Cuatro destinos alternativos de playa en Colombia

Más allá de El Rodadero, Cartagena y San Andrés, estos son cuatro lugares imperdibles para descansar y disfrutar las vacaciones sin salir de Colombia.   

Para muchos, las vacaciones son sinónimo de playa, de descansar de la rutina, del transporte, de la contaminación, de la oficina, y en general, de todas esas cosas que conforman la vida moderna. Por eso resulta curioso, por no decir contradictorio, que cuando decidimos alejarnos de todo eso que hace parte de la cotidianidad, escogemos precisamente esos sitios que se llenan de personas, donde las playas son un caos, y los restaurantes tardan años para entregar un pedido. En definitiva, factores que solo hacen que el estrés continúe, aun cuando hemos decidido escapar de él.

Vea también: Los mejores destinos de 2019, según National Geographic

Por eso para planear sus vacaciones, o si decide irse de improviso, evite esos lugares clásicos a los que va todo el mundo, porque en Colombia hay más destinos para descansar a orillas del mar de los que usted cree.

Islas de San Bernardo

En total son diez islas que conforman todo el Archipiélago de San Bernardo: Panda, Mangle, Múcura, Boquerón, Palma, Ceycén, Tintipán, Cabruna, Maravilla y un islote artificial llamado Santa Cruz. Todas ellas se convierten en una maravilla tropical que desde 1996 pertenece al Parque Nacional Natural Islas Corales del Rosario y San Bernardo.

Para viajar a las Islas de San Bernardo, que se ubican en el Golfo de Morrosquillo, lo primero que debe hacer es llegar al municipio de Tolú, en el departamento de Sucre. Luego, desde allí, abordar una lancha para un trayecto de dos horas. El plan puede ser solo para pasar el día, pero si desea conocer más el archipiélago y sus distintas islas, también puede hospedarse con facilidad en alguna de ellas.

 

Por su arena blanca, la isla de Titipán es una de las que más visitantes atrae, y además cuenta con un hospedaje que literalmente está enclavado en el mar. Múcura es otra de las más bellas, donde se pueden encontrar hamacas desde 18 mil pesos la noche. Y en Isla Mangle se puede bucear, visitar los manglares y hasta subir a la punta de la isla.

Bahía Solano

Aquí la selva y el mar se unen para brindarnos uno de los espectáculos más impresionantes en Colombia: el avistamiento de ballenas jorobadas.


Cientos de estos cetáceos viajan hasta las calmadas aguas del oceáno Pacífico para dar a luz a sus crías. Sin embargo, Bahía Solano no solo es mágica por esto,  también lo es por su gente, su desconexión casi total con la vida moderna, sus ecohoteles, y su diversidad en aves, plantas y peces.

En la Playa de los Deseos, que es uno de los lugares más visitados, los amantes del surf encuentran un lugar perfecto. Y si los deportes no son lo suyo, otro de los planes es ir al Tortugario Artificial, acompañado de la luz de la luna; un espectáculo nocturno en un entorno natural.

Debido a la falta de vías, para llegar a Bahía Solano solo hay dos opciones: mar o aire. Para llegar por mar, lo primero que debe hacer es ir hasta el puerto de Buenaventura y de ahí abordar una lancha en un viaje de alrededor de 12 horas.  Pero si quiere ir en un plan más cómodo, otra forma es llegar hasta Medellín y abordar una avioneta que lo lleva directo en un viaje de 45 minutos.

Capurganá

Se trata de un corregimiento pequeño y privado, con un mar de colores, conectado a través del Río Atrato y muy cerca de la frontera selvática entre Colombia y Panamá. Con hoteles cinco estrellas y un paisaje natural bellísimo; así es Capurganá, el paraíso del que muchos colombianos ni han oído hablar.

El anonimato de Capurganá se debe a muchos factores, entre ellos el difícil acceso, ya que solo se puede llegar en lancha desde el puerto de Turbo, en Antioquía, o por avioneta. Pero sin duda, la influencia del narcotráfico en los años 80 también ayudó, ya que convirtió este lugar en un escondite de narcotraficantes, quienes construyeron hoteles y mansiones, que incluso hoy se mantienen en pie.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Día 1: En un Paraíso Colombiano!

Una publicación compartida de Fabian Castaño Acevedo (@fabiancho_castano) el


Foto Encolombia.


A pesar de su historia. Capurganá es  hoy es ese sitio ideal para aislarse de todo y descansar en sus playas. La comida es deliciosa, y cuenta con una variedad de hostales y hoteles de lujo, que le dan muchas opciones a los turistas.

El Parque Nacional Natural Tayrona

A solo dos horas de Santa Marta, se encuentra esta maravilla natural, que extrañamente es más visitada por extranjeros que por colombianos. Su mística, que bien entendieron los indígenas arhuacos y taironas, quienes se asentaron en este territorio hace siglos, sigue latente, y posiciona al Tayrona como un paraíso para descansar, despejarse y caminar entre la selva y sus playas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Parque Nacional Tayrona 📸 #tayronanationalpark #colombia #parquenacionaltayrona🌴🌴

Una publicación compartida de Aitor de la Fuente (@aitor26fb) el

Uno de los atractivos del Tayrona es que es un plan que se acomoda bien para los diferentes presupuestos y gustos. Por esto podrá encontrar estaderos que le ofrecen una hamaca por 10.000 pesos hasta hoteles de lujo que tienen todas las comodidades. Entre actividades que puede realizar allí están ir al Sendero de los Naranjos, visitar Bahía concha, ir al Museo Arqueológico de Chairama, en Cañaveral, conocer las playas de Cristal, Castilletes, Arrecifes, la Piscina y caretear o bucear.

También le puede interesar: Guía para recorrer Colombia por carretera

 

Artículos Relacionados

  • Participe en el desafío fotográfico de iPhone 2019
  • Artículo interactivo: Entreviste a Juanpis González
  • Happy Pills: “La felicidad está en comprar medicamentos que no necesitamos”
  • Galería: Estas son las películas más influyentes de la historia

Send this to a friend