SUSCRIBIRME

Receta: Calabacín con yogur griego y eneldo

Una combinación que puede sonar extraña, pero que en la práctica sabe muy bien.

Foto: Lucho Mariño

Una combinación que puede sonar extraña, pero que en la práctica sabe muy bien.

El truco para tener un calabacín frito crujiente es remojar las rodajas en agua helada durante media hora antes de freírlas, así que no vaya a saltarse este paso. En esta receta utilicé unos granos rosados de pimienta de Villa de Leyva, pero si no los puede encontrar no se preocupe, la pimienta normal es igual de buena.

Ingredientes

2 calabacines cortados en láminas delgadas
1 taza de harina de trigo
Aceite vegetal (el necesario)
Sal y pimienta al gusto
1/3 taza de yogur griego sin azúcar
1 diente de ajo pelado y machacado
1 manojo de eneldo picado
Coloque las láminas de calabacín en un recipiente de agua fría con hielo, por unos 30 minutos. Ponga la harina en un plato con sal al gusto y caliente el aceite en una sartén honda sobre fuego medio. Retire las láminas de calabacín del agua, páselas por la harina, devuélvalas al agua por un segundo, luego viértalas en el aceite caliente (este segundo paso en el agua también es clave para obtener una textura crocante) y fríalas hasta que queden doradas. Retire del aceite y coloque sobre papel de cocina para secarlas.
En un recipiente aparte mezcle el yogur con ajo, eneldo y sal al gusto.
Sirva el calabacín con sal y pimienta al gusto y la salsa de yogur griego.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Noviembre
21 / 2019


Send this to a friend