¿Por qué la moda tiende a repetirse?

Las hombreras de los años 30, el bota campana setentero, el glam rock ochentero y los accesorios más pop de los noventas conjugan la estética del 2019.

La tendencia de la moda es viajar en el tiempo. La ropa que hoy utilizamos transita por un eclecticismo temporal de épocas que muchos solo conocieron en su niñez o en su juventud (o a través de series de televisión). Rehabilitar estilos del pasado es la línea estética generalizada que desde hace varios años, fashionistas, íconos, diseñadores, personajes de televisión y críticos han venido sugiriendo.

“Una de las premisas es que la moda es cíclica. La última silueta en el mundo de la moda se inventó en 1969, a partir de ahí se han hecho reinvenciones y reinterpretaciones, y dependiendo del contexto social es que se direcciona un camino estético. En este momento hay una especie de nostalgia frente a los 90s y los 80s: Stranger Things o Glow son series a las que la gente ha respondido de manera positiva. Y, obviamente, la moda aprovecha esto.” dice la diseñadora colombiana Alejandra Parra, creadora y diseñadora de la marca ParraParodi.

 

View this post on Instagram

 

Looking for the DeVito to my Arnie. @hm #hmstudio #LFW

A post shared by Alexa Chung (@alexachung) on

Hace unas semanas, en la Semana de la Moda de París, los 70’s volvieron a la pasarela como la revelación del momento. Las gamas terrosas, el denim oscuro, las faldas acampanadas, estampados opulentos, prendas holgadas, vestidos de chándal, crop tops, y los bota campana fueron prendas que sentaron la premisa estética de este año.

 

View this post on Instagram

 

So happy to have @tyrabanks join us in celebrating #TommyXZendaya! #TommyHilfiger #TOMMYNOW #PFW

A post shared by Tommy Hilfiger (@tommyhilfiger) on

Pero también, entre las tendencias de Otoño que la revista Vogue propone para la calle, aparece la rebeldía punk, el neón ochentero y los blazers alargados El cinturón de cadena, las telas a cuadros en colores rechinantes, los puntos vibrantes que caracterizaron a las prendas en los 40, y las gafas de colores de los 90 también son tendencia.

A ese mosaico se suman las conocidas Mary Janes o Merceditas como prenda del año. Estos zapatos se conocen desde 1902 cuando apareció Mary Jane, el personaje de la tira cómica de Buster Brown. Richard Felton, creativo de esta tira, vendió la licencia que le permitió a The Brown Shoe Company, vender los zapatos marrones y los maryjanes que llevaban sus personajes. Ya sean planos o de tacón, estas zapatillas de correa que rodea el empeine vuelve a ponerse de moda con los rediseños de Chanel, Miu Miu y Tabitha Simmons.


Al volver a las expresiones estéticas de una época, se regresa al espíritu social y político que la marcaba. El caso más imperecedero, pero atento al cambio es el de las minifaldas. Según la diseñadora Alejandra Parra “esta prenda se utilizó como un elemento de liberación. Obviamente, en este momento, en el que el feminismo pasa por una nueva ola, prendas como esa y como las ombligueras están para afirmar esta idea, pues al exponer partes del cuerpo que tradicionalmente se han cubierto se hace una reinterpretación de la feminidad”.

Si retomar lo mejor del pasado parece ser la tendencia en la industria de la moda, parece buena idea guardar las mejores prendas de hoy. Pues como dice la periodista y experta en moda Vanessa Rosales, a través de su Instagram, “nada más magnético en la vestimenta que esos lemas que sobreviven, se reinventan, perduran, van y vienen, y nos recuerdan que si bien la moda adora el cambio, la feminidad también ama lo que no pierde fuerza o relevancia”.

Artículos Relacionados

  • Hace 54 años se escribieron los tres grandes himnos del pop
  • Las 10 canciones recomendadas de Camila Zárate, de Canal 13
  • Galería: Los mejores retratos de animales en vía de extinción
  • 11 obras al óleo para recordar la historia de Colombia

Send this to a friend