SUSCRIBIRME

¿Cómo cuidar a su adulto mayor en el aislamiento preventivo?

El presidente de la Asociación Colombiana de Gerontología y Geriatría, habló sobre cómo ayudar al adulto mayor en medio del aislamiento preventivo.

Foto: Edu Carvalho / Pexels

El presidente de la Asociación Colombiana de Gerontología y Geriatría, habló sobre cómo ayudar al adulto mayor en medio del aislamiento preventivo.

Es una dura realidad. En medio de la crisis que enfrenta el mundo, todos, sin excepción, debemos cuidarnos y protegernos, pero es importante extremar las medidas y cuidados con las personas mayores de 65 años, pues continúan siendo el grupo con el mayor índice de mortalidad por el COVID-19.

Diners conversó con Javier Cabrera, médico, especialista en geriatría y en gerencia hospitalaria de la Universidad Javeriana, y presidente de la Asociación Colombiana de Gerontología y Geriatría, quien explica cómo ayudar a los mayores en medio de esta situación, en un país donde se estima que existe un 9.1 % de gente mayor de 65 años, es decir, alrededor de unos 4 millones y medio de personas.

¿Qué cuidados físicos deben tener en cuenta los familiares que viven con personas mayores?

Se recomienda que los adultos mayores realicen rutinas diarias de actividad física por lo menos durante treinta minutos. La Organización Mundial de la Salud sugiere, además, que si están sentados, deben levantarse a caminar y hacer estiramientos durante tres minutos, cada media hora. También es importante que tengan actividad mental con unas estrategias cognitivas que les ayuden al rendimiento cerebral y que realicen ejercicios que habitualmente no se hacen, como cálculos, sopas de letras y juegos de mesa.

¿Qué recomendaciones de higiene y limpieza se deben seguir si una persona sale a la calle y vive con un adulto mayor?

Evitar tocar superficies en la calle, mantener el distanciamiento de uno a dos metros con otras personas, realizar un lavado constante de manos, llevar consigo un gel hidroalcohólico, con una solución de alcohol mayor al 70 %.

Si tiene algún síntoma respiratorio, debe utilizar un tapabocas; si estornuda, hay que taparse con el pliegue del codo o utilizar un pañuelo desechable, que se debe botar y lavarse las manos de inmediato. En la casa se debe designar un área para dejar los zapatos que utilizó esa persona en la calle, tener un spray con alcohol para hacer una desinfección completa al ingresar, y cambiarse de ropa una vez se entra.

También es importante resaltar que, en este momento, hay una alerta mundial por el aumento de la mortalidad en los hogares geriátricos. En España, por ejemplo, el 36 % de mortalidad se encuentra en estos lugares. Este es un hecho que no podemos tomar como lejano y que puede ocurrir en Colombia. Es importante invitar a todas las personas mayores sanas y a los cuidadores de personas mayores enfermas a extremar las medidas preventivas para evitar el contagio, especialmente en estos hogares.

¿Qué consejos le daría a los familiares para que la convivencia no se torne tensa?

Lo primero es entender que esta es una situación bastante compleja, donde se mezclan problemáticas económicas, sociales y de salud que nos ponen tensos a todos. Así que hay que cambiar el chip en la familia, entender que esto no es un encierro, que todos nos estamos cuidando.

Se trata de evitar el contagio por coronavirus para disminuir la posibilidad de que personas en nuestras propias familias fallezcan. Es el momento de sacar lo mejor de nosotros.

La mayoría de las personas mayores son sanas, activas, entienden y están haciendo bien el distanciamiento físico. Sin embargo, hay otro porcentaje que está enfermo y que requiere cuidados y ahí la responsabilidad recae sobre los cuidadores, quienes deben llevar sus labores con paciencia y comprensión.

No podemos olvidar que los adultos mayores son los que construyeron nuestra sociedad, nuestras familias y debemos estar muy agradecidas con ellos.

Vea tambien: Música: 3 lanzamientos que le apuestan a la resiliencia

Si, por el contrario, son adultos mayores que viven solos y tienen más de 70 años, ¿qué rutinas deben seguir?

La recomendación inicial de las personas mayores que vivan solas es que no salgan. La idea es que busquen apoyo en familiares más jóvenes para que les entreguen suministros de alimentación e insumos para su cuidado.

Debemos minimizar las visitas a solo las necesarias, es mejor no exponerlos. Si se les van a llevar mercados, que en lo posible sean grandes y con alimentos no perecederos. Si piden domicilios, hay que tener un gran cuidado, pues es necesario desinfectar los elementos que les traigan, procurar no manejar dinero en efectivo y que el contacto con la persona también sea mínimo.

Es importante mantener una comunicación telefónica muy frecuente, varias veces al día, pues esto les permite sobrellevar este momento complejo. También se puede pedir la ayuda de vecinos y amigos.

Si, en últimas, una persona mayor debe salir a realizar sus trámites, es importante que siga todas las recomendaciones extremando las medidas preventivas. En esta pandemia lo peor que nos puede pasar es pensar que no nos va a pasar a nosotros.

Adulta mayor en aislamiento
Andrea Piacquadio / Pexels

Si un adulto mayor sufre de algún tipo de demencia, como alzheimer, ¿cómo deben actuar los familiares en el confinamiento?

Las personas con alzheimer requieren de unos cuidados especiales. Esta enfermedad hace que la persona tenga un problema con la memoria reciente y también suelen tener síntomas psicológicos y conductuales asociados, como ansiedad, depresión e inconvenientes para dormir.
Está bien decirles la verdad sobre los hechos, pero es mejor no comentar con ellos noticias que les generen angustia.

Sabemos que, lo normal, es que pasadas algunas horas ellos vuelvan a preguntar por qué no pueden salir o por qué sus familiares no los visitan. Aquí es máxima la responsabilidad de las personas cuidadoras. Nos podemos inventar estrategias como decirles que sus hijos lo visitaron esta mañana o que hace poco salieron al parque. Hay que utilizar un lenguaje amigable, tranquilo y unas estrategias de cuidado. No significa que les estemos mintiendo, pero esto facilita su cuidado y nos permiten llevar mejor el día a día, y más si tenemos en cuenta que esto no es algo a corto plazo y nos vamos a demorar, al menos, hasta el 31 de mayo.

Cuarentena
Nick Karvounis / Unsplash

¿Tiene algún tipo de recomendación en la dieta alimentaria?

Las recomendaciones nutricionales no son diferentes a las usuales. Las personas mayores no pueden descuidar su alimentación en estos días y la familia debe hacerles seguimiento de lo que comen. Un factor que aumenta la mortalidad es la malnutrición, que no hace solo referencia a la desnutrición sino también a la obesidad. Ambas condiciones pueden jugar un papel negativo muy importante frente al contagio del virus.

¿Podría recomendarnos páginas web que resulten útiles para ayudar a un adulto mayor en casa?

Lo importante es buscar estrategias con la terminología correcta. Si buscamos en internet cosas como ‘actividades para hacer con las personas mayores’, nos pueden aparecer muchas páginas, pero si buscamos ‘estimulación cognoscitiva para personas mayores’, o ‘cómo mantener la funcionalidad de un adulto mayor’ y luego miramos que los profesionales de la salud que hayan desarrollado estos contenidos tengan experiencia con este grupo de la población, disminuiríamos la posibilidad de cometer errores.

Vea tambien: Álvaro Mutis visto por Gabriel García Márquez

Se conoce que condiciones preexistentes como la diabetes y la hipertensión, pueden complicar la situación de un adulto mayor infectado con COVID-19. ¿Por qué pasa esto y qué otras condiciones pueden complicar el estado de un paciente?

Hay dos grupos de poblaciones donde la mortalidad es mayor: en las personas mayores de 60 años y en las personas con enfermedades previas, como las cardiovasculares, las respiratorias crónicas, la diabetes y el cáncer. Son enfermedades donde el sistema inmune puede estar comprometido, sobre todo en la diabetes y el cáncer, no solo por la inflamación generalizada del organismo, sino también por los tratamientos que se realizan, como en el del cáncer, donde lo primero que se busca es inmunosuprimir la capacidad de defensa del organismo.
Se ha descubierto, además, la presencia de algunos receptores que pueden facilitar el ingreso y el compromiso del virus en diferentes órganos. Estos son receptores que se encuentran, sobre todo, en el sistema cardiovascular. Entonces, personas con hipertensión arterial o que hayan sufrido infartos, pueden estar más expuestos.

En caso de que un adulto mayor presente algún síntoma del COVID-19, ¿qué pasos deberían seguirse?

En esta etapa de mitigación, donde todos pasamos a ser sospechosos de tener el virus, el primer paso es estar atentos a los síntomas. La presencia de tos con más síntomas respiratorios, con o sin fiebre, puede significar el inicio de la infección por este virus.

Hay que mantener la calma y buscar la comunicación con alguna línea de atención; en Bogotá, la línea es la 123, pero hay que buscar la de cada ciudad y tenerlas a la mano. Allí lo orientarán y, si es necesario hacerse la prueba, se la harán en casa. Si la persona mayor tiene unos síntomas ya de gravedad, como una fiebre persistente mayor a 38 grados o dificultad para respirar, es importante consultar de inmediato a un centro hospitalario, preferiblemente de la red de atención de su seguro. Entre más rápido se consulte, más probabilidad hay de salvar vidas.

Algunos médicos aseguran que no es recomendable dar ibuprofeno. ¿Cuál es su opinión al respecto?

En general, todos los antiinflamatorios no esteroideos (como el ibuprofeno, el diclofenaco y el celecoxib, que son los más conocidos), deben ser administrados con mucho cuidado en las personas mayores porque tienen efectos secundarios y pueden generar crisis de hipertensión, afectación de los riñones o problemas gastrointestinales. Si toca usarlo, debe hacerse en dosis mínima y por días limitados.
En esta pandemia se han visto algunos casos donde la gravedad de la enfermedad está relacionada con haber recibido antiinflamatorios no esteroideos, pero hasta el momento no hay una recomendación formal de las autoridades competentes para no utilizarlos.

En Wuhan, el COVID-19 afectó sobre todo a adultos mayores. Sin embargo, esto no ha sido una constante en otros países. Hasta el momento, en Colombia el rango de infectados está más focalizado entre los 30 y los 40 años. ¿Qué piensa al respecto y cuál es su pronóstico?

En China el mayor grupo poblacional contagiado por el COVID-19 estaba entre los 50 y 59 años, pero la mortalidad en ese grupo de edad solo fue del 1.3 %; sin embargo, fue aumentando con la edad: 3.6 % en el grupo de 60 a 69 años, 8 % en el grupo de 70 a 79 años y 14. 8 % en los mayores de 80 años, aunque cuando se ajustaron las cifras, se encontró una mortalidad del 36 % en este último grupo de edad.

En Colombia, el último reporte* dice que hay 906 personas contagiadas, y de estas, el 17. 4 % son personas mayores de 60 años. El grupo poblacional con mayores contagios en el país es el de 30 a 39 años. Si vemos el número de fallecidos, el 50 % son personas mayores de 60 años. Lo cierto es que la mayor mortalidad ocurrirá en este grupo de edad.

*Este reporte corresponde al pasado 31 de marzo de 2020.

También podría interesarle: Libros gratis para descargar y leer durante la cuarentena

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Abril
07 / 2020

ARTICULOS RELACIONADOS

septiembre 22, 2020 VER MÁS
septiembre 22, 2020 VER MÁS
septiembre 22, 2020 VER MÁS
Send this to a friend