SUSCRIBIRME

Entrevista con Eduardo Tobón, presidente de Diners Club International

El presidente de Diners Club en el mundo, el colombiano Eduardo Tobón, le apuesta a Latinoamérica y espera que Colombia duplique el número de socios en cinco años. Diners conversó con él en Cartagena.

Foto: Manuel Olarte

El presidente de Diners Club en el mundo, el colombiano Eduardo Tobón, le apuesta a Latinoamérica y espera que Colombia duplique el número de socios en cinco años. Diners conversó con él en Cartagena.

En 1949, el empresario Frank McNamara olvidó su billetera mientras cenaba con unos amigos en el restaurante Major’s Cabin Grill de Nueva York. La pena que sintió en aquel instante fue monumental. Tuvo que llamar a su esposa para que pagara la cuenta. Sin embargo, aquel incidente le sirvió para que junto con su socio Ralph Schneider, se inventara la primera tarjeta de crédito multipropósito en el mundo: Diners Club.

Un año después, McNamara regresó al mismo restaurante y pagó por primera vez con la tarjeta una cena. Han pasado 65 años de este acontecimiento que revolucionó las finanzas. McNamara pasó a la historia, la empresa se expandió por todo el mundo y desde hace dos años y nueve meses las riendas del negocio las tomó un colombiano.

Su nombre es Eduardo Tobón Mestre. Hijo de un paisa y una vallenata, asegura que este cruce de culturas ha ejercido una gran influencia en su vida. “Es la combinación perfecta, pues por un lado tengo toda la fuerza del emprendimiento y por el otro sé muy bien cómo disfrutar de la vida”, asegura con voz cálida. Estudió ingeniería de producto en la Eafit, en Medellín. Luego se fue a hacer un MBA en Carnegie Melon, en Estados Unidos, y tomó la decisión de radicarse en ese país junto a su esposa.

Durante siete años trabajó en el Banco Santander y desde septiembre de 2012 fue elegido para ser el presidente de Diners Club a nivel mundial. Asegura que su estilo de liderazgo está enfocado en empoderar a su equipo. “He trabajado mucho para fichar a las mejores personas, las más adecuadas, inclusive algunos son mejores líderes que yo, porque estoy convencido de que el éxito de una compañía depende del trabajo en equipo”, explica.

Se declara un amante de la tecnología y las redes sociales. Siempre lleva consigo dos iPhones y una tableta. “Estoy pendiente de las noticias y no solo de los temas económicos. Además, soy un creyente total de las redes sociales y procuro cultivarlas”, asegura.

Sin embargo, Tobón, que es padre de tres hijos, confiesa que su mayor reto en este tiempo ha sido lograr un equilibrio personal. “Este es un negocio global, hay que estar montado en un avión y mantener un balance personal ha sido bastante difícil”, explica. La manera como ha intentado solucionarlo es alternando sus viajes, es decir, una semana se la pasa en un avión y la siguiente procura no viajar tanto. “Hay que tener mucha disciplina, la agenda se llena muy rápido y, obviamente, todos quieren que vaya a sus países”, dice.

Por estos días, Tobón no está en su oficina en Chicago. Se encuentra en Cartagena, liderando la reunión anual de la región de la compañía. Desde allí Diners conversó con él sobre Latinoamérica, el país y sus planes futuros.

¿Por qué decidieron escoger Cartagena?

En octubre del año pasado, en Nueva Orleans, elegimos la ciudad donde se realizaría la reunión de América Latina. Y la verdad, todo el mundo quedó convencido de que el lugar debía ser Cartagena, no solo por ser patrimonio histórico, sino también por lo que hace Diners en la ciudad, como patrocinar el Festival de Música Clásica en enero. Esto le llegó al corazón a la gente y ellos pidieron que lo hiciéramos aquí. No fuimos realmente nosotros, pero eso dice mucho del país y de la ciudad.

Vea también: Caitlyn Jenner recibió el Premio Espy al valor

¿Cuál es el balance de la reunión?

Ha sido muy positivo. Hemos estado analizando los cambios que existen a nivel tecnológico en el negocio de medios de pagos. Tuvimos una reuniones de relanzamiento de marca en varios países de la región. Argentina, por ejemplo, tiene el proyecto de reactivar la marca para reposicionarla en el estado natural premium, que es donde debe estar. Países como Uruguay llevan tres años de relanzamiento con muchísimo éxito, y algunos presentan crecimientos de tres dígitos, como Perú.

Y en el caso específico colombiano, teniendo en cuenta la desaceleración de la economía este año, ¿cuáles son sus expectativas?

Como en cualquier país, una de las estrategias fundamentales consiste en contar con el mejor socio de negocio. Y nosotros estamos muy confiados con el que tenemos aquí. Davivienda entiende muy bien el mercado colombiano, empezamos a ver crecimientos dentro del negocio de la tarjeta en el país y pienso que eso nos va a dar un empuje en los próximos meses para continuar progresando. Creo que, a pesar de que va a ser un año difícil a nivel económico, el socio de negocios es el que determina la forma en que se va a crecer.

¿ Y cómo lo van a hacer?

Davivienda tiene muy claro el tema de las experiencias y no solo a nivel gastronómico y cultural. Así que tienen pensado hacer más eventos especiales, tanto dentro como fuera del país. Esto le ayuda mucho al cliente de Diners, al que le gustan las experiencias únicas. Además, es importante tener en cuenta que el tipo de personas que está en este segmento va a continuar asistiendo a estos eventos y disfrutando la vida como lo está haciendo, a pesar de que la economía se desacelere. Creo que darles esos lujos y crear experiencias únicas es algo invaluable.

En Colombia existen 400.000 socios de esta tarjeta. ¿Qué proyecciones de crecimiento tienen?

Para nosotros es fundamental crecer en número de socios, no solo en el mercado local, sino en el resto del mundo. Estamos viendo casos de países con crecimientos de tres dígitos, lo que significa duplicar el negocio en un corto plazo. Yo tengo la esperanza de que Colombia pueda empezar a ver crecimientos de dos dígitos, lo que indicaría que en cinco años, o menos, podríamos duplicar el negocio y el número de socios. ¡Hay manera de hacerlo!

Usted afirma que Davivienda realizará un mayor número de eventos. ¿Como cuáles?

Vea también: Conversamos con James Spader, protagonista de The Blacklist

Tienen que ser revelados en el momento adecuado, no quiero adelantarme, pero le puedo contar que hemos discutido en esta reunión la importancia de traer eventos globales a Colombia. Por ejemplo hemos hablado de los vinos y hay un gran interés en este tema.

Una de sus estrategias como presidente de la compañía ha sido que las nuevas generaciones se acerquen a la tarjeta. ¿Qué resultados ha obtenido?

Por un lado estamos ingresando a las mejores universidades de varios países, para que los futuros profesionales, y quienes van a estar en el segmento premium, reciban su primera tarjeta de crédito. A nivel tecnológico, nos encontramos trabajando en estar presentes con las billeteras y pagos digitales.

Usted es filántropo y apoya muchas causas. ¿Ha podido seguir haciéndolo con su nuevo cargo?

Yo vivía en Boston y tuve que trasladarme a Chicago, razón por la cual debí renunciar a la Boston Youth Symphony Orchestra, algo que fue muy difícil para mí, porque soy un apasionado por la música. Pero aquí, al poco tiempo, me vinculé a la junta directiva de Ravinia, un festival musical muy importante que trata de llevar la cultura por todos los lados. Además, sigo involucrado con el Boston Children’s Hospital.

¿Cómo se imagina en diez años?

Es difícil definir el futuro, soy una persona naturalmente internacional, soy ciudadano del mundo, no sé en qué lugar estaré, pero tengo el premio de ser un colombiano con una agenda global.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Julio
06 / 2015

Send this to a friend