SUSCRIBIRME

Camilo Duque, el colombiano que viajó por Colombia en medio del paro

Dos días de viaje por cuatro departamentos y más de diez cierres viales fueron retratados por Camilo Duque y evidencian un paro nacional distinto.

Foto: Cortesía Camilo Duque / @camiloduque.z

Dos días de viaje por cuatro departamentos y más de diez cierres viales fueron retratados por Camilo Duque y evidencian un paro nacional distinto.

El video supera las 700.000 reproducciones, tanto en Instagram como en Tik Tok, y muestra a Camilo Duque, un creador de contenido de viajes paisa, recorrer el país en medio del paro nacional, que supera ya los 13 días.

Durante breves 80 segundos, Camilo muestra un poco del trayecto que debió realizar desde Florencia, Caquetá, hasta Bogotá. Atravesando más de 10 cierres de camioneros, minga indígena y otros sectores, el colombiano evidencia lo que para él es “la verdadera protesta”.

El paisa llegó a Caquetá el 1o. de mayo motivado “por las maravillas naturales que tiene y por su realidad, tan diferente al resto del país”. En medio de su viaje iniciaron los cierres viales en Colombia y aumentaron las protestas pacíficas en el marco del paro nacional.

“Pasé una noche en vela viendo todas las imágenes de las protestas en redes sociales, me afectaron emocionalmente”, le cuenta Duque a Diners. Sin embargo, debió enfrentar otra realidad cuando se acercó el momento de regresar a casa, en Medellín.

Inicialmente, Camilo había planeado retornar en avión desde Florencia, pero encantado por los lugares para visitar del departamento decidió quedarse un poco más y devolverse en bus hasta Bogotá, el 6 de mayo. Al viaje lo acompañó su amigo Juan Pablo Bojacá, quien también es creador de contenidos relacionados con viajes.

Inicia el recorrido por Colombia

Estando en Florencia, Duque y Bojacá se disponían a visitar unas cuevas cuando la persona encargada de realizar el tour les avisó que era imposible salir de la ciudad. Al conocer la seriedad de la situación, decidieron entonces atravesar el país “como pudiéramos. Yo tenía un vuelo de Bogotá a Medellín a las 4 de la tarde del jueves 6. Si llegaba, bien, y si no, pues también”, recuerda Camilo, quien también es mercadólogo.

La madrugada del miércoles 5 de mayo, ambos se dispusieron a ir en un taxi hasta el cierre en Florencia. Y por lo que Duque llama un golpe de suerte, “justo en el momento en el que llegamos abrieron cinco minutos la vía para que pasaran un par de carros”.

Caquetá

Vea tambien: La estrategia para impulsar el turismo en el Pacífico colombiano


El paisa durante su recorrido en Caquetá. Foto cortesía Camilo Duque @camiloduque.z

Al pasar el primer obstáculo, en una estación de gasolina cercana conversaron con Carlos, un señor que accedió -luego de mucha insistencia- a llevarlos en su carro hasta Garzón, en el Huila.

“Que te pare un carro cuando estás en la vía ‘echando dedo’, que es algo que comprendimos en el viaje, es muy difícil porque desconfían de lo que puedas llevar en tu maleta. Nos subimos al carro de Carlos y a los dos minutos nos preguntó si ‘veníamos cargados’ y no entendimos. Él nos explicaba que es muy normal que gente pida vía, se monten a un carro, los pare la Policía, los requisen y encuentren cosas ilegales. Ahí entendimos que el viaje iba a ser más complicado de lo que esperábamos”, cuenta Camilo Duque.

Minga indígena y camioneros

La travesía cambió de sentido para Camilo cuando llegaron al segundo cierre, ya cerca al departamento del Huila. “La gente estaba totalmente decidida y de una forma muy amable nos decían que no podíamos pasar. Pero Carlos, que iba conduciendo, trató de sobornar a la minga indígena y ellos dijeron algo que me impresionó: ‘Nosotros nos estamos acá por plata, estamos peleando para que a todos nos vaya muy bien, un reclamo mucho más justo’.”

Fue en ese instante que el paisa dejó atrás el afán por llegar al vuelo que lo llevaría a casa porque comprendió que “él no estaba perdiendo nada, en cambio hay gente que está sacrificando muchísimo más”.

Finalmente una persona de la comunidad reconoció a Juan Pablo, su compañero de viaje, por su contenido en redes sociales, y se dispuso a ayudarles a pasar para llegar hasta Garzón. “Nos llevó por una trocha y pidió los permisos en el otro cierre, que era de camioneros, y nos dejaron pasar”, recuerda agradecido.

Ya en Garzón, en el suroriente del departamento, “pasó otra cosa muy bonita. Juan Pablo se encontró con una conocida que es médica que se dirigía a Neiva”. Para Duque esa fue la oportunidad ideal para evidenciar la prioridad que le daban las protestas al personal médico.

“En ese trayecto fueron cinco cierres y en todos respetaron al personal médico. Diferente a lo que muestran los medios de comunicación, en donde decían que no los dejaban pasar”, asegura el paisa.

Cerca a Neiva, el destino del primer día de viaje, Camilo Duque debió pasar un cierre de la minga indígena caminando. “Ahí vimos familias reunidas, cocinando para todos, protestando, cantando y bailando. Eso me voló la cabeza”.

Derribar estigmas

La imagen de aquel momento resonó fuerte en la mente de Duque porque se distanciaba por completo de lo que él entendía por paro nacional. “Era notar todos los opuestos que yo cargaba en mi cabeza que asociaban los paros con peligro y violencia. Es una realidad que no nos muestran pero que me tocó vivir”.

Hasta el momento Camilo había estado registrando algunos apartes de su viaje en sus historias de Instagram pero las situaciones que encontraba lo obligaban a seguir registrando cada paso.

Ya en Neiva, y sin la compañía de la médica amiga, Duque y Bojacá debieron caminar en medio de una larga fila de camiones. “En un momento me subí a uno de los camiones y pude ver cómo el personal médico pasaba por una vía alterna, común y corriente. Ambulancias pasaban todo el tiempo e incluso vi dos motos con personas enfermas que estaban cruzando también”.

Vea tambien: Otra Ronda ¿una oda al alcoholismo o una realidad inevitable?

En medio de lo que él recuerda como una confusión por estar grabando con sus celulares, los amigos lograron pasar caminando el bloqueo en la vía. Adelante los esperaban kilómetros y kilómetros de camino.

Minga indígena


Foto cortesía Camilo Duque @camiloduque.z

Entre largas caminatas bajo el sol del mediodía huilense, motociclistas compasivos, una comunidad de Aipe supremamente amable y un ‘buen samaritano’ que encontraron en un peaje, Camilo y Juan Pablo llegaron hasta Girardot, en el Tolima, en la noche del 6 de mayo.

Claramente el vuelo hacia Medellín ya había despegado hace un par de horas, pero ya no era una prioridad para el viajero. “En Girardot ya pudimos tomar un bus que dio vueltas por toda Cundinamarca para entrar a Bogotá. Llegué al aeropuerto en la madrugada del viernes 7”.

Contar la historia

Los estigmas alrededor del paro, los cierres y la minga indígena eran tantos que Duque decidió no contarle a su mamá sobre su forma de regreso. Solamente le dejó saber a su esposa, quien evidenció su preocupación.

“No puedo decir que ningún medio ha mostrado la realidad de un paro camionero o indígena en paz, pero es un tema que no está en el imaginario de los colombianos. Cuando nos referimos al paro se habla de un paro violento primordialmente. Encontrarme con esa realidad fue muy fuerte”, analiza ya en casa.

A Medellín llegó el viernes en la mañana y ese mismo día, en la tarde, publicó el corto video en su cuenta de Instagram y luego en Tik Tok. “A mí me gusta escribir y editar videos. Traté de ser lo más neutral posible porque sé que en este momento caer en la polarización es muy fácil”.

Aunque no era su intención viralizar el contenido, Duque explica que para él, “en un momento en donde todos los videos que yo veía eran de violencia policial y vandalismo, esto fue un oasis en medio de tanto caos, porque hay muchas personas protestando en paz y me consta, pero solo se visualiza lo contrario”, finaliza.

Lea también: Susana Boreal y su orquesta, un ejemplo de resistencia pacífica

Adrián David Osorio Ramirez, redactor web y asistente editorial. Periodista apasionado por escribir sobre moda y las expresiones culturales.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Mayo
11 / 2021

Send this to a friend