SUSCRIBIRME

The Blue House, la marca colombiana de muebles que cuida el medio ambiente

The Blue House es una empresa de muebles que busca convertirse con sus políticas en un modelo del cuidado del medio ambiente.

Foto: Cortesía Blue House

The Blue House es una empresa de muebles que busca convertirse con sus políticas en un modelo del cuidado del medio ambiente.

The Blue House es una compañía de muebles que empezó en Medellín hace 5 años y medio. Es un referente en diseño y arquitectura de espacios, pero también se ha preocupado por convertirse en una empresa que se encarga de cuidar, con sus acciones, al medio ambiente.

Dentro de sus políticas tienen una alianza con una empresa que ayuda a recuperar el bosque húmedo en el Magdalena Medio y el uso de plástico que se demora entre 3 y 5 años en degradarse.

Además de la calidad de sus muebles y lo vanguardista de su diseño, The Blue House está dando pasos para convertirse en una empresa verde. Conversamos con Carolina Mejía, cofundadora y gerente de mercadeo, quien nos contó sobre estos cambios.

¿Cómo comenzó The Blue House y a qué se dedican?

Fue creado hace cinco años por un grupo de amigos que querían dar soluciones y experiencias con mobiliario de decoración. Todos los productos que diseñamos y comercializamos son producidos en Colombia. Solo algunas cosas muy específicas como tapetes y otros detalles de los muebles son importados.

Siempre hemos trabajado junto a proveedores que manufacturan los diferentes materiales con los que hacemos nuestros muebles, pero cuando la marca comenzó a crecer decidimos hacer nuestro taller de madera propio, que es el material que más usamos en nuestro portafolio.

¿Qué los diferencia como marca?

El nombre Blue House es algo que no nos limita a una tendencia en particular. Siempre estamos en constante evolución en cuanto a arquitectura y diseño gracias a que 5 sólidos, que es una firma de arquitectos que también son socios, están actualizándose en ferias y en eventos, lo que luego se ve reflejado en nuestros diseños.

Vea tambien: ¿Qué es la terapia con cuencos tibetanos?

¿Cuáles son los productos que producen ustedes?

Abarcamos toda la línea mobiliaria para la casa. Desde salas, comedores, habitaciones, mobiliario para terrazas, etc. Siempre hemos tratado de que nuestras tiendas se sientan más como una galería que como una tienda de muebles. Queremos que al entrar, encuentren ambientes conceptualizados y una especie de galería de arte.

Tenemos el espacio para hacerlo y por eso hacemos una curaduría de artistas colombianos cuyas obras están en nuestras tiendas, donde también servimos como galería para vender arte.

También tienen una línea muy importante que se preocupa por el medio ambiente y que se llama Green is the new blue, ¿en qué consiste?

Desde el año pasado, el estilo de vida de muchos de los socios de la marca ha cambiado. Por mi parte decidí liderar un proyecto de sostenibilidad en la marca y se lo propuse a ellos.

Estamos en un momento clave en el que debemos encontrar materiales y técnicas de producción que nos permitan ser más sostenibles y responsables con el medio ambiente, además de que el mercado también lo está pidiendo.

La primera decisión que tomé fue que de todos los productos que vendemos, estamos destinando una parte de ese dinero para la protección de bosques húmedos en el Magdalena Medio.

Para esto nos aliamos con una empresa que se llama O2 Reserve, que nos ayuda al cuidado de estos espacios en esta zona del país. Es zona que ha sido afectada por la ganadería y que en alianza con empresas privadas como nosotros, pueden ayudar a recuperar metros de bosque que se han perdido.

Vea tambien: Cinco materiales que reemplazarán al plástico

¿También tienen productos hechos con materiales sostenibles?

Sí. Cada vez encontramos materiales más amables. Por el momento tenemos una colección de cojines, mantas, hamacas y telas hechas de 50 % algodón reciclado y 50 % PET. Es una colección que está a la venta y cuyas ganancias también van dedicadas al programa de conservación de bosques.

Otro de los materiales que usamos es la madera, y nuestro principal proveedor está involucrado en un proyecto en el que nos certifican el origen legal de este material y con el que aseguran que también se reforesta para garantizar que los bosques no se acaben.

Como empresa están “atacando” por todos los flancos el cuidado del ambiente, incluso con los empaques también…

Ese es otro de los proyectos que tenemos. Usamos mucho plástico para empacar, embalar muebles para que estos no se dañen. Por esto nos unimos con Plastisol, una empresa que produce plástico reciclado. Ellos nos ofrecieron agregar al papel burbuja y el papel chicle un aditivo que hace que se degrade entre 3 a 5 años.

No se imaginan la cantidad de papel burbuja que usamos, por eso, usar este papel con ese desarrollo nos permite evitar que los desechos que tenemos se demoren 500 años en degradarse, como un plástico normal.

¿Este uso de papel es exclusivo de ustedes?

No, ellos lo venden para otras empresas también. Lo que nos interesa es que la información se comparta y todo el mundo conozca esta opción. No se sube el precio y la calidad mejora. apenas estamos dando nuestro primeros pasos para ser sostenibles. Aún hay muchas cosas que tenemos que mejorar y que iremos cambiando en el tiempo, pero por ahora seguimos trabajando para esto. Queremos que uno de los valores de nuestra marca, además de apoyar lo nacional, sea ser una empresa sostenible en su producción.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Diciembre
03 / 2020

Send this to a friend