Colombiamoda y los 15 minutos de fama

Esto es lo que dura en promedio un desfile. El pasado 26 de julio, cientos de personas se reunieron en Medellín para asistir a una de las ferias de moda más importantes del país, donde el principal atractivo fueron las pasarelas.

Lo que muchos no saben es el trabajo que implica convertir este cuarto de hora en una realidad exitosa. Diners se adentró en el mundo del backstage y esto fue lo que descubrió —además de un abreboca de lo que se verá este año—.

En Colombia, los desfiles de moda son espectáculos de entretenimiento y no simples muestras de producto. La fascinación que despiertan tiene que ver con su esencia teatral, con el poder de contar una historia sin hablar, de cautivar con luz, música y sonido, de hacer de la prenda en pasarela una protagonista imposible de ignorar. Un desfile debe ser capaz de lanzar un hechizo especial sobre la audiencia para traducirse en aplausos, en fotos de revista y en ventas.

colombiamoda1_800x669 El objetivo de una pasarela es llevar la mirada de los asistentes hacia la prenda que desfila

“El objetivo es producir una secuencia de emociones que deje una impronta imborrable en la memoria de los asistentes”, explica Felipe Espinosa, director creativo de la empresa 3cero2, una productora que se dedica a unir los ingredientes necesarios para darle vida a un evento de moda. “Producir un desfile es enfrentar el reto de construir una memoria permanente en 12 o 15 minutos”. Pero para consolidar el lenguaje de una marca y crear un vínculo con su propuesta en un momento tan breve se requieren varios meses de trabajo y mucha inspiración.

Todo comienza con un brief, un documento en el que el diseñador expresa sus necesidades. La clave para convertirlo en una pasarela inolvidable está en un equipo multidisciplinario –que además de Espinosa y sus socios Nicolás Rico, productor general y Ximena Espinosa, gerente de proyectos– incluye expertos que intervienen en diferentes facetas del evento: un director de iluminación, un estilista, dos artistas plásticos como directores de arte y un estudio de arquitectura efímera.

colombiamoda2_800x669 Un gran equipo de trabajo está detrás de escena coordinando detalles de temperatura e iluminación

Con la idea inicial, transmitida por el diseñador, se piensa en la forma de armar esa pasarela para que cada artificio lleve la mirada de los asistentes hacia la prenda que desfila. “Nos reunimos y nos tomamos días o semanas en una fase de creatividad absoluta, donde podemos soñar, explorar materiales y soluciones”. Son muchos los recursos expresivos a la mano: el espacio, la iluminación, el sonido, la escenografía, las modelos, la actitud al caminar, el maquillaje, el peinado, el estilismo, el tiempo de duración y las prendas.

Espinosa y su equipo, que ya tienen una década de experiencia en este tema, han desarrollado desfiles para diseñadores como Silvia Tcherassi, Olga Piedrahíta y Esteban Cortázar. Para los 25 años de Inexmoda, la apertura de Colombiamoda 2013 se celebró con un desfile del diseñador Haider Ackermann, en la terraza del Edificio Inteligente de EPM. Modelos avanzando entre luces dramáticas, música de bajos profundos y neblina marcaron la atmósfera sensual de uno de los desfiles más importantes en la historia de esta feria paisa. 3cero2 logró emocionar con cada detalle después de planearlo con un año de anticipación. Según Espinosa, este ha sido el proyecto más ambicioso que han enfrentado hasta el momento.

“Los buenos diseñadores participan en este proceso porque hace parte de la experiencia total. Estos detalles definen lo que es su marca”. Por ejemplo, este año la pasarela de la diseñadora Johana Ortiz tendrá una locación especial, fuera de Colombiamoda. “El espacio se eligió porque queríamos relacionar el concepto de las prendas con el agua”. La colección será una ampliación de la propuesta Resort 2017, presentada en el mes de junio en Nueva York. Contará una historia vinculada con el agua, con inspiración marinera y una ligera sensación tropical, parte del ADN de la diseñadora caleña.

colombiamoda4_800x669 Las ideas que se salen del molde original son las que determinan el éxito del desfile

Factores como el peinado y maquillaje son decisiones más complejas de lo que parecen. Además del concepto de la colección, entran en juego elementos como la temperatura y la intensidad de la iluminación, que afectan nuestra percepción de los colores sobre la piel. No hay lugar a improvisaciones, por lo que los patrocinadores de pelo y maquillaje de la feria realizan pruebas oficiales con semanas de anticipación.

También debe definirse con anterioridad el estilismo, que es la composición de los atuendos y el orden en el que se irán revelando en el desfile. Todo parte de una serie de simulacros durante las semanas y días previos, para que esos minutos frente al público sean perfectos. La noche antes del show, se hace un ensayo final en el que las luces, la música y la actitud de las modelos terminan de refinarse para lograr la atmósfera perfecta.

Estos simulacros han tenido un par de implicaciones complejas en el caso de Jorge Duque, quien tiene la presión de inaugurar la feria este año con su colección primavera/verano 2017. Un total de 12.000 barriles de ron se movieron para crear el espacio del desfile, dentro de una bodega de añejamiento de este licor. Lo inusual de la locación también fue motivo para que David Overcamp, experto en iluminación de pasarelas, viajara desde Estados Unidos con meses de anticipación para crear el plano de luces del evento.

colombiamoda5_800x669 Cada diseñador tiene una esencia diferente, de ahí viene la inspiración para una buena pasarela

Los retos adicionales parecen valer la pena, por la ventaja expresiva que tendrá Duque en este lugar. “Al entrar en las bodegas donde se añejan los rones ya hay un asunto sensorial importante, porque lo primero que sientes es un aroma dulce. Es inusual contar con un elemento olfativo como protagonista de la noche”. El elemento sensorial se verá enriquecido con un momento de coctel durante el evento. Además del aroma y el sabor, la música también encaja en la experiencia del desfile: “Jorge tiene muy claro a qué suena: a tango y música tradicional. Se está trabajando con un DJ que va a tocar en vivo a partir de una serie de mezclas. No es pregrabada, será algo espontáneo. Esta música es parte del universo de Jorge”.

Cada diseñador tiene una esencia diferente, de ahí viene la inspiración para una buena pasarela. “Jorge no es una persona plana. Hoy te habla de lo que le pasó mientras se tomaba un aguardiente en el barrio Manrique oyendo tangos y al día siguiente te está contando sobre unos sombreros fantásticos que consiguió en Buenos Aires. Ese coctel es Jorge. Por eso hay que hacer que hable y hable y hable, para entender qué es y traducirlo en una realidad técnica y una narrativa”.

Al intentar definir quién tendrá la pasarela más memorable este año en Colombiamoda, Espinosa sugiere prestar atención a las experiencias singulares, en las que cada detalle es diferente. “La gente está esperando ideas que se salgan del molde original. Lo que siento es que mientras más exótico sea el coctel, más acertada es la receta”.

Articulos Relacionados

  • Vea las nuevas camisetas mundialistas con diseños ‘vintage’
  • Estas son las ciudades más amigables del mundo
  • Vea el tráiler de Phantom Thread, la película final de Daniel Day-Lewis
  • El arte está en todas partes: hasta en las fotos de paparazzi