SUSCRIBIRME

“Me refugio en mis hijas, en su mundo infantil en el que no existe este pánico”

La periodista Andrea Domínguez, quien se encuentra en aislamiento preventivo en Miami, cuenta cómo ha sido vivir la pandemia del Covid-19 en Estados Unidos.

Foto: Caroline Hernández / Unsplash

La periodista Andrea Domínguez, quien se encuentra en aislamiento preventivo en Miami, cuenta cómo ha sido vivir la pandemia del Covid-19 en Estados Unidos.

Estados Unidos ha anunciado medidas como el cierre de fronteras para vuelos y algunos estados han entrado en cuarentena preventiva por la pandemia del coronavirus Covid- 19. Conversamos con Andrea Domínguez, periodista freelance que vive en Florida, sobre cómo se ha sido vivir este momento de la historia, cómo ha sido el día a día y qué retos representa.

¿Desde hace cuánto está en aislamiento?

Estoy con mi esposo y mis dos hijas de cinco y siete años. La cuarentena voluntaria comenzó hace más de una semana al sur de Miami. No somos agüeristas, pero alguien me hizo caer en la cuenta de que el viernes 13 de un año bisiesto anunciaron que los colegios en Miami estarían cerrados. Eso y la visita que hicimos al supermercado nos terminó de abrir los ojos. Estanterías sin productos, especialmente lácteos, carnes y elementos de aseo. Ya por las noticias veníamos sintiendo que era inevitable que el virus se expandiera en Florida, pero ese día fue clave para darnos cuenta de que había llegado el coronavirus, o por lo menos, el «coronapánico».

¿Qué ha sido lo más difícil y lo más fácil de sobrellevar en este período?

Lo más duro ha sido ver cómo en cuestión de días el mundo se transforma en un cuento de terror. Leer las noticias de lo que va pasando a medida que el virus avanza y la economía se desbarata en medio de la impotencia, ha sido terrible…

Uno se empieza a llenar de ansiedad y a pensar que, si aquí está siendo tan complicado, cómo irá a ser en los países con menos recursos. Pienso mucho en América Latina, en Colombia, en la gente que vive de rebuscarse 10 mil pesos al día en la calle, en nuestros hospitales en crisis… Esa cadena de pensamientos negativos alimentados por las pésimas noticias son lo más complicado de llevar en el encierro.

Andrea Domínguez
Andrea Domínguez.

Vea tambien: Música: 3 lanzamientos que le apuestan a la resiliencia

Lo más fácil ha sido la cuarentena en sí, porque estamos sanos, estamos juntos, tenemos muchas cosas que hacer en la casa con las niñas y con el trabajo online; entonces, por ese lado hemos aprovechado para hacer más cosas en familia, cocinar más, descansar, jugar, etcétera. Me refugio en mis hijas, en su mundo infantil en el que no existe este pánico. Por supuesto, ellas saben del «virus», que es muy contagioso y que puede enfermar a muchas personas y que por eso no podremos salir en un tiempo al parque o al colegio, pero están tranquilas.

¿Hasta el momento cuál ha sido la mayor lección que le ha dejado esta situación?

Tenemos que hacernos conscientes de que somos interdependientes. Los seres humanos, los países, las culturas. Si no lo entendemos con un fenómeno como estos, que nos afecta a todos por igual, estemos donde estemos, tengamos lo que tengamos y seamos quienes seamos, entonces no sé cómo lo vamos a entender.

Por eso me preocupa que la solución global no se busque en conjunto, que los países no trabajen coordinadamente, que sea un sálvese quien pueda a nivel local y mundial. El otro día leí una noticia según la cual Donald Trump habría sondeado la posibilidad de comprarle a un laboratorio alemán sus avances sobre la vacuna con el objetivo de que solo los gringos la pudieran usar. Él y la farmacéutica lo negaron, pero esa fue la acusación del gobierno alemán.

Para mí, la principal lección es de humildad para el ser humano como habitante de un planeta que no respeta, que creía que tenía dominado y a su servicio. Ojalá al salir de esto quede esa lección: nos necesitamos los unos a los otros desde el nivel más básico hasta el más complejo. Pero también necesitamos respetar y cuidar a la naturaleza, que está en desequilibrio debido a nuestro estilo de vida.

¿Qué consejos prácticos le daría a los colombianos para cumplir con el aislamiento?

Primero, que se vayan mentalizando en un objetivo superior y es que este encierro es por el bien común, no solo para no contagiarse. El encierro es para evitar que el virus desborde el sistema de salud. Si uno se centra en eso, puede encontrar algo de alivio, de sentido de propósito.

Vea tambien: Álvaro Mutis visto por Gabriel García Márquez

A manera de consejos para el encierro, tratar de encontrar momentos en el día para meditar, rezar, estar en silencio o lo que sea que le transmita paz y serenidad a cada uno; dosificar la información que consumimos -lo digo porque lo he hecho mal y siento que saturarse de malas noticias me mantiene muy informada, pero también al borde de un ataque de nervios-, que aprovechen para cocinar saludable y alimentarse de una forma que ayude a mantener la buena salud; que se inventen juegos con los niños para que ellos puedan sacar toda esa energía que los desborda; que hagan un diario del encierro y que lo compartan con sus seres queridos; que aprovechen para escribir cartas a personas a las que les gustaría decirles cosas que no les han dicho; que busquen un tutorial por YouTube para aprender a hacer algo que les guste, desde maquillarse hasta aprender a tocar piano.

Que bailen, hagan yoga, ejercicio, lo que sea que les permita moverse y sentir vitalidad. Que pensemos qué podemos hacer cada uno de nosotros para ayudar a levantar a nuestras sociedades cuando esto pase. Que si tienen las condiciones económicas, apoyen a un vendedor ambulante; o permitan que la empleada del servicio no vaya a trabajar y continúe recibiendo su salario. Ese tipo de cosas.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Marzo
27 / 2020

ARTICULOS RELACIONADOS

septiembre 22, 2020 VER MÁS
septiembre 22, 2020 VER MÁS
septiembre 22, 2020 VER MÁS
Send this to a friend