SUSCRIBIRME

“Como Héctor Lavoe no nacerá otro”, Carmen Mirabal

Para conmemorar lo que sería el cumpleaños 73 de Héctor Lavoe, hablamos con la periodista puertorriqueña Carmen Mirabal quien trabajó con el salsero en la Fania All Stars, y con el salsero colombo-venezolano Nelson González, creador de Nelson y sus estrellas.

Foto: Creative Commons

Para conmemorar lo que sería el cumpleaños 73 de Héctor Lavoe, hablamos con la periodista puertorriqueña Carmen Mirabal quien trabajó con el salsero en la Fania All Stars, y con el salsero colombo-venezolano Nelson González, creador de Nelson y sus estrellas.

La primera vez que Carmen Mirabal se conoció con Héctor Lavoe fue en 1971, cuando entró a trabajar al periódico El Vocero, de Puerto Rico, y cubrió la separación de Willie Colón y Héctor Lavoe. Meses más tarde, Jerry Masucci, el productor de la Fania contrató a Mirabal para ser la relacionista pública de la compañía.

Una de las anécdotas más memorables que tiene Carmen es cuando  Lavoe compuso el Rey de la Puntualidad, “tenía una presentación con Ray Barreto en el Club Broadway 96. Llegó bien tarde a su presentación y el público estaba molesto con el salsero. Para tranquilizar a la gente, entró echando chistes y diciendo que no era culpa de él llegar tarde, sino que toda la responsabilidad era de sus músicos que llegaban tarde, luego de su excusa comenzó a cantar y la gente le perdonó”, dijo Mirabel a Diners.

Sobre la ruptura musical de Willie Colón con Héctor Lavoe, la periodista asegura, “tuvieron una gran amistad, pero Willie quería su propia orquesta, Héctor no le vio ningún problema y siguieron siendo amigos. El problema fueron los escándalos que produjeron los medios».

La periodista asegura que la película de El Cantante está alejada de todas las cosas buenas que hizo, “fue exagerada su presentación con la droga. Héctor fue más que eso, fue el músico más importante de la salsa, abrió plazas en todo el mundo y fue el precursor de la música en Europa”.

Vea tambien: Festival cervecero y 8 eventos que no se puede perder

El maestro de la salsa, Nelson González, que nació en Venezuela pero creció Colombia, se ufana de ser el salsero que puso a bailar este ritmo a los bogotanos con La sirena, y también saca pecho por ser el primero en traer a Lavoe y a Willie Colón a Sudamérica.

“El primer recuerdo que tengo de Héctor es del año 70, cuando él y Willie tenían pegado el tema de La Murga de Panamá en Francia. Fue por esa época que le dije a mi manager, el Guajiro González, que quería a Héctor en Venezuela”, recuerda.

Para esa época la salsa definió el elemento de identidad popular urbana en Barranquilla, Cali, Cartagena y Buenaventura. Las casas en estas ciudades eran templos salseros, mientras que las emisoras se convirtieron en el vehículo para llevar esta música a todo el país.

Fue en ese entonces que el concierto de Héctor Lavoe, Willie Colón y Nelson González obligó a que medio país pusiera sus oídos hacia Venezuela, donde se estaba gestando uno de los conciertos más increíbles de la salsa en todo el mundo.

Vea tambien: “Mi propósito es hacer música que toque el corazón del público”, Manuel Medrano

“Busqué a Héctor incontables veces para que viniera a Venezuela a dar un concierto. Por suerte accedió sin titubeos. Luego de presentarnos ante miles de personas, nos quedamos en el Hotel Ávila, el sitio más exclusivo en todo el país, y en medio de la fiesta que se estaba terminando, Héctor me propuso ir a España e Islas Canarias para seguir con la gira” dijo González a Revista Diners.

La leyenda de Lavoe se hizo más grande por el mito de su abuso de las drogas y las fiestas, pero aún sin eso, su música perdura como si se renovara cada día, como si recién se hubiese compuesto ayer: las características de un clásico que no dejará de serlo.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Septiembre
30 / 2019

ARTICULOS RELACIONADOS

octubre 21, 2021 VER MÁS
Send this to a friend