Cuatro pasos para identificar un pescado fresco

El chef peruano Iván Castañeda nos dio algunos consejos para elegir los pescados, mariscos y camarones. Ideal para esta Semana Santa.
 
Cuatro pasos para identificar un pescado fresco
Foto: Mike Bergmann en Unsplash
POR: 
Revista Diners

Elegir el pescado fresco no es una decisión fácil, por eso siga los consejos del chef peruano Iván Castañeda, quien con sus años de experiencia en el restaurante Oficial Bogotá, sabe identificar los detalles más precisos para elegir lo mejor y más fresco del mostrador.

También le puede interesar: Cuatro recetas para amantes del pescado en Semana Santa

A continuación vea los consejos para identificar un pescado fresco.

pescado fresco
Gregor Moser en Unsplash

1. Lo primero que hay que ver es la piel

Tiene que tener un color vivo, brillante y firme. Cuando tenga el pescado en sus manos, la carne debe estar firme si la aprieta. Definitivamente no puede estar pegajosa.

2. Luego tiene que ver las agallas

Asegúrese de que sean de color rojo sangre, intenso. Si ese rojo se torna o oscuro es porque el pescado ya no está fresco. Tampoco debe tener ninguna mucosidad porque esto indica que está descompuesto.

3. Vea bien los ojos

Tienen que estar salidos y firmes. Si los empuja con el dedo deben volver a salir. También tienen que estar brillantes. Si el pescado ya tiene una semana o un poco más los ojos se vuelven opacos y están hundidos.

4. Huela el pescado

A veces uno piensa que el pescado huele a pescado, pero en realidad debe oler a mar, a playa, a fresco. Si no huele así es porque no está fresco. De hecho, todo lo que viene del mar tiene que oler así.

Otros consejos sobre el pescado fresco

Pescado fresco
Foto: Unsplash CC BY 0.0.

-En el caso de los mariscos los colores rojizos o rosa significan que ya están a punto de echarse a perder.

Identificar que las ostras estén frescas es mucho más fácil porque uno se da cuenta si aún están vivas. Puede abrirlas, tocarlas y se mueven. Siempre tienen que tener la concha cerrada, mínimo. Y cuando la abra debe olerla, tal vez una que otra huele a desagüe (es normal), pero la mayoría deben oler a mar.

El caso del pescado congelado

Es más un tema que manejan las multinacionales. Ellas no pueden vender pescado fresco, porque es imposible. Si llega a comprar de este pescado, debe descongelarlo dentro de la nevera. Ni en el microondas, ni en el horno, ni en el lavalozas. Este proceso se demora un día y medio.

El pescado seco

Esta es una técnica de conservación bastante buena porque conserva hasta los minerales y nutrientes. También viene con un tema de tradición gracias a la Semana Santa.

El pescado preparado en un restaurante

Si le sabe feo es porque está dañado. Así de simple, si lo prueba, le sabe fuerte, lo siente arenoso, ese pescado está descompuesto.

También hay que tener en cuenta que las personas que no comen pescado nunca, les va a saber fuerte porque así es su sabor.

¿Cuál cree que es el consejo más útil sobre el pescado fresco? Escríbanos a nuestras redes sociales @dinersrevista

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
marzo
20 / 2024