Dos hoteles para vivir la naturaleza y el lujo cerca de Bogotá

Existen pequeños hoteles con interesantes propuestas para quienes quieren vivir una experiencia diferente en medio de la naturaleza. Aquí, un par de recomendaciones, ideales para aquellos que buscan conectarse con su entorno, sin dejar de lado lujos y comodidades.

LA NUIT

Ubicado a menos de dos horas de Bogotá, entre San Francisco y La Vega, Cundinamarca, y rodeado por fincas cafeteras y trapiches, este ecohotel tiene un encanto único y especial.

Los ecolodges son estructuras de madera elevadas, con techos de palma hechos por artesanos de Córdoba.


El proyecto, que cuenta con cuatro ecolodges privados independientes, repartidos en una hectárea de jardines, es una iniciativa de Luz Beatriz Vélez, quien fuera la chef de los restaurantes Abasto, y su pareja, el francés Guy Mijola, quien también tiene experticia en la cocina.

Por eso, además de la exuberante vegetación que envuelve el lugar, uno de sus grandes atractivos es la gastronomía, en la que predomina la honestidad de los ingredientes y la creatividad de los cocineros. En las noches se forma una ambiente agradable y acogedor alrededor de la mesa, en compañía de un buen vino.

La gastronomía, a cargo de los propietarios, es uno de los atractivos de La Nuit.


Entre las actividades recomendadas están las caminatas por los valles y las excursiones a las cascadas del Chupal o la laguna del Tabacal.

Más información en
www.lanuit.com.co

MALOCA GLAMPING

Inspirado en las malocas – viviendas comunitarias de los indígenas en el Amazonas- este lugar rodeado por más de 10.000m2 de bosques nativos, en Guasca, Cundinamarca, es un paraíso para quienes desean conectarse con el medio ambiente. En la noche es posible apreciar el brillo de las estrellas y arrullarse con el sonido de los búhos.

Cada maloca tiene deck y baño privado, la vista varía de acuerdo a la ubicación.


Cada una de las tres malocas -la vista cambia de acuerdo con la ubicación- está perfectamente adecuada, y cuenta con baño –con agua caliente- y deck privado.

La temperatura dentro de estas tiendas ecológicas está garantizada por lencería, plumones y cobijas térmicas.

Muy cerca de este lugar hay reservas naturales ideales para hacer senderismo y avistamiento de aves. 


La tarifa por noche varía según la temporada e incluye desayuno. El restaurante, con una gastronomía basada en los ingredientes de la región, tiene un amplio menú. Cuenta también con el Búho café bar, que ofrece una interesante variedad de bebidas y cocteles.

Además de estar inmerso en la naturaleza, hay diversas actividades para hacer, como paseos en bicicleta de montaña, visitar el parque natural Chingaza o navegar por la laguna de Guatavita, entre otros.

Más información en
malocaglamping@gmail.com

Artículos Relacionados

  • Galería: Vea los ganadores de los iPhone Photography Awards 2018
  • Escuche las canciones favoritas de Piso 21
  • Nueva música para disfrutar el fin de semana
  • Crónicas desde Rusia: Postales del partido Colombia – Inglaterra