Kitsune, una nueva propuesta gastronómica japonesa en Bogotá

En Quinta Camacho, acaba de abrir sus puertas Kitsune, un restaurante de cocina japonesa que le apuesta al ramen.
 
Kitsune, una nueva propuesta gastronómica japonesa en Bogotá
Foto: Cortesía Kitsune
POR: 
Revista Diners
Kitsune
Calle 70 No 9-84. Piso 2
Bogotá

Tomarse un caldo humeante, con fideos y varios ingredientes, como cerdo, pollo y cebolla, es algo que reconforta a cualquier espíritu. Esto, en esencia, es el ramen, un plato muy popular en las calles de Japón y, que poco a poco, ha llegado a este lado del planeta.

Aunque es de origen chino, los inmigrantes lo llevaron a la nación del sol naciente en el siglo XIX y los japoneses lo fueron adaptando a su cultura. Actualmente, cada región tiene una preparación especial para los fondos del caldo, los fideos y las guarniciones que se añaden. Es todo un universo por explorar.

En Kitsune, que significa ‘zorro’ en japonés, hay tres opciones de ramen para probar despacio, con tranquilidad, sintiendo los aromas y los sabores que se esconden detrás de cada preparación: Miso ramen, a base de miso; Shoyu, con condimento a base de salsa soya, y Shio, con condimento a base de sal. Todos cuentan con un caldo reducido de pollo y cerdo, fideos artesanales, huevo hervido al estilo japonés, y la opción de agregar cerdo o pollo. Para los vegetarianos también hay una alternativa en la cual el caldo es el resultado de la reducción de setas y portobello.

El recomendado es el Shoyu de pollo. El caldo está muy bien elaborado, es contundente, y tiene un toque de cebollín, que equilibra los sabores. También se siente la diferencia en el sabor de los fideos artesanales y la preparación de los trozos de pollo.

Si se anima a probar otro plato, está el kare, que es el curry japonés, mucho más suave y menos picante que el de la India. Viene con arroz y tonkatsu (el cerdo apanado japonés).

De entrada, no olvide probar las gyozas (empanadillas al vapor rellenas de cerdo y shiitake), que están muy bien. Para beber hay varias opciones como el té de Kombucha hasta el tradicional sake.

Kitsune es un espacio pequeño y bien diseñado, que está ubicado en el segundo piso del edificio donde queda el bar La Madriguera, en Quinta Camacho. Al frente del proyecto, está Daniel Díazgranados, arquitecto de profesión, pero apasionado por la cocina, quien decidió viajar a Osaka hace más de un año junto a su amigo Andrés Acosta, para aprender cómo se elaboraba este tradicional plato en la escuela Miyajima Ramen.

Aunque Acosta no continúo en el proyecto, Díazgranados abrió hace tres meses este espacio japonés en Bogotá, que espera conquistar a los amantes de los sabores orientales.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
julio
18 / 2019