María Osorio recibirá un homenaje en la Feria del Libro de Guadalajara

Hoy, en la Feria del Libro de Guadalajara, se le rendirá un Homenaje al Mérito Editorial a María Osorio Caminata, quien por más de 15 años ha estado al frente de Babel Libros. Recordamos este perfil sobre una de las editoras de literatura infantil más importantes del país.
 
María Osorio recibirá un homenaje en la Feria del Libro de Guadalajara
Foto: bluelela / Shutterstock.com
POR: 
Jhonny R. Quintero

Para ver el homenaje, que se llevará a cabo a las 19:30 horas de México, visite este link.

Este año (2015) se cumplen 15 desde que María Osorio decidió retirarse de su trabajo en Fundalectura, “el lado cómodo de la promoción de lectura” como dice ella, para comenzar un viaje incierto con Babel Libros, la editorial de libros infantiles más grande de Colombia.

En esta década y media han sido muchos los escritores e ilustradores, quizás los mejores del país, quienes han pasado y han dejado libros. “Me parecía que había pocos libros colombianos y sí había talento y gente trabajando”, cuenta Osorio.

Antes de comenzar a editar libros tuvieron que ser distribuidores y entender el mercado. “Apenas puse un pie afuera (de Fundalectura) me encontré con la pesadilla: el mercado. Hacer libros para sentarse encima de las cajas, como el muchacho de El palacio de la luna (novela de Paul Auster). Me pareció trágico, entonces pensé que primero había que aprender a leer, aprender a insertarse en el mercado”, relata Osorio.

Lea también: El universo literario de Ivar Da Coll

Y es que vender libros en Colombia nunca ha sido fácil. Los niveles de lectura no son esperanzadores, pero pese a eso, el éxito que Babel tiene entre el público infantil ha demostrado que tener una editorial dedicada a la literatura para niños funcione, y muy bien: “Tenemos ahora una biblioteca. La gente me decía que estaba loca, que si vendía libros como iba a poner una biblioteca para que los leyeran gratis. Pero entendimos que lo que teníamos era que trabajar por la construcción de lectores; si no tenemos lectores, ¿quién nos va a comprar libros? si les damos simplemente material de consumo masivo nunca vamos a crear lectores”.

Hoy esa biblioteca tiene aproximadamente 650 niños inscritos que sin muchas restricciones se llevan los libros a sus casas. “Los papás van con los niños a escoger los libros que van a leer. Ellos mismos vuelven y dicen “yo pensaba que el libro era caro, pero pasamos tan bueno que lo voy a comprar”, y se han convertido en los mejores clientes”.

Da Coll

Los primeros libros que editó Babel fueron de la colección “Chigüiro”, del escritor e ilustrador colombiano, Ivar Da Coll. “Duré dos años editándolos. Esos libros eran de la editorial Norma y ya habían agotado los derechos. Hicimos relanzamiento y todavía vivimos de la venta de Chigüiro, del que hemos hecho hasta 10 reediciones de uno mismo”, asegura.

Y es que Ivar Da Coll (uno de los escritores de literatura infantil más reconocidos de América latina), ha sido parte importante de la historia de Babel Libros. “Ivar entendió que tendía una manera especial de comunicarse con los más pequeños, y siempre hay niños pequeños, entonces cómo íbamos a dejar pasar esa oportunidad”.

Han sido 15 años de descubrir talentos nacionales que poco se conocían, y más que eso, mostrar el nombre de Colombia en el mundo. “Cuando uno vende libros en otro país le preguntan cuáles libros son colombianos. Nosotros hemos traducido al japonés, al coreano, acabamos de vender “Mi mascota” (el libro de Emma Reyes y Rafael Yockteng) a Malasia. La gente se interesa en nuestros libros porque tienen un discurso universal pero son un discurso propio”.

Lea también: El universo literario de Ivar Da Coll

A pesar de las dificultades del mercado, esta editorial ha sabido sacar a flote y darle remos a los libros infantiles, su creación, promoción y lectura. “Nosotros crecemos, y crecemos bien, a pesar de que lo hacemos más en el extranjero que adentro. Si la literatura en general tiene problemas para vender, los libros infantiles más”.

Desde el nacimiento de Babel han surgido pequeñas librerías especializadas en literatura infantil, y otras editoriales (multinacionales con presencia en el país), han afianzado su apuesta en este público. “Han pasado muchas cosas: se creó la colección Nidos en Santillana. Editoriales más grandes, internacionales, como Alfaguara, tienen la misma cantidad de publicaciones infantiles y gente trabajando en eso como nosotros”, asegura.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
noviembre
26 / 2018