SUSCRIBIRME

Consejos para viajar sola según la colombiana Lina Maestre

Lina Maestre, la autora del libro ‘El arte de viajar sola’, nos contó su experiencia viajando por el mundo y compartió algunos consejos para emprender este recorrido.

Foto: Cortesía Lina Maestre

Lina Maestre, la autora del libro ‘El arte de viajar sola’, nos contó su experiencia viajando por el mundo y compartió algunos consejos para emprender este recorrido.

Amo conocer lugares e historias. Creo que aprendemos más cargando una maleta al hombro, que encerrados en una biblioteca. Sin embargo, al igual que muchas, aún no me he atrevido a viajar sola porque el miedo y el desconocimiento han sido más grandes que mis ganas.

La colombiana Lina Maestre también solía pensar así hasta que un día se atrevió y empezó una travesía por el mundo con poco presupuesto. Hoy lleva siete años viajando, ha conocido 45 países, 28 departamentos en Colombia, es la fundadora de Ellas por el mundo, un portal para mujeres viajeras, y escribió el libro El arte de viajar sola para que personas como yo encontremos la fuerza que nos hace falta para emprender nuestra aventura en solitario.


“Lo más importante es darle la inspiración a cada persona para que haga lo que quiere hacer y eso es lo que intenta mi libro. En él cuento la historia desde que empecé con esta idea, hasta que terminé mi vuelta por Suramérica. Está lo bueno, lo feo y lo malo”, explica Lina Maestre.

Río y selva amazónica

Maestre llevaba cuatro semanas cruzando el río Amazonas en barco desde Belén, Brasil, hasta Leticia, Colombia, cuando la idea de escribir un libro pasó por su cabeza.

“Conocí a una chica rusa que también viajaba sola y me contó lo difícil que había sido para ella viajar sola por Latinoamérica. Estuve de acuerdo y le dije que habría sido chévere que antes de haber empezado el viaje hubiera podido leer de esto en alguna parte. Ahí pensé que sería buena idea reunir todos mis apuntes y escribir un libro”, recuerda.


Según Maestre, el proceso no fue tan complicado porque escribe cada cosa que ocurre en sus recorridos. Así que básicamente fue una recopilación de cuatro años de viajes relatados en cuadernos y más de 300 artículos que publicó en su blog personal Patoneando, resumidos en las 190 páginas del libro El arte de viajar sola.

“Va desde la decisión de romper con la rutina para ir detrás de su sueño de vivir viajando, hasta la lucha contra los propios prejuicios y los de una sociedad machista”, dice el prólogo del libro.

Una decisión que transformó su estilo de vida

Foto: Cortesía Lina Maestre


Lina Maestre nació en Valledupar y es administradora hotelera y turística. Antes de tomar la radical decisión de vender todas sus pertenencias e irse a viajar, trabajó durante varios años en una cadena hotelera en Colombia.

“Recuerdo que un día el gerente del hotel en el que trabajaba fue grosero conmigo. Esa fue la gota que rebosó la copa y dije ‘me quiero ir de viaje’. No tenía ni idea de cómo hacerlo sola, así que me fui de au pair (vivir con una familia anfitriona en otro país) a Francia”, comenta Maestre.


Allá decidió hacer un recorrido sola por Europa. Sin embargo, en Roma perdió su dinero. “Tenía la opción de regresar a Francia o seguir con lo poco que me quedaba hacia mi último destino, que era Croacia”.

Vea tambien: El Cielo Hotel: la nueva experiencia del chef Juan Manuel Barrientos

Se decidió por la segunda opción y asegura que fue lo mejor que pudo hacer porque en ese país la ayudaron mucho, fueron muy hospitalarios y vivió una semana espectacular. “Me pregunté ‘si pasó sin dinero, no me imagino qué podría hacer si me dedico enteramente a viajar’, así que me dije: ‘Lina, vas a hacer lo posible para vivir cien por ciento de esto’”.

Foto: Cortesía Lina Maestre


Y así fue como, en el 2014, Lina Maestre emprendió un viaje en solitario por algunos de los paisajes más hermosos del mundo. Empezó durmiendo en cuartos compartidos, en casas de personas que recién conocía e intercambiando trabajo por alojamiento y comida, pero ahora es una nómada digital que vive de su pasión y crea contenido en redes sociales relacionado con sus experiencias. “Cargo más tecnología que ropa”, dice riendo.

Viajar sola

Lina Maestre Foto: Cortesía Lina Maestre


“Cuando viajas sola se te abren más las puertas que cuando estás acompañada. Es más fácil conocer gente nueva y, aunque no lo creas, casi siempre están buscando ayudarte”, explica.

Frente a esto, destaca el rol femenino, pues dice que cuando una mujer viaja sola, es muy común que otras mujeres estén pendientes de cualquier cosa que se necesite. Aunque también dice que los hombres con los que se topó siempre la protegieron. “A veces se piensa solo en el lado negativo y resulta que el positivo tiene más peso”.

Lina Maestre Foto: Cortesía Lina Maestre


Lo que más le gusta de viajar sola es que brinda independencia total y ayuda en la toma de decisiones. “Cuando viajas siempre estás esperando que el otro diga qué hacer, pero cuando estás sola todo depende por completo de ti. Eso me ayudó a crear sola mi emprendimiento, a ser más decidida y a creer más en mí”.

Cadena de amistades y amor

Atreverse a visitar un país sola le permitió conocer a muchas personas, así que ahora sigue viajando a diferentes partes del mundo para saludarlos. “Uno se va solo, pero nunca está solo. Siempre terminas acompañado”, agrega.

De hecho, en su viaje por Suramérica conoció a un francés con el que formó un buen lazo de amistad y posteriormente se convirtió en su pareja. “Estamos en el mismo barco, nos entendimos muy bien desde el principio”.


Aunque de vez en cuando viajan juntos, asegura que después de haber viajado sola por tanto tiempo se acostumbró a esa libertad y ya no quiere renunciar a ella.

Las mejores experiencias

Hay algunos destinos que le marcaron un antes y un después en su vida. Uno de ellos fue su viaje al Círculo Polar Ártico. “Llegué haciendo autostop (hitch-hiking) en pleno invierno. Quería ir a ver las auroras boreales y no tenía dinero en ese momento para costear un viaje con agencia porque Finlandia es carísimo, pero pues yo tenía mi sueño y me fui”, recuerda al hablar del viaje por el que más personas comenzaron a leer su blog.


También menciona su travesía por el Amazonas: “Fue espectacular, pero en estos momentos no sé si lo repetiría porque fue muy incomodo, aunque me siento muy orgullosa de mí misma por haberlo hecho”.

De su viaje a Sudáfrica le quedó la sensación de ser un país que mezcla historia, cultura y naturaleza. “El mismo día puedes ver un elefante, un león, un pingüino y un tiburón. Luego puedes visitar una tribu milenaria, escalar una montaña en un Parque Natural y encontrar urbes cosmopolitas como Ciudad del Cabo. Eso es Sudáfrica. Me impresionó muchísimo”.

Vea tambien: Manizales y Florencia, dos destinos para hacer turismo de naturaleza


Y en cuanto a India, dice que es otro universo. “No tiene explicación, es de esos lugares a los que hay que ir para entenderlo porque te cambia totalmente. Ha sido el choque cultural más grande que he tenido”, explica.


Pero lo más importante de su recorrido por el mundo, ha sido su transformación interior. “Con esta experiencia me di cuenta de que soy capaz de hacer todo lo que me proponga. Me llena de orgullo darme cuenta de lo que he sido capaz de crear en estos últimos siete años a raíz de viajar sola”.

No todo es color de rosas

Aunque muchos soñamos con viajar por el mundo, según Maestre no es lo mismo cuando se convierte en trabajo. “Los que vivimos de esto siempre estamos viajando, pero no nos damos vacaciones. Si queremos descansar lo ideal sería desconectarnos de todo, no grabar ni escribir nada. Siempre decía que me iba a dar vacaciones y llegó el 2020 con su pandemia, así que fueron obligadas”, comenta.

Cuando llega a lugares espectaculares dice que le hace falta compartir esa experiencia con alguien más. Sin embargo, lo más difícil para Lina Maestre ha sido estar lejos de su familia. “La ausencia es un peso fuerte. Sobre todo para mí. Mi mejor amigo y mi abuelo murieron cuando yo estaba fuera del país y no pude venir a despedirlos”, recuerda.

Consejos para viajar sola según Lina Maestre


1. “Empezar poquito a poquito. Si tienes mucho miedo, puedes hacer un viaje corto a un destino cercano donde el choque cultural no sea tan grande”.

2. “Confiar mucho en el instinto. Si alguien no te da buena espina o no estás segura de algo, entonces por ahí no es”.

3. “Esto es lo más difícil para las mujeres y es el hecho de no llevarse la casa entera en la maleta. Cuando pienses ‘me llevo esto por si acaso’, déjalo, porque es puro peso que vas a llevar encima y hay que aligerar todo”.

4. “En cuanto a la seguridad, creo que es como en todas partes. Es necesario estar pendiente de tus pertenencias y tener cuidado con las salidas nocturnas”.

5. “Cuando viajas a un destino donde no hablan tu idioma, apóyate mucho en las señas y sé paciente para tratar de entender, pero lo principal es ir preparado con algunas palabras o expresiones básicas, como dónde está el baño o dónde puedo conseguir una cerveza”.

También le puede interesar: Angélica Ladino, la colombiana que recorre Australia en una pequeña van

María Camila Botero. Soy periodista. Me gusta observar el mundo y luego escribir sobre la vida. Me apasionan los temas con enfoque social, el cine y los libros. Twitter: @CamiBotero8 Correo electrónico: camila.botero@revistadiners.com.co 

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Marzo
30 / 2021
Advertisement

Send this to a friend