SUSCRIBIRME
INICIO//Viajes//De la casa al éxito en el municipio de Salento: así es el Café Jesús Martín

De la casa al éxito en el municipio de Salento: así es el Café Jesús Martín

Lo que comenzó con una venta casera de café se convirtió en una de las propuestas más completas de Salento. Así es el Café Jesús Martín.

Foto: Cortesía Café Jesús Martín

Lo que comenzó con una venta casera de café se convirtió en una de las propuestas más completas de Salento. Así es el Café Jesús Martín.

El Café Jesús Martín fue fundado en el año 2004 y es reconocido entre los mismos lugareños y propietarios de otros cafés de Salento como el de mejor calidad. De hecho, varias de estas personas le compran el café a don Jesús Armando Bedoya Rodríguez, su propietario, y han recibido capacitaciones por parte de su empresa y, por ende, le profesan un profundo respeto.

El gusto de don Jesús por el café, sin embargo, no es adrede, pues ya son cuatro las generaciones de su familia que se han dedicado al cultivo del café en fincas como Santa Ana y el Diamante, como se le denomina también a su café estrella; estos predios están ubicados en el municipio de Quimbaya y vienen asociados a la magia de ese territorio.

Café Jesús Martín

El origen del café

Pero el negocio como tal, empezó de manera hogareña y vendiendo café en la casa de Don Jesús y de su esposa.

La compañía tiene tres puntos claves en Salento: un café donde los comensales pueden disfrutar del mejor café especial de la zona, una tienda sobre la Calle Real y una planta de producción que es atendida por Carlos Cañas, su jefe de calidad y, quien explica que de las 540 mil familias productoras que hay aproximadamente en el país, ellos trabajan con 17.

Vea tambien: Una ruta por los mejores 10 cafés de especialidad para probar en Bogotá

“Hay familias de Antioquia, Valle del Cauca, Risaralda, Caldas, Quindío, Nariño, Meta y Cundinamarca. Dependiendo de la región, cambia el perfil, pero son extraordinarios y muy ricos todos”, comenta.

Salento

“Verificamos —explica Cañas— cómo están sus lotes, cómo fermentan el café, el tipo de recolección, el secado y decidimos qué café queremos comprar. Acompañamos al productor y a su familia en todo el proceso y les damos capacitaciones para que sepan vender su producto, dándole así un valor agregado”.

“Nos llega el café, lo recibimos, lo pesamos y de cada saco, ‘muestreamos’ 250 gramos, luego lo pasamos a la trilla en verde para verificar su olor, color, defectos y factor de rendimiento. Después hacemos pruebas de tostión, miramos temperaturas, tiempos y realizamos un análisis de cómo se comporta, ahí definimos el tueste que nos interesa, la compra y, dependiendo de los kilos y del perfil de taza, pasamos a una trilladora combinada marca Pinhalense, del Brasil ,que trilla, pule y clasifica el grano por distintos tamaños”.

Pasos de calidad

La clave del éxito de su taza radica en el lavado y en el secado que son procesos delicados y de los que depende un tostado perfecto, pero también del esmero y de la atención que les imprimen a los detalles de cada etapa, desde el origen de cada grano y hasta llegar al consumidor final.

Vea tambien: Isla de Gorgona: una joya natural en el pacífico colombiano

Salento

En ese sentido, entre los aspectos a destacar, está también el uso de alta tecnología. “Trabajamos con equipos alemanes y tenemos una máquina Probat, que en el mercado mundial es considerada también como una de las mejores, por sus aleaciones y un material que le atina a la mejor conducción de calor a la hora de hacer un tueste”.

Para conocer más puede visitar su perfil de Instagram: @cajefesusmartin

También podría interesarle: Café Danubio: el café más antiguo de Salento que se resiste a desaparecer

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Enero
13 / 2020


Send this to a friend