La nueva muestra del Museo Efímero del Olvido

Desde el 3 de agosto varios lugares de Bogotá y Duitama servirán de escenario para el Museo Efímero del Olvido, el proyecto curatorial de la edición quince del Salón Regional de Artistas Zona Centro.
 
La nueva muestra del Museo Efímero del Olvido
Foto: Cortesía Museo Efímero del Olvido.
POR: 
Revista Diners

El olvido es el eje central de esta propuesta artística que reúne 46 trabajos, que van desde dibujos, esculturas, performances, programas radiales e intervenciones del espacio público, de artistas de corta, mediana y larga trayectoria. Son estrategias, finalmente, para construir el pasado, vislumbrar el futuro y canibalizar el presente.

“Los proyectos que componen esta curaduría proponen formas diversas de construcción y reconstrucción del pasado: algunos recuperan el pasado, aun sabiendo que al hacerlo hoy el pasado se modifica; otros inventan un pasado y un presente que configura una visión de futuro más promisorio, escapado de toda lógica y que rehúye a la catástrofe inminente (ecológica, económica, social y política)”, explica la curadora y coordinadora del proyecto, Cristina Lleras en el texto curatorial de este proyecto.

Promesas de desarrollo, Residuos de futuro, Mitologías de origen, Testimonio, Historia como ficción, Traiciones de la memoria, Reescritura del pasado e Instante son las categorías en que fueron divididos. Según Lleras, son las obras las que determinaron estas categorías. “A ellos llegamos después de muchos ejes, porque nuestra intención siempre fue crear un diálogo de ida y vuelta entre la curaduría y las obras”.

Es, además, una propuesta que presenta una discusión entre espacio/obra, pues el solo hecho de ser un museo efímero –una contradicción en sí misma– propone un reto para las obras que, si bien no todas son pasajeras, sí tienden a dejar un interrogante sobre su continuidad en el espacio físico.

“Por un lado está la obra o el proyecto y luego qué tipo de espacio requiere ese proyecto para que se enriquezca a partir del contexto en el que está emplazado, y que no resulte lo que muchas veces pasa, que el espacio termina comiéndose la obra, como el caso del Museo Guggenheim en Bilbao, que el edificio se volvió más importante que lo que contenía. Este ha sido un proceso interesante”, explica Lleras.

La exposición tendrá lugar en varios espacios dentro de la Universidad Nacional de Bogotá y la Casa de la Cultura de Duitama y permanecerá abierta hasta el próximo 5 de septiembre.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
agosto
3 / 2015