Lego House no es otro parque cualquiera

Este edificio de 12 mil metros cuadrados abrió sus puertas para compartir un espacio para nuevas oportunidades de aprendizaje y desafíos. Así es el nuevo paraíso de Lego.

Lego House, construido por el Grupo Bjarke Ingels (BIG), quiere romper todos los esquemas de entretenimiento, empezando con su fachada que alude a los famosos bloques de la compañía.

Azul, amarillo, verde son algunos colores que se pueden ver de la nueva casa de Lego ubicada en Billund (Dinamarca), ciudad dónde nació la empresa y funciona Legoland, el parque que recibe 2 millones de turistas al año.

Color splash by color splash! We're finally open. See you here? #LEGOHouse #HomeoftheBrick #colorsplash

A post shared by LEGO House (@legohouse) on

El Grupo Bjarke Ingel tardó 4 años en la construcción de la nueva estructura por su complejidad a la hora de ordenar los espacios de entretenimiento y por crear la sensación de que todo el edificio está construido con los pequeños bloques de plástico.

Su interior se compone de dos espacios en los que están expuestos ‘el árbol de la creatividad’, de 15 metros de altura y construido con más de 6 millones de piezas, y tres dinosaurios de igual tamaño. Luego vienen cuatro áreas dónde los visitantes pueden explorar y disfrutar de diferentes formas. La experiencia está determinada por los colores de cada espacio.

Por ejemplo, el rojo es para desarrollar habilidades creativas; el verde para habilidades sociales; el azul para mejorar el desarrollo cognitivo y el amarillo para crear fortalezas emocionales.

“Siempre ha sido un sueño para mí crear un lugar que diera a nuestros visitantes la experiencia Lego definitiva. Con Lego House, celebramos la creatividad y la fortaleza del aprendizaje a través del juego. Cuando juegan, los niños aprenden las habilidades básicas que necesitan, como creatividad, colaboración y capacidad para resolver problemas” contó Kjeld Kirk Kristiansen, director de la compañía.

Esta nueva sede de Lego se quiere convertir en un espacio de educación, en donde todos los niños del mundo puedan venir a disfrutar de los bloques mientras aprenden las habilidades básicas para el futuro. Vale la pena destacar, que la casa cuenta con más de 100 empleados especializados en ayudar a los visitantes en encontrar las piezas para sus creaciones.

Lego House cuenta con más de 30 millones de bloques distribuidos por toda la casa para que los visitantes construyan sin ningún problema. Por otro lado, los niños tiene la posibilidad de encontrar varias zonas en la que más se sientan cómodos como sucede con Robolab, la habitación donde aprenden a programar y a construir robots personalizados.

Your food will be served by robots when you visit #LEGOHouse How cool is that?! #HomeoftheBrick #Robots

A post shared by LEGO House (@legohouse) on

Otros de los nuevos espacios que vale la pena destacar son los Double Train Builder, en la que los visitantes pueden construir una pista para poner a rodar los más de 100 trenes que están disponibles en la Lego House. Si se aburre de tantos bloques y piezas para construir, también hay una zona en la que podrá grabar su propia película Lego y compartirla con sus amigos en redes sociales.

La casa contará también con el primer restaurante oficial de Lego. Allí los comensales recibirán un paquete de figuras de Lego para que construyan su plato favorito, que será hecho por chefs disfrazados de figuras Lego.

Minifigures celebrating only days until the grand opening of #LEGOHouse #Countdown

A post shared by LEGO House (@legohouse) on

Los turistas que quieran hacer parte de esta experiencia tienen que reservar su visita desde ya a través del sitio oficial de Lego House con el fin de mejorar su experiencia sin tener que soportar largas filas. La entrada por persona cuesta 90 mil pesos, y con ella se garantiza que los visitantes pueden estar todo el tiempo que quiera dentro del nuevo edificio de Lego.

Aunque se trate de una apuesta por mejorar los ingresos de la compañía, que a principios de septiembre despidió a 1400 trabajadores, también busca ir más allá del juguete y vender la idea de que Lego es una herramienta que ayuda a los niños a desarrollar su propio mundo y habitar dentro de él.

“Cómo arquitectos y como personas, podemos imaginar en qué clase de mundo queremos vivir, por eso alentamos a los niños a diseñar y construir, para que en el futuro podamos vivir en él” cuenta el arquitecto Bjarke Ingels, de 43 años y director de Bjarke Ingels Group (BIG).

¿Qué espacio de la House Lego le gustaría visitar? escríbanos en el recuadro de comentarios

Articulos Relacionados

  • Playlist: la música que escucha Manuel Medrano
  • No se quede sin ver a los candidatos al premio Luis Caballero
  • El tráiler de Stranger Things ya está aquí
  • Estreno mundial de la ópera El último día de Francisco Pizarro