¿Sabía que estas cintas están basadas en libros?

Hollywood siempre ha mirado a la literatura como inspiración para sus proyectos. A veces es obvio, pero hay ocasiones en las que descubrir que hubo un libro primero es realmente una sorpresa.
 
¿Sabía que estas cintas están basadas en libros?
Foto: /
POR: 
Pablo Ruiz

Cada año se estrenan miles de películas alrededor del mundo. Algunas son historias originales, otras son segundas o terceras partes de grandes sagas. También hay historias basadas en hechos reales o incluso remakes, que es cuando un estudio decide volver a hacer una película que ya existe. Pero uno de los métodos favoritos de Hollywood es el de llevar libros a la pantalla gigante. Según la página especializada en taquilla www.boxofficemojo.com,  en los últimos 20 años el 58% de las cintas más exitosas han sido adaptaciones de libros,

Y es que Hollywood sabe que los libros que se convierten en películas son buenas apuestas financieras y es por esto que cada año buscan historias cortas, novelas, biografías y demás para llevar a las salas de cine. Y con tantos libros y películas para disfrutar seguro que ya ha visto más de un largometraje basado en algún texto sin saberlo. En seguida le ofrecemos diez ejemplos de películas reconocidas que tal vez usted no sabía que fueron libros primero.

Tiburón (1975)
Basada en: Tiburón, de Peter Benchley

Richard D. Zanuck y David Brown, dos exitosos productores de Hollywood, compraron los derechos de la novela en 1973, antes de su publicación. Poco después contrataron a un joven Steven Spielberg para dirigir el proyecto. El proceso de adaptación fue complejo, pues al director no le agradaba el guión escrito por el mismo Benchley. Carl Gottlieb, un actor-escritor, acabo reescribiendo el guión mientras la película era filmada. Lo usual era que las páginas que debían filmar fueran escritas tan solo la noche anterior. La cinta tiene, según Spielberg, unas 27 escenas que no aparecen en el libro, aunque las últimas 120 páginas llegaron a la pantalla sin muchos cambios.

La novela pasó 44 semanas entre los bestsellers y su adaptación se convirtió en la película más taquillera de la historia, distinción que perdería dos años después de su estreno con el éxito de La guerra de las galaxias. Pero la popularidad de Tiburón fue inesperada. Zanuck, Brown y Spielberg habían comprado cientos de copias de la novela para hacerla escalar en las listas de los libros más vendidos, truco que finalmente fue innecesario.

Psicosis (1960)
Basada en: Psicosis, por Robert Bloch

Alfred Hitchcock, quien dirigiría la adaptación, también ordenó a sus asistentes comprar todas las copias de la novela que vieran, pero por motivos muy diferentes a Spielberg. Hitchcock quería evitar que una gran audiencia leyera la novela para mantener las sorpresas de su película intactas. A pesar de ser uno de los directores más talentosos de todos los tiempos, el estudio con quien tenía contrato no estaba interesado en Psicosis. Por esta razón, Hitchcock recibió un presupuesto más pequeño, hecho que lo forzó a cortar costos de maneras creativas, como filmar en blanco y negro.

Pero el tiempo le dio la razón al famoso director. La cinta es considerada como la mejor película de terror por múltiples fuentes, que incluyen el Instituto Americano de Cine (AFI) y la prestigiosa revista británica Sight & Sound. Además, Psicosis ha inspirado tres secuelas, un remake e incluso una serie de televisión, Bates Motel, aunque ninguno de estos proyectos ha alcanzado el éxito de la película original.

El exorcista (1973)
Basada en: El exorcista, por William Peter Blatty

Blatty, quien escribió tanto el libro como la película, basó la historia en el exorcismo de Ronald Doe, un niño estadounidense, que ocurrió en 1949. Cuando la película estrenó, este era uno de solo tres exorcismos autorizados por la Iglesia Católica en los Estados Unidos. El guión trata de ser leal a los eventos históricos y William Friedkin, quien dirigió la cinta, consultó a los representantes de la Iglesia presentes en el exorcismo original e incluso a algunos familiares del niño.

El exorcista también es considerada la película más aterradora de la historia por fuentes como Entertainment Weekly y tiene el honor de ser la primera película de terror nominada al Oscar a Mejor Película.

Duro de matar (1988)
Basada en: Nada es para siempre, por Roderick Thorp.

La novela de Thorp es, en realidad, una secuela de otro libro suyo titulado El detective, que ya había sido adaptado por Hollywood a una película del mismo nombre con Frank Sinatra como protagonista. 20th Century Fox, estudio que tenía los derechos de Nada es para siempre, le ofreció el papel principal a Sinatra pero este lo rechazó. Después, el estudio consideró adaptar el libro como una segunda parte de la película Comando pero descartó la idea cuando Arnold Schwarzenegger también rehusó el papel. Desesperados por encontrar una estrella, Fox habló con actores como Harrison Ford o Clint Eastwood antes de contratar a Bruce Willis, quien era considerado un actor de comedias en ese entonces.

John McClane, el solitario héroe interpretado por Willis, se convirtió en un personaje icónico al igual que el villano de la historia, Hans Gruber (Alan Rickman en su primera película). Ambos ocupan puestos es la lista de los mejores personajes del cine que la revista Empire publicó, con Gruber en el puesto 17 y McClane en el 12.

Chicas Pesadas (2004)
Basada en: Queen Bees and Wannabes, por Rosalind Wiseman

El libro en el que la comedia se basa no es una novela si no un texto de auto superación en el cual Wiseman analiza los diferentes grupos que las adolescentes forman en el colegio, los patrones de agresividad entre estas y como lidiar con ello. Dado que no existe una narrativa Tina Fey debió inventar la historia del guión por si misma. Para esto se inspiró en su propia experiencia en el colegio pero uso la información del libro para crear la dinámica entre los personajes principales.

Entertainment Weekly llama a la película una de las mejores cintas del nuevo milenio sobre adolescentes y destaca lo preciso que es el retrato que Fey pinta sobre la maldad entre adolescentes que se puede presenciar en la secundarias de Estados Unidos.

Rambo: primera sangre (1982)
Basada en: Primera sangre, por David Morell

Como pasó con Duro de matar, múltiples estrellas del cine rechazaron el papel de John Rambo. Dustin Hoffman y John Travolta opinaron que la película era demasiado violenta y no les interesaba ser parte de ella. El proyecto no avanzó por años mientras los productores buscaban su protagonista. Al final, Sylvester Stallone accedió al rol de Rambo con la condición de poder reescribir el guión. Dado que el último libreto que el actor había escrito (Rocky) había sido nominado a Mejor Guión Original, los productores aceptaron. El cambio más notable fue el final de la historia, pues Rambo muere en el libro pero sobrevive la adaptación, lo cual resultó en tres secuelas, todas escritas por Stallone.

Shrek (2001)
Basada en: ¡Shrek!, por William Steig

La historia original es un libro ilustrado de tan solo 32 páginas pero el personaje de Shrek capturó la imaginación de Steven Spielberg, quien compró los derechos del libro en 1991 con la idea de hacer una película animada. Pero solo fue hasta 1995 que el proyecto empezó a desarrollarse tras la creación de DreamWorks Animation, un estudio creado con la intención de hacerle competencia a Disney.

Bajo el estandarte de DreamWorks, Shrek pasó a ser una historia que podía entretener tanto a niños como adultos. El director original de la cinta, Andrew Adamson, dejó su puesto tras un desacuerdo con los ejecutivos sobre el contenido del filme, pues Adamson quería incluir chistes sucios y música de Guns N’Roses, idea que el estudio rechazó. Con la partida de Adamson también se abandonó la idea de hacer la película mezclando imágenes reales y animación, como la película de Disney Dinosaurio. Shrek, 100% animada, estrenó en 2001 y ganó el primer Oscar a Mejor Película Animada en la historia por sobre Monsters, Inc.

La red social (2010)
Basada en: Billonarios accidentales: La fundación de Facebook, un relato de sexo, dinero, genios y traición, por Ben Mezrich

Aunque oficialmente la película esta basada en el libro de Mezrich, el guión fue escrito en paralelo a la novela. Aaron Sorkin, el libretista, leyó la propuesta de Mezrich a las editoriales y aceptó el trabajo de escribir el guión. Sorkin y el novelista investigaron la fundación de Facebook al tiempo y compartieron información y fuentes. Al final, el libro fue publicado en 2009 y la película estrenó en 2010.

Aunque Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, asegura que la historia que el libro y su adaptación cuentan no es totalmente cierta, ambos escritores tuvieron acceso a personas involucradas de lleno en el suceso. Sorkin además asegura que el largometraje no es un documental, si no una dramatización de los eventos. El guión fue premiado con el Oscar a Mejor Adaptación en 2010.

¿Quieres ser millonario? (2009)
Basada en: ¿Quiere ser millonario?, por Vikas Swarup

Swarup cuenta que la idea de su novela le llegó a la mente tras ver a un par de niños descalzos con iPods y la noticia de que un concursante del popular programa ¿Quién quiere ser millonario? fue acusado de hacer trampa. Swarup escribió la historia de Ram Mohammed Thomas, un joven de la India quien le cuenta su vida a un abogado tras ser acusado de ganar ilegalmente en el programa.

La adaptación fue escrita por Simon Beaufoy, que viajó repetidas veces a India para darle un toque de realidad a su guión. Por esta misma razón, Beaufoy trabajó con Loveleen Tandan, una directora de casting, para traducir aproximadamente 10% de los diálogos al hindi. La película fue nominada a diez premios Oscar y ganó ocho de ellos, incluyendo Mejor Película y Mejor Adaptación.

 

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
agosto
27 / 2014