SUSCRIBIRME

¿Cómo construir una bitácora de autoconocimiento?

/
Septiembre
05 / 2022

‘Bitácora de Regreso a Casa’ es el más reciente libro de Paulette en el cual, además de leer, están invitados a crear su propia bitácora de autoconocimiento.

Foto: Daria Shevtsova via Unsplash

‘Bitácora de Regreso a Casa’ es el más reciente libro de Paulette en el cual, además de leer, están invitados a crear su propia bitácora de autoconocimiento.

Bitácora de regreso a casa no es el primer libro de Paulettee, pero quizás sí el más personal. La youtuber, más reconocida por sus videos de misterio, se aleja de este contenido y recorre, junto con sus lectores, un camino de autoconocimiento para llegar al amor propio. 

Diners les comparte el primer capítulo de este libro

Qué difícil definir la vida… es un término que se encuentra en diccionarios, pero entenderlo es un cuento completamente diferente. 

Y acá me desahogaré, en parte, porque nos han mostrado que la vida es como los cuentos de Disney… perfecta y maravillosa. Al final nuestro príncipe o princesa nos rescata y nos ama eternamente. 

Pero ¿acaso alguna vez alguien leyó el libro de Blanca Nieves 5? Donde la pobre mujer ya no se aguanta a siete hombres en su casa diciéndole qué hacer, con un esposo de poco coraje cuyo gran mérito es haber recibido la herencia de su padre, y encerrada mientras habla con animalitos. 

Y ni hablar del marido, casado con ella a dos días de conocerla, viendo que se la pasa en la casa con siete hombres que tienen más autoridad que él y que ella habla más con los animales que con él mismo. 

Nadie nos mostró esa parte de la historia porque seguro no se vendería tan bien… Ahora, busquemos en el Diccionario de la lengua española la definición de vida. 

Hay muchísimas, pero quedémonos con la que más se acerca a nuestro ahora: Tiempo que transcurre  desde el nacimiento de un ser  hasta su muerte o hasta el presente”.

Vale, muy interesante. Ojalá fuera algo así de sencillo, solo un paso del tiempo. Pero la verdad es que se compone de mucho más. 

No va a ser lo mismo preguntarle a un niño qué es la vida, que a un anciano; a una persona recién casada, que una recién divorciada; a una persona enferma, que a una completamente sana. 

La perspectiva es tan subjetiva y particular que no podríamos más que definirla en función de nuestro estado actual tan estrictamente como lo hace la Real Academia Española.

Yo te daré mis definiciones de vida y espero que en la próxima página escribas las tuyas. En mi búsqueda de darle sentido a lo que me estaba pasando, escribí estas definiciones en función de las distintas emociones que iba sintiendo.

La vida y sus definiciones

El duelo: Una mierda, injusta y triste… ¡de nada sirve amaaaaar!

Vea también: ¿Qué desayunan Roger Federer y otros 5 grandes deportistas?

Sin emoción: Lo que pasa mientras quiero que llegue mañana.

Ilusión: Buena, todo lo mejor está por venir, hay que seguir persistiendo. 

Tranquilidad: Fluir en ella. 

Felicidad: ¡Maravillosa! Increíble y perfecta. 

Enamoramiento: ¡No hay nada mejor! Preciosa, llena de color y mariposas. 

Rabia: ¡Asquerosa! No vale la pena hacer nada por nadie, ni por mí porque es lo peor. 

Ansiedad: No sé qué pasará, a dónde voy, tengo miedo de no lograrlo. 

Ahora escribe tú las definiciones de vida según tus estados de ánimo… ( se vale tachar, escribir duro, romper la hoja, llorar, regar salsa… lo que tu estado amerite). 

Como ves, la vida no tiene una única definición. Para cada uno la vida es algo diferente y tiene una connotación según nuestro estado de ánimo.

Hoy puede ser lo más perfecto del mundo y mañana querrás estar enterrado en un hueco de lamentos y babas. Y es válido… eso es la vida. Todo y nada.

Aprender y desaprender en un proceso largo y lleno de altibajos, y eso ¡ESTÁ BIEN! Muchas veces pensé que había algo bueno y algo malo, que tal vez estaba loca, que había cosas que solo me pasaban a mí. Pero ahora entiendo que no y por eso sigo escribiendo este libro junto a ti. 

Por ahora, la vida se basa en cosas hermosas y cosas no tan bellas, pero si hay algo que tenemos que ir viendo y teniendo claro en nuestra vida, es eso. 

Lo que amamos, lo que tememos, lo que nos hace felices, lo que nos pone tristes, lo que odiamos, lo que nos agrada y lo que no… Por ejemplo, estas son algunas de las cosas que para mí abarcan estas categorías. 

Te invito a que después dibujes, escribas, pegues, o lo que quieras, ¡lo que te identifique con cada una!

Vea también: ¿Cómo enfocarse en los cambios positivos y soltar lo que no está bien? 

Cositas que me hacen feliz 

Mis mascotas, Dante y Atenas, los abrazos, las plantitas, los osos de peluche gigantes y los juegos de mesa. 

Cositas que me ponen triste 

Terminar una serie, ver llorar a alguien, los videos de animales tristes y cuando Bim Bom muere en Intensamente

Cositas que me enojan 

No dormir bien, los pitos de los autos, la basura en la calle y que se caiga el internet. 

Cositas que disfruto

Viajar, los postres, los atardeceres, las fogatas y conducir. 

Y te preguntarás: ¿por qué escribe “cositas”, en diminutivo? Bueno, porque eso son. Cositas pequeñas, solo que muchas veces nosotros les damos un significado enorme y en realidad no lo deberían tener.

La vida se conforma de pequeños momentos que pasan y por eso se vuelven así de pequeños. Entre más pequeños sean, más lugar le damos a la vida para llenarnos de más momentos y apreciar todo con más detalle. 

Entre más pequeños sean, también más rápido podemos superarlos o disfrutarlos, pues sabemos que no durarán tanto. 

Si les das un tamaño enorme a las cosas de tu vida, te darás cuenta de que ocupan un espacio gigante y no te permiten ver otras cosas maravillosas. Esto aplica para miedos, preocupaciones, tristezas, pero también para felicidad y disfrute. 

Y sé que piensas que hay cosas que deben tener lugares gigantes por lo importantes que fueron, pero es que al ser pequeñas no quiere decir que no puedan tener un gran significado. 

Como dicen por ahí, las mejores cosas vienen en empaques pequeños (me lo decía mi abuelo cuando me sentía mal por ser la más bajita de mis amigas).

Cada cosa en tu vida debe tener su tamaño proporcional y equilibrado, aquel que le des tú, pero para saber cuál darle debes entender que nada es para siempre… sí, sé que suena doloroso a veces, pero si lo miras bien, lo mejor de la vida es que NADA es para siempre, y eso es lo que te permitirá avanzar y seguir aprendiendo, no quedarte estático, cambiar o, incluso, MEJORAR; y más aún, eso te ayudará a disfrutar más de cada cosa que vivas. 

Eso es la vida al final, vivir.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Septiembre
05 / 2022

Send this to a friend