SUSCRIBIRME
INICIO//Viajes//Jericó: una joya en el suroeste antioqueño

Jericó: una joya en el suroeste antioqueño

Este municipio no solo es la tierra de la madre Laura, la primera santa de Colombia, sino que tiene una gran variedad de atracciones culturales y ecológicas para ofrecer. Diners visitó el lugar.

Foto: Federico Klinkert

Este municipio no solo es la tierra de la madre Laura, la primera santa de Colombia, sino que tiene una gran variedad de atracciones culturales y ecológicas para ofrecer. Diners visitó el lugar.

Publicado originalmente en Revista Diners de mayo de 2015

A 104 kilómetros de Medellín está uno de los pueblos más lindos del país: Jericó. Sus casas de colores, sus calles empinadas, su arquitectura colonial, sus paisajes de montaña y una gran riqueza cultural lo convierten en un destino que merece la pena recorrer.

Jericó es uno de los 44 pueblos que pertenecen a la Red Turística de Pueblos Patrimonio del país, tiene 193 kilómetros cuadrados de extensión y un poco más de 13.000 habitantes. En la memoria de los colombianos su nombre está presente porque fue el lugar en el que nació Laura Montoya Upegui. Más conocida como la Madre Laura, esta mujer fue canonizada por el papa Francisco el 12 de mayo de 2013, convirtiéndose en la primera santa nacida en Colombia.

Justamente, el próximo 26 de mayo se celebra el natalicio de esta santa y es una buena excusa para conocer, en detalle, este municipio del suroeste antioqueño que la vio nacer.

maja

El MAJA y su patio central donde se puede ver la exposición Tachuela, de Delia Esculto.


Experiencia mística

Un lugar ideal para iniciar el recorrido es la plaza de Bolívar. Desde aquí se puede apreciar la arquitectura, propia de la colonización antioqueña, que la circunda. Casas de dos niveles, con balcones de madera y muchos colores, son la nota predominante a lo largo y ancho de sus calles.

Al fondo, emerge imponente la catedral de Nuestra Señora de las Mercedes. De estilo románico moderno, fue construida en ferro-concreto en 1949 por el arquitecto Luis David Vásquez y tiene un área de 2.700 metros cuadrados. El Museo de Arte Religioso funciona en la cripta de esta catedral y una de las obras más representativas que exhibe es un óleo sobre lienzo de 1852 de la Virgen de las Mercedes.

A un costado de la catedral se encuentra el parque Francisco Cristóbal Toro, construido en homenaje al primer obispo de la diócesis de Jericó. Hacia el oriente de este parque pasa la calle del Comercio, donde se pueden conseguir los famosos carrieles y las fábricas de dulces típicos. Allí merece la pena detenerse a degustar las colombinas de cardamomo.

Unas cuadras más allá se encuentra la casa de la santa Laura. Un mural con su rostro se puede apreciar en la entrada. En su interior se hallan varios objetos de su vida personal, como su hábito y crucifijo. También está la pila bautismal donde fue bautizada cuatro horas después de nacer, y que fue recuperada por la comunidad, así como decenas de placas con los agradecimientos de sus fieles, testimonio de fe de los milagros realizados.

Luego de salir de la casa de la santa, y si tiene el suficiente tiempo, se puede hacer un recorrido por las iglesias, porque hay muchas para contemplar. No hay que olvidar que Jericó es una diócesis desde 1915 y tiene, además de la catedral, un santuario, tres iglesias y once capillas. Vale la pena visitar el santuario al Inmaculado Corazón de María, de arquitectura neogótica; la iglesia de San Francisco, que tiene en su interior un precioso retablo, y la capilla de la Visitación, construida en 1920 dentro de un monasterio.

motoratones_

Los motorratones, transporte típico de jericó.

Vea tambien: Guía para conocer 70 marcas de café colombiano


Más arte

Jericó también tiene una oferta cultural muy interesante. No en vano es llamada la Atenas del Suroeste. Pues no solo se trata de la tierra de grandes escritores como Manuel Mejía Vallejo, de artistas como Luis Fernando Peláez, o de personajes como el médico Héctor Abad Gómez, sino que los museos y los teatros han sido reformados recientemente y exhiben diferentes muestras artísticas.

Uno de los más importantes es el Museo de Antropología y Artes de Jericó, más conocido como MAJA. Se trata de un espacio que funciona desde 2008 y está ubicado en una casa de 1906, la cual fue restaurada en 2011, según afirma su director, Roberto Ojalvo Prieto.

Actualmente el museo cuenta con 1.000 metros cuadrados, divididos en una sala para exposiciones, un aula para ofrecer talleres, un auditorio para 120 personas y una sala dedicada al artista Luis Fernando Peláez. Además, el museo alberga la colección del Museo Arqueológico del Suroeste, uno de los más antiguos del municipio.

La muestra Fotografía de época de primera comunión, del artista Ramón Espinosa, y la exposición colectiva 10 expresiones, en la que participan diez artistas de la región, serán algunas de las exhibiciones que los visitantes podrán recorrer próximamente.

El Teatro Santa María de Jericó es otra de las joyas de la ciudad. Fue reinaugurado en enero pasado, luego de una restauración de $3.700 millones. Su fachada es de un blanco impoluto y sus ventanas y balcones son de color rojo, como los de hace cuarenta años. Cuenta con una sala para sentar a 374 personas.

teatro

El Teatro Santa María de Jericó, recién restaurado.


Camino a las nubes

Luego de haber dado una vuelta por el Jericó urbano, haber subido y bajado por sus empinadas calles, por sus cien escalas, una buena opción es caminar hasta el Jardín Botánico Los Balsos. Aquí hay un lago, puentes de guadua y una muestra representativa de la flora de la región. Por uno de sus senderos se llega al morro El Salvador, desde donde se obtiene una gran panorámica de Jericó. En la cumbre de la montaña se encuentra una estatua de Cristo Rey de cuatro metros de altura que data de 1928.

Pero la travesía continúa. Un poco más arriba del morro está el metrocable, que por 8.000 pesos, ida y vuelta, lo llevará al Parque Natural de Las Nubes, una reserva natural de 600 hectáreas, a 2.250 metros sobre el nivel del mar. Desde este lugar se alcanza a apreciar el nevado del Ruiz, se pueden hacer caminatas ecológicas para ver especies como venados y si le gusta la aventura extrema también se puede practicar parapente.

parapente_jerico


Para tener en cuenta

Hotel El Despertar

Carrera 6 # 8-29

www.eldespertarhotel.com

Teléfono: 4-852 4050

Dos casas coloniales se unieron para conformar este hotel boutique, con cinco habitaciones y dos suites. Cuenta con un spa con vista al valle del río Piedras. El desayuno es tradicional con arepa de maíz. Ofrecen varios planes como visitar la finca cafetera La Nohelia, el mirador La Mama y un tour urbano guiado.

Café Saturia

Calle 5 # 4-27

Celular: 314 815 3437

En este lugar, propiedad de los hermanos Gallego, se ofrece toda la experiencia del café de la montaña. Cuenta con un local adecuado para ver el proceso de trillado y tostión. Tienen cerca de 17 marcas de café con denominación de origen.

Turismo Jericó

Calle 7 # 3-31

www.turismojerico.com

Celular: 314 651 4030

Esta oficina es la primera autorizada por Fontur como parte de la Red Turística de Pueblos Patrimonio de Colombia. Ofrece planes al aire libre en grupos e individuales y varias rutas como la Ruta del Río, el paseo a la cascada que hay en la hacienda La mamá, y el plan de parapente con instructores profesionales.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Noviembre
27 / 2019


Send this to a friend