Series politizadas

Desde que en 1997 Aaron Sorkin estrenó The West Wing, que narraba el día a día del presidente de los Estados Unidos, el mundo descubrió que la política y la ficción son una excelente combinación en la “caja mágica”.
 
POR: 
Gabriela Sáenz Laverde y Juliana Uscátegui

Pocos oficios son más criticados en el mundo que la política, y, sin embargo, pocos producen tanto furor entre quienes lo ejercen como quienes lo siguen día a día. No es de extrañarse, pues el juego del poder va ligado a la naturaleza humana: la política constituye la base de todas las civilizaciones. Quizás es por eso por lo que las series de televisión con temas políticos son tan exitosas.

Desde que en 1997 Aaron Sorkin estrenó The West Wing, la serie que narraba el día a día del presidente de los Estados Unidos y su equipo de asesores, el mundo descubrió que la política y la ficción son una excelente combinación en la “caja mágica”. La serie tuvo nueve temporadas, equivalentes a los dos períodos presidenciales de Josiah Bartlett (Martin Sheen), en las que Bartlett y su equipo le dieron al público una idea realista y humana de lo que pasa tras bambalinas en la Casa Blanca. Y aunque la serie transmitió su último capítulo en 2006, su influencia sigue vigente en la cantidad de programas que se pelean por ser sus herederos.

Uno de ellos es Scandal –que pronto inicia su segunda temporada por el canal pago de Sony–, la serie que protagoniza Kerry Washington desde 2012 y que está basada en la vida de Judy Smith, secretaria de prensa del presidente George H. W. Bush, quien durante su época en la Casa Blanca se enfrentó a crisis como el escándalo Irán-Contras y la Guerra del Golfo. La serie gira alrededor de la firma Olivia Pope and Associates, una compañía de relaciones públicas especializada en el manejo de crisis que van desde el romance del presidente con una de sus pasantes hasta el secuestro de la familia de un dictador suramericano considerado enemigo del gobierno.

Por otro lado está House of Cards, la serie exclusiva de Netflix protagonizada por Kevin Spacey y basada en una miniserie original de la BBC, que a su vez fue adaptada de una novela de Michael Dobbs. Spacey es Frank J. Underwood, un representante demócrata a la Cámara que decide vengarse cuando el presidente de los Estados Unidos incumple su promesa de nombrarlo secretario de Estado. La serie cuenta, además, con un formato interesante pues, al no estar ligada a ninguna cadena de televisión, todos sus capítulos se encuentran disponibles al mismo tiempo en Internet para los usuarios de este servicio. Y es una de las primeras series de alto presupuesto realizadas exclusivamente para la red, y su elenco, liderado por el ganador del Óscar Spacey, se halla lleno de estrellas como Robin Wright, que en otras circunstancias no estarían dispuestas a actuar en televisión.

Por último, el mismo Sorkin ha intentado recrear el atractivo de The West Wing con su serie The Newsroom, que estrenará en junio su segunda temporada por HBO. Aunque narra las aventuras de un grupo de periodistas que trabajan en un noticiero, el compromiso de sus protagonistas con sus ideales políticos, la crítica a los protagonistas reales de la vida pública y la cualidad de analizar hechos ocurridos en el pasado reciente como la muerte de Bin Laden o el derrame de petróleo de BP en el golfo de México, la convirtieron en una serie de referencia para los amantes de las noticias que buscan una alternativa a la complacencia que a menudo se encuentra en los medios.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
abril
23 / 2013