entramos a cavas de 120 años, e incluso la dejaron cargar una botella de tres mil dólares -yo me quería morir-. El reto fue presentarle este tema de tal forma que sea enriquecedor para el niño y para ti.

Otra gente preferiría no hacer un tour de este tipo porque no es apto para niños, pero nosotros decidimos hacerlo, de tal forma que ella y nosotros disfrutáramos del viaje.

Ustedes resaltan otros efectos positivos de viajar con niños, como por ejemplo, que reconozca un Picasso. ¿Qué otros puede nombrar?

Su visión del mundo, la visión de la igualdad. Para ella cruzar la frontera es muy fácil, para ella el mundo sí que es chiquitico. Creo que eso es lo más valioso, para ella no es imposible estar aquí y mañana estar en otro lado del mundo. También entender porque en otros lugares del mundo a mujeres con la cara tapada y entender por qué lo hacen y respetar es muy lindo y de pronto hacer lo mismo que ellos porque estamos en su país.

¿Cuál es el secreto para ser mamá, viajera, esposa, bloguera, y empresaria?

Sacar tiempo para mi. Yo soy todo eso, pero ya cuando la olla express está a punto de pitar me voy a bucear y a montar caballo dos veces por semana, donde sea que esté. Estas son mis válvulas para bajar la presión.

Esto se lo recomiendo a papás, mamás, y todas las personas, que saquen un tiempo para usted, bien sea para leer un libro o practicar una actividad que les guste.

¿Cómo administra el tiempo de trabajo, con el de ser madre?

Es un tema complejo porque hay que ser muy organizados. Por ejemplo, nosotros cuando grabamos los capítulos para 3 Travel Bloggers tengo la mente pueda en dos objetivos: trabajar y hacer que María del Mar disfrute de eso.

Cuando viajo sola con María del Mar, me organizo de tal forma que estemos las dos felices, que no sea una carga para ella ni una carga para mi. También es crucial tomar los tiempos libres cuando diga nuestra hija para que duerma, vea televisión y descanse.

Organización es una de sus palabras claves, al igual que abrir y cerrar ciclos. ¿Cómo hace para abrir una nueva etapa de su vida sin miedo a soltar la que tiene asegurada?

Debo decir que es triste porque todos nos metemos en ese círculo vicioso de quedarte en algo que no te gusta o que ya no te está llenando. Pero básicamente es lo mismo: organizarse.

A mi me encanta que la gente deje sus trabajos y se vaya a viajar pero eso no se hace de la noche a la mañana, porque todos necesitamos plata para seguir. Hay que tener un plan B, C, y D, y tener tiempito.

El universo te va ayudando para dar ese paso y definitivamente hay que dejar el miedo. Si tu sueño es irte a viajar por el mundo durante un año, tienes que ahorrar, ahorrar, investigar, y ver en qué partes del mundo tienes amigos.

Por otro lado tienes que hacer un presupuesto de hospedaje, comida diaria y de ver qué eres capaz de hacer, ejemplo, de trabajar en un bar o limpiar los baños de un hotel. Todas esas preguntas hay que hacérselas antes de decir me voy a viajar por todo el mundo.

Tampoco se trata de tener 500 millones de pesos en la cuenta, no. Uno también puede viajar barato pero todo está en la planeación, porque si no logras tu objetivo, la frustración será mucho peor que el miedo que tenías antes de arrancar.

¿Qué siente cuando le dicen que su blog es el más visitado, en español y en inglés, del continente?

Se me eriza la piel y me siento super orgullosa porque ha sido un trabajo lindo, con subidas y bajadas. Hubo un tiempo en que dejé de escribir porque no podía, pero ahora tenemos un equipo de editores ingleses y estoy retomando el liderazgo del blog.

Espero seguir viajando con mi chiquita, sus hijos y sus nietos.

¿Cuál es su mayor reto luego de 7 años de éxitos con el blog?

El reto más grande es lograr enganchar a la gente con contenidos de calidad, porque ahorita la tendencia es hacer contenidos cortitos para que no tengan que leer mucho. Entonces ahora le apostamos a que la gente lea más. Queremos encontrar ese balance entre calidad y lo que hay que hacer.

No queremos generar contenido porque toca sino porque fluye.

Una de las anécdotas del libro es que usted escribió en un papel que quería casarse un hombre con ciertas especificaciones entre ellas que fuera extranjero. ¿Por qué?

Vivir afuera te cambia entonces yo estaba segura que no quería un colombiano. Además lo más lindo de todo es que el universo es infinito, entonces si tu quieres un extranjero con tres ojos y pelo verde seguramente lo vas a tener. Tú solo pide, que el universo provee.

Yo viví en Londres 10 años, cerré mi ciclo en Londres y me fui a viajar como guía turística, en ese momento me encantó Perú y me quedé allá y ahí tuve un novio y me enamoré y ese noviazgo duró como dos años y me devolví a Colombia.

Empecé a trabajar y en ese tiempo Jose me escribió por Facebook y dije: ‘Ay que churro, pero, ¿cómo así otro peruano?’ entonces le contesté y nos empezamos a mandar mensajes y la relación empezó a crecer a crecer y el decidió venir a Colombia a conocerme en persona y casi me muero. Entonces llegó a Bogotá, nos fuimos un fin de semana para Villa de Leyva y ahí decidimos que queríamos estar juntos. Luego me mudé con él a Buenos Aires.

¿Qué destino le recomendaría a los primíparos en viajes?

Lo primero es preguntarles qué les gusta, porque si no eres una persona de playa, pues no vayas allá. Tal vez lo mejor es pensar en ese destino que quiso ir en la infancia pero que nunca pudo.

Pero en mis destinos favoritos, a mi que me fascina la playa, Portugal, me parece un destino fantástico para ir con niños y para grandes porque cuando tu viajas encuentras una mezcla donde los papás y los hijos se sientan a gusto.

En Colombia me encanta Palomino, que es muy tranquilo, la Zona Cafetera que tiene de todo cultura, paisajes y piscina que nunca puede faltar.

Articulos Relacionados

  • Música nueva: Rosa Rosa
  • Playlist: las mejores canciones de Rihanna
  • Dos nuevos tráilers de Netflix
  • Calvin Klein deslumbró en la Semana de la Moda de Nueva York