SUSCRIBIRME

¿Qué es y a qué sabe la comida ultracongelada?

El escepticismo sobre la comida ultracongelada está latente en el país. Por eso en Diners, la probamos y nos llevamos una sorpresa.

Foto: Cortesía PicSabores

El escepticismo sobre la comida ultracongelada está latente en el país. Por eso en Diners, la probamos y nos llevamos una sorpresa.

Comida ultracongelada. Lo primero que se me viene a la mente con estas dos palabras son químicos, aditivos, conservantes y la vez que intenté preparar unos nuggets de pollo y empezaron a saltar de la paila de aceite caliente. Sin duda, un mal recuerdo con algunas quemaduras.

Sin embargo, en estos tiempos de cuarentena volteé a mirar a aquella categoría que había omitido de mi vida hasta hoy.

Estaba cansado de la acumilación de olletas, pailas, platos y el desastre que se forma en mi cocina todos los días a la hora del almuerzo. Sin mencionar las salidas frecuentes al fruver para seleccionar un par de tomates, papas y cebolla, para al final darme cuenta de que la mitad de estos productos terminaban en la caneca, porque ya estaban pasados o simplemente hacían parte de la merma.

Cansado de esta rutina gastronómica intenté con la comida rápida, que me sirvió durante una semana. Luego no pude pasar otras rebanada de pizza y finalmente caí rendido a los alimentos congelados.

La prueba de fuego

Navegando por internet encontré PicSabores, una página web en la que me prometen comidas saludables, caseras y gourmet. Así es, estas tres características en un solo plato. Sin dudar dos segundos hice el pedido y me llegó a la casa en una caja que contenía un pollo teriyaki, un ajiaco, una lasagna mixta y un lomo stroganoff ultracongelados y empacados al vacío.

Leí las instrucciones con cierto escepticismo: “Ponga el producto en agua caliente, incluso con bolsa, y espere de 10 a 12 minutos. Luego saque de la bolsa y sirva”. ¿Tan fácil? ¿Qué tal el plástico se derrita o que me quede sabiendo a raro por la bolsa? ¿Y si no me gusta?

Lo serví como indican las instrucciones. El olor de la comida me sorprendió porque parece como si lo hubiera hecho en casa.

Después del primer bocado no me pude detener, la salsa del pollo teriyaki estaba en su punto, la textura de lomo stroganoff era perfecta, el ajiaco sabía a ajiaco y la lasaña mixta tenía un queso que se derretía como si hubiera estado en el horno por 20 minutos.

Para mi sorpresa estuve buscando la tabla nutricional para saber qué aditivos tenía y no los encontré, por eso me puse en contacto con su gerente general Sandra Pulido.

Vea tambien: Cómo escoger y dónde comprar la bicicleta perfecta para usted en Bogotá

No es congelado, es ultracongelado

Sandra Pulido, gerente general de PicSabores, me explicó que la comida no tenía ni un miligramo de aditivos ni conservantes. De hecho, solo son alimentos caseros hechos por un experto chef.

“Nosotros preparamos productos con ingredientes totalmente frescos y de la más alta calidad. Una vez preparados pasan directamente a la máquina de ultracongelación donde en una hora bajan a -18 grados centígrados, provocando un choque térmico, luego son empacados al vacío en una bolsa certificada libre de BPA (producto químico del plástico que provoca cáncer)”, comenta Pulido.

Eso explica los pequeños cristales que protegen a la comida ultracongelada. “A diferencia de los alimentos congelados, esta técnica nos permite que los nutrientes, sabores y olores permanezcan intactos”.

El origen de PicSabores

Aunque los ultracongelados existen desde los años 80, casi ninguna empresa en Colombia se animó a traerla. Sin embargo, el chef Andrés Cano Busquets la importó para poner a prueba todos sus conocimientos y el gran reto de romper el paradigma que aún gira sobre la comida ultracongelada en el país.

Vea tambien: 7 trucos para preparar café como un barista profesional

Cano, quien desarrolló su pasión por la gastronomía después de haberse casado con Sandra Pulido y haber tenido a sus hijos, le apostó a crear una empresa en la que todas las personas pudieran disfrutar de un alimento típico, balanceado y nutritivo.

De ahí que empezó a desarrollar diferentes estudios con nutricionistas y expertos chefs hasta darse cuenta de que tenía una gran idea entre manos. Lastimosamente, Andrés Cano Busquets falleció el 25 de diciembre de 2018 y su esposa e hijos (después de algunas batallas legales) se quedaron con el negocio que hoy parece la solución para las comidas en casa durante la cuarentena.

El presente y futuro de la comida ultracongelada

Después de probar los platos de PicSabores y buscar algún punto de quiebre en sabor, textura, apariencia, no lo encontré. Le pregunté a Pulido sobre el futuro del negocio y parece bastante prometedor.

“Cuando restablecimos la empresa, vi algunas anotaciones de Andrés en las que describe el futuro de la comida ultracongelada como una alternativa para aquellas personas que vivan solas, tanto ancianos como jóvenes, ejecutivos sin tiempo libre e incluso para los mismos chefs que llegan rendidos a la casa y lo último que piensan es en meterse a la cocina”, cuenta Pulido.

Es así como PicSabores hasta la fecha cuenta con más de 40 referencias en las que hay sopas, cremas, carnes, pollos, frutos del mar e incluso preparaciones exóticas como la clásica paella valenciana.

Sin embargo, Pulido asegura que llegarán platos enfocados en el público vegano y vegetariano que incluye carne de hamburguesas, sopas de vegetales, entre otros alimentos a base de plantas.

Vea también: Conozca las mejores alternativas de comida a domicilio

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Junio
10 / 2020


Send this to a friend