Las Áñez, una experiencia sensorial orgullosamente latina

Diners conversó con Juanita y Valentina sobre sus orígenes, la inspiración y sus referentes musicales a propósito de su participación en el Festival Estéreo Picnic 2022.
 
Las Áñez, una experiencia sensorial orgullosamente latina
Foto: Carátula RGB/ Las Áñez/ Reflexión /
POR: 
Óscar Mena

Juanita y Valentina Áñez Rothmann nacieron bajo el tórrido cielo de Bogotá. Desde niñas crecieron con la música de Violeta Parra, Mercedes Sosa y otros referentes musicales de Latinoamérica. Antes de la existencia de las redes sociales, las hermanas se podían comunicar casi telepáticamente. No saben si es por ser gemelas y compartir la misma pasión por la vida, pero cuando Juanita comienza una frase, Valentina la termina.

Así mismo pasa en su proyecto musical, Las Áñez, el cual tuvo reconocimiento internacional con sus primeros álbumes Silbidos y Al Aireambos de 2017, donde acompañadas de un teclado, una estación de loops y una percusión, combinan el folclor latino con música contemporánea. De esta forma son capaces de llevar a sus oyentes por un viaje sideral en donde se mezcla lo orgánico, lo espontáneo y lo natural con sus voces en un coro unisonoro.

Antes de la pandemia estaban de gira por Europa y Latinoamérica. Luego, con la llegada del 2020, aprovecharon el encierro para producir y lanzar Reflexión, su tercer álbum de estudio, que muestra una interesante evolución sonora y de letras en las que escuchamos himnos como En la lucha, Al Tiempo y Presente Simple, canciones que hablan de un sentir como pueblo latinoamericano.

No por nada su proyecto musical ha recibido la bendición de referentes nacionales e internacionales como Andrea Echeverri, Edson Velandia, Marta Gómez y el argentino Kevin Johansen, entre otras personalidades de la música en Latinoamérica.

Ahora, Las Áñez se preparan para dar un espectáculo sin precedentes en el Festival Estéreo Picnic 2022. Diners conversó con ellas al respecto:

¿Cómo se sienten al ser parte del cartel oficial de Estéreo Picnic?

Juanita Áñez: Primero que todo, nos sentimos incluidas, porque somos parte de una variedad impresionante de música y de una apertura mental del público que está dispuesto a escuchar diferentes tipos de atmósferas que no todas son ni bailables, ni rockeras, sino que a veces empiezan a converger nuevos mundos y eso es lo más bonito de ser parte del Festival Estéreo Picnic.

Lo nuestro no es un solo género cerrado, sino que tiene un poquito de canción de Latinoamérica, pop, jazz y música de vanguardia

No cualquier artista puede decir que Andrea Echeverri y Edson Velandia participaron en su primer álbum…

Valentina Áñez: Nos sentimos muy honradas, son artistas que tienen una sabiduría especial. Es muy bonito como se dieron las cosas, porque para empezar les compartimos una canción y ellos sintieron una conexión especial.

Así fue que se unieron al proyecto de forma generosa, en el que aprendimos y compartimos esos sonidos.

En cuanto a las letras, ¿existe alguna postura política o mensaje revolucionario en sus canciones?

Juanita Áñez: Nuestras canciones se tratan de temas muy diversos, porque en realidad nuestro mensaje es el sonido en sí mismo.

Valentina Áñez: Nosotras vemos las canciones más como tres minutos de atmósfera. Y claro, la letra hace parte de eso, pero no es lo principal, sino la conexión que se crea en vivo.

Hablando de conexiones, ¿qué han planeado para conectar con el público tan diverso de Estéreo Picnic?

Juanita Áñez: Nos gustaría que fuera un momento de escucha, de sorpresas. Siempre intentamos tener ese elemento de sorpresa en la música y de reflexión, así como se llama nuestro último disco.

También le puede interesar: Armenia, la banda colombiana que todos deben escuchar

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
marzo
4 / 2022