SUSCRIBIRME

¿Cómo tomar decisiones difíciles cuando usted es líder de un equipo?

Diners conversó con el experto en gerencia de equipos empresariales, Daniel Riaño, sobre los secretos que un líder debe conocer para tomar decisiones difíciles.

Foto: Unslash/ C.C. BY 0.0

Diners conversó con el experto en gerencia de equipos empresariales, Daniel Riaño, sobre los secretos que un líder debe conocer para tomar decisiones difíciles.

Nada dura para siempre. Es la frase que encontramos en canciones, películas y charlas empresariales que anuncian que todo se acabó y que hay comenzar de cero. Y les pasa a todos, desde pequeños negocios hasta gigantes como Hewlett-Packard, la mega empresa que cayó estrepitosamente por adquisiciones poco aconsejables de su líder, episodios de espionaje e incluso una junta directiva que se odiaba entre sí, como lo reveló el libro Becoming Hewlett Packard: Why Strategic Leadership Matters, escrito por Webb McKinney, antiguo ejecutivo de HP.

“En estos casos es donde el líder debe tomar decisiones difíciles, que llevarán a la empresa a perder unas cosas, pero a ganar otras. Por ejemplo, la CEO de HP, Meg Whitman, sepultó la antigua gloria de HP, despidió a la mitad de la junta directiva y antes de hacer otra cosa, la despidieron. Para finales de 2015, esos cambios estructurales llevaron nuevamente a la empresa a cotizar en la bolsa y recuperar su buena imagen frente a los inversores”, comenta Daniel Riaño, coach experto en gerencia de equipos empresariales de Latinoamérica.

¿Cómo tomar decisiones difíciles?

 

Así como Whitman se atrevió a realizar un cambio sustancial de HP, Riaño recomienda que los líderes deben estar dispuestos a vivir en un cambio adaptativo desde los cimientos de la empresa.

“Si algo no está funcionando dentro de su empresa, usted se debe preguntar: ¿Cómo están mis trabajadores?, ¿estoy gestionando correctamente sus emociones?, ¿me ven como un verdadero líder? Si tiene la respuesta de al menos dos de las tres preguntas, puede empezar a enfocar sus esfuerzos hacia un cambio efectivo dentro de la empresa”, comenta Riaño.

Sin embargo, la mayoría de las veces es casi imposible tener las respuestas a estas preguntas porque seguramente su equipo de trabajo le mentirá para quedar bien frente a usted. Por eso lo más aconsejable es que pida ayuda externa para que desde otra visión vea lo que necesita la empresa, como aconseja Riaño.

“Recuerdo que trabajamos con una multinacional que llevaba cinco años en México sin dar resultados. Hicieron una inversión en pauta, contrataron personal nuevo y ni así lograban mejorar sus ventas. No fue hasta tener una visión externa cuando entendieron que se trataba de un problema de comunicación entre la cabeza de la compañía, el jefe de ventas y los trabajadores. Después de aclarar la situación, lograron punto de equilibrio en 6 meses y luego empezaron a vender como en ningún otro país de Latinoamérica”, comenta.

Conversaciones transformadoras

 

Vea tambien: 5 juegos de terror que no pueden faltar en su celular

Antes de tomar cualquier decisión, el líder de cualquier compañía, sin importar si es grande o pequeña, debe tener dos conversaciones transformadoras. La primera, consigo mismo en la que se debe preguntar: ¿Cómo es mi forma de liderar? ¿Es tal vez autoritaria porque tiene el puesto de jefe dentro de la empresa-, o se trata de un liderazgo que inspira confianza?

Luego, el líder debe hablar con su equipo de trabajo y empezar a gestionar emociones para la confianza. “Seguramente se va a encontrar con un equipo que tiene conversaciones entre sí y cuando usted intenta entrar ahí los temas serán completamente diferentes. Lo que hay que hacer es generar contexto, explicarse por qué está sucediendo eso y finalmente gestionar las emociones para generar confianza”, comenta Riaño.

Si después de esto el equipo empieza a ser honesto con el líder, e incluso escucha cosas que lo confronten, va a estar bien porque se trata de romper esas barreras que impiden que la empresa funcione. “En este caso se rompe toda figura de arrogancia e incluso el líder puede llegar a responder que no sabe cómo gestionar una dificultad, y es ahí cuando el equipo empieza a transformarse”.

¿Cómo debe funcionar un verdadero equipo?

 

Si logró tener una conversación realmente transformadora escuchará frases como: “pensé que yo era el único que pensaba así” o “también estoy sintiendo esa misma inconformidad” y desde aquí encontrará beneficios como los que resalta Riaño: “Este espacio energiza al equipo, aumenta la creatividad y genera compromisos auténticos que aportan valor a la compañía.

Sin embargo, estas conversaciones no son siempre garantía de éxito. “Lo más importante de estos escenarios es que tengan un propósito claro, que viene de la necesidad de fortalecer las relaciones del equipo o aumentar las ventas”, asegura Riaño.

Si su empresa funciona aparentemente bien y usted se pregunta si necesita un cambio, la respuesta es sí. “Aunque sabemos que la crisis es un camino para generar nuevas oportunidades, no todo el tiempo debe ser así. Hay empresas que están comprometidas con su propósito fundamental y buscan aprovechar hasta la más mínima situación para seguir creciendo. Pero ojo, eso depende netamente de la mentalidad del líder”, añade Riaño.

Si decide no hacer ningún cambio se verá enfrentado a perder oportunidades que lo podrían llevar adelante de la competencia. Esto también implica perder capacidad o no identificar oportunidades de evolución que ofrece la compañía.

“Hay que entender que los cambios no se dan de la noche a la mañana, por eso la habilidad estratégica del líder debe aprovechar las señales para rediseñar la estrategia porque cuando ya sea muy tarde, no tendrá la capacidad de adaptarse”, explica Riaño.

Vea tambien: Noi Orgánicos, los vegetales y hierbas pulverizadas que duran más de un año

“Al jefe también se le puede decir no”

 

Los cambios sustanciales que tiene una empresa vienen cargados de nuevas formas de comunicación y el líder se debe preparar para ello. Antes se hablaba que esta figura mandaba y organizaba al equipo, pero ahora es mucho más compleja.

“El líder debe estar con los ojos abiertos para ver los cambios que suceden en el entorno. También debe evaluar constantemente su estrategia. Ver nuevas oportunidades y darse cuenta de lo que su empresa está perdiendo al no hacer los cambios necesarios”, comenta Riaño.

También se encontrará con colaboradores que cuestionarán sus decisiones, cosa que ayuda a dirigir el rumbo. “No todo el tiempo es liderazgo, hay otros elementos que el líder debe entender, como el recambio de tecnología o desarrollar un análisis de data de todos los trabajadores, que le ayudarán a reestructurar su compañía”, explica Riaño.

Por último, aunque el auténtico liderazgo se encuentra en constante cambio, Riaño acierta al decir que para reconocer un líder dentro de la empresa se debe entender que “es una persona que no teme delegar, que sabe que la solución puede venir de parte de cualquier trabajador y, sobre todo, que el líder es capaz de tener conversaciones profundas con sus colaboradores”.

También le puede interesar: Equipo de rescate USAR: Guardianes de la esperanza

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Octubre
14 / 2020

Send this to a friend