SUSCRIBIRME
INICIO//Tendencias//10 consejos para llevar sus finanzas en tiempos de pandemia

10 consejos para llevar sus finanzas en tiempos de pandemia

Los analistas internacionales vaticinan nubarrones en la economía mundial. Decálogo para gestionar las finanzas personales y vivir para contarlo.

Foto: Ilustración: Pavel Vinnik / Shutterstock

Los analistas internacionales vaticinan nubarrones en la economía mundial. Decálogo para gestionar las finanzas personales y vivir para contarlo.

Nelson Zapata* es gerente de una sucursal de banco en Bogotá. Y si bien es soltero y no tiene dependientes, sí debe atender dos créditos, uno de libre inversión y otro hipotecario, que gestionó para invertir en la compra de una segunda vivienda.

A tres semanas de iniciada la cuarentena, Nelson me confesó en una conversación telefónica que, por ahora, no ve amenazado su empleo, pero está consciente de que la crisis económica afectará a muchos de sus clientes.

Y con ello también golpeará su ingreso, porque una alta proporción de lo que gana depende de las colocaciones y captaciones que realice el equipo a su cargo.

Zapata reconoce que la compra de su nuevo inmueble fue más el resultado de un entusiasmo que del análisis de la rentabilidad del negocio, por lo que hoy esa casa en un conjunto campestre de estrato cinco, a las afueras de Cali, le genera una renta que apenas le cubre el 60 % del valor de las cuotas que debe atender.

“¿Será que sigo con los planes de venta de la casa? Claro que con esta emergencia quién sabe cuándo lograré venderla”, me dijo con tono preocupado.

Un panorama de incertidumbre

En la actual coyuntura prima la incertidumbre entre muchos colombianos, pues si bien el gobierno ha anunciado una serie de medidas para darles “oxígeno” a las empresas por algunos meses y defender el empleo, los organismos internacionales han anunciado una recesión global.

Rosario Córdoba, presidenta del Consejo Privado de Competitividad, dijo en una reciente charla vía web que, en particular, las pequeñas y medianas empresas tienen flujo de caja disponible para atender los sueldos de sus empleados por 1,8 meses.

Estoy convencida de que en toda crisis se generan grandes oportunidades, pero resulta urgente analizar la mejor manera de manejar las finanzas personales en esta coyuntura y proyectarlas para lo que resta de 2020, teniendo claro que la recuperación podría darse a finales del año.

Sergio Cárdenas, experto en finanzas y socio de Valora Consultoría, es uno de los pocos colombianos que luce optimista en este momento.

Tal vez por su política de cero deudas, que le permite sentirse tranquilo en medio del torbellino que se cierne sobre muchas familias que se han endeudado hasta los tuétanos para tener un estilo de vida más satisfactorio.

Con un par de gemelos en el colegio, Sergio y su esposa están enfocados en cómo pueden apoyar a los familiares que hoy afrontan la pérdida de sus ingresos por cuenta de la cuarentena.

Por supuesto, aquí entra el plan de negocios que permitirá mantener la continuidad de su empresa de consultoría y generar la liquidez necesaria.

Entre otras cosas para atender la nómina de sus colaboradores en los próximos meses.

“Este es un buen momento para replantearse muchas cosas, pero en particular examinar cómo se maneja la vida financiera, porque se vive mucho más tranquilo cuando se tiene disciplina para manejar las finanzas personales y no se vive sobreendeudado”, afirma el experto.

Con su ayuda construimos este decálogo de las finanzas personales para tiempos de pandemia.

Tenga claridad en lo que debe y lo que tiene

finanzas

Es muy frecuente que la tranquilidad de contar con un ingreso mensual fijo nos haga perder la perspectiva de lo que en realidad tenemos a nuestra disposición.

Como en una empresa, las personas tienen activos (bienes, efectivo y dinero en banco o inversiones), pasivos (deudas de consumo como tarjeta de crédito, créditos de libre inversión para comprar carro o pagar el semestre de la universidad, y créditos de largo plazo, como los hipotecarios).

Haga la lista de todos sus activos, réstele los pasivos y encontrará cuánto vale su patrimonio.

“La gente no sabe lo que tiene y lo que debe. Quienes tienen un salario sienten que siempre va a ser así, y si ocurre un imprevisto no saben cómo enfrentar ese periodo de desempleo o una enfermedad y mantienen el mismo ritmo de gasto por demasiado tiempo”, advierte Cárdenas.

¿Cuánto sale de su caja personal?

finanzas

Si descubrió que tiene un buen patrimonio, lo felicito, y está listo para analizar cuánto valen sus obligaciones actuales, sumando cuotas por deudas y gastos familiares.

Defina el monto de lo que debe pagar cada mes, sumando los gastos usuales de un hogar (internet, servicios públicos, comida, colegios o universidades, seguros, provisión para el pago de impuestos, servicio doméstico, entre otros) y las cuotas por deudas a cargo.

Sea honesto porque en este punto no vale decirse mentiras con sus finanzas.

¿Qué cree que podría pasar con sus ingresos en los próximos tres o seis meses?

finanzas

Llegó la pregunta difícil. No se trata de ver cataclismos financieros, pero es fundamental que se haga preguntas clave.

Por ejemplo, si es asalariado y gana un porcentaje por comisiones o bonificaciones:

¿Estarán en riesgo esos ingresos variables?

¿La empresa para la que trabaja se ha visto muy afectada por la cuarentena y podría recortar personal o negociar salarios?

¿Tiene una empresa que podría afectarse como consecuencia de la cuarentena?

¿Qué tan expuesto está su negocio al impacto de la emergencia sanitaria en el segundo semestre, cuando seguramente no se permitirá la presencia de mucho público en comercios, restaurantes, sitios de entretenimiento, instituciones educativas, entre otros?

Si tiene rentas por inmuebles alquilados, ¿qué tan afectados estarían sus arrendatarios con la situación?

¿Cuánto podría durar la ausencia de ingresos por rentas?

Con las respuestas a mano establezca qué gastos son fijos, ineludibles, como los productos de la canasta básica de su hogar, y cuáles son variables, como el pago de la televisión por suscripción, las salidas a restaurantes o los antojos de fin de semana. Cuide sus finanzas.

Sea optimista pero aliste la tijera

En las circunstancias actuales vale recitar mantras para fortalecer el pensamiento positivo, pero también es importante actuar y cuestionarse con honestidad.

Pregúntese primero ¿qué gastos variables se pueden eliminar de tajo y de inmediato?

Reúna a su familia y evalúe aquellos gastos innecesarios y que no afecten su calidad de vida.

Como por ejemplo: ir a la peluquería dos veces por semana o salir con las amigas un par de veces al mes a almorzar.

A continuación, y con lista en mano, cuestiónense cómo optimizar los gastos fijos:

¿Es viable negociar una reducción en el canon de arrendamiento de la casa.

Se puede aligerar la cuenta por compras de alimentos eliminando productos de antojo o al menos viajar en bicicleta al trabajo en lugar de ir en taxi o en Uber?

Aquí la creatividad es muy importante. Pero, ojo, este no es el momento para tomar decisiones como cambiar a los niños de colegio o vender la casa.

Estos temas se ponen sobre la mesa a mediano plazo (seis meses o un año) si la situación realmente es apremiante y no se ven otras alternativas de ingresos.

Evalúe si le conviene acogerse a los alivios que ha aprobado el gobierno para las personas naturales

En este momento, las entidades financieras están ofreciendo la posibilidad de congelar los pagos por créditos hipotecarios, de libre inversión y de consumo.

Así que evalúe si esos tres meses, que son en promedio los otorgados, le permitirán tener un colchón para tiempos difíciles, si ya presiente pasos de animal grande.

Tenga en cuenta que no le van a perdonar la deuda, lo más probable es que se extenderá el plazo de su crédito y que pagará los intereses de este periodo más adelante.

Lo más recomendable es atender estas obligaciones y evitar, eso sí, tomar los alivios para gastarse la plata en antojos porque podría arrepentirse después.

Si estaba negociando para realizar una inversión grande, este es el momento de evaluar si conviene o no hacerla

En vivienda, examine el costo de no continuar adelante con el negocio, porque si ya firmó la promesa de compraventa de seguro le cobrarán una sanción.

Tenga presente que es muy probable que en los próximos meses bajen los precios de los activos, como bienes inmuebles y vehículos.

Así que podría esperar unos meses y encontrar algunas buenas oportunidades de comprar a mejores precios.

“Quienes tienen compromisos fiduciarios deben evaluar si desde la realidad del flujo de caja vale la pena asumir el costo de retirarse o no”, dice Cárdenas.

Vea tambien: 5 páginas para ver las mejores auroras boreales en tiempo real

¿Pago mis deudas ya, por si empeora la situación?

Para quienes tienen flujo de caja y consideran pagar los pasivos que tienen a cargo, 
la recomendación es esperar un poco y no tomar decisiones extremas en este momento.

Si tienen un buen fondo para los próximos tres a seis meses, continúen pagando sus obligaciones normalmente.

Más bien evalúen si conviene renegociar tasas o plazos con su entidad financiera.

“A algunas personas pagar las deudas les permite dormir mejor, así que la última palabra la tiene cada uno”, señala el experto.

¿Cree que todo va a estar bien en su vida financiera?

No importa, cree ya un fondo de emergencia para eventuales crisis.

Es probable que sienta que nada va a cambiar sus ingresos. En realidad hay una gran incertidumbre a escala nacional e internacional con las finanzas.

Así que lo más conveniente es diseñar un plan para cubrir posibles dificultades.

De paso, piense cómo manejar de manera inteligente sus excedentes de caja, abriendo una cuenta fiduciaria y establecer un monto fijo mensual para depositar.

Si al final su instinto triunfó y todo siguió igual, se podrá felicitar porque tiene un fondo para libre inversión que podrá usar en lo que desee.

“Querida, tenemos que hablar”

No se asuste, no es necesario pensar en el divorcio en esta coyuntura, aunque en China las separaciones se multiplicaron después de la cuarentena.

Pero sí es el momento ideal para plantear conversaciones difíciles sobre la familia, el dinero y las metas personales.

Una crisis como esta no tiene antecedentes, si acaso la gran depresión de 1929.

Así que es importante sentarse pronto con su pareja o su familia y discutir sobre los posibles escenarios de continuar la situación de sus finanzas.

Además de las decisiones que se podrían evaluar dado el caso.

Es el momento de reinventarse, resignificar la vida y reafirmar nuestros valores

Es probable que muchos de nosotros vivamos en piloto automático y hagamos cada día lo mismo.

Gastando sin evaluar la conveniencia y la necesidad de esa compra o, incluso, aplazando nuestros sueños por mantener la zona de confort.

Esta es la oportunidad para postergar lo que no es absolutamente necesario y volver a lo básico.

Pero también para evaluar otras oportunidades que nos ofrece la vida para generar ingresos adicionales.

Y  así vivir de una forma más auténtica y satisfactoria con nuestras finanzas.

Lea también: 10 mandamientos para cuidar sus finanzas

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Mayo
18 / 2020


Send this to a friend