SUSCRIBIRME
INICIO//Tendencias//Armonía financiera: Consejos para saber llevar las finanzas en pareja

Armonía financiera: Consejos para saber llevar las finanzas en pareja

Para tener una relación estable es importante llegar a acuerdos sobre el manejo del dinero, acordar el manejo de las finanzas en pareja.

Foto: Randy Mora

Para tener una relación estable es importante llegar a acuerdos sobre el manejo del dinero, acordar el manejo de las finanzas en pareja.

Este artículo titulado Armonía financiera: Consejos para saber llevar las finanzas en pareja, hizo parte de la edición impresa de la Revista Diners de diciembre de 2019.

La economista Hilda Gómez* y su esposo, el historiador Rodrigo Díaz, acuden a un pequeño mercado local todos los sábados en la mañana a comprar las frutas y verduras que consumirán en la semana siguiente. Luego van al supermercado por el resto de las compras. “Es una rutina que surgió cuando no vivíamos juntos y la seguimos manteniendo”, dice Hilda. A la hora de pagar se dividen la cuenta entre los dos, como ocurre con los demás gastos del hogar: el crédito de vivienda que tomaron hace cuatro años, el pago de los servicios públicos, la administración y el plan de medicina prepagada.

Cada uno tiene su cuenta bancaria, maneja su tarjeta de crédito y paga sus gastos personales como ropa, transporte y almuerzos fuera de casa. “Yo adoro los productos de belleza y los cosméticos; los compro por mi cuenta ya que a mi esposo le parecen muy costosos y me resulta incómodo que cuestione este gasto, que además sale de mi bolsillo”, indica Hilda. Por su parte, Rodrigo es aficionado al ciclismo y cada vez que se le presenta la oportunidad adquiere aditamentos para su bicicleta.

“Llevamos nueve años casados y decidimos no tener hijos; en cambio, cada uno ahorra en su cuenta una cuota mensual para viajes y gastos extraordinarios”.

Entendimiento

Hilda admite que Rodrigo es más derrochador y que ella lleva el presupuesto para poder cumplir sus metas. “Al comienzo, cuando nos fuimos a vivir juntos, fue difícil lograr que mi esposo hiciera un presupuesto de ingresos y gastos, pero poco a poco se dio cuenta de que si queríamos tener casa propia y viajar debíamos estar sintonizados en los temas financieros”.

finanzas en pareja

Por su parte, la pareja de médicos Susana Gómez y Jorge Eduardo Tirado son padres de una bebé que tiene menos de un año. Susana indica que entre los acuerdos básicos a los que ha llegado con su pareja en el manejo de las finanzas se destacan la transparencia, el diálogo, la confianza y la organización. “Ambos conocemos los ingresos del otro, los ahorros y las deudas, y tomamos decisiones en conjunto. Además, cada uno tiene la responsabilidad de pagar ciertas obligaciones; por ejemplo, yo estoy a cargo de pagar los servicios y la salud, y Jorge de la administración y la cuota del apartamento. Los ingresos de cada uno son el fondo común de la familia”.

Susana dice que el principal inconveniente a la hora de manejar las finanzas como pareja es la falta de conocimientos básicos en el tema, que les permitan hacer una mejor planeación y proyección. “Por ejemplo, saber cómo invertir para generar ingresos adicionales en caso de que uno de los dos no pueda seguir trabajando o cuál es la mejor manera de ahorrar para asegurar la educación de nuestra hija”.

Dinero y armonía

Según cifras de la Superintendencia de Notariado y Registro, entre enero de 2018 y junio de 2019 se habían divorciado 29.000 parejas en el país, y en promedio, cada día 60 matrimonios se disuelven. De acuerdo con el Termómetro de la Familia en Colombia 2019, encuesta periódica que realiza la Universidad de La Sabana, la estabilidad económica es el principal motivo que afecta la relación de pareja (34 %), seguido de conciliar la vida familiar y laboral (25 %) y mantenerse unidos (24 %).

Por eso es clave que las parejas hablen abiertamente sobre el manejo y la proyección de sus ingresos. “Las inversiones en pareja deben verse como un equipo en el cual los dos aportan a un fondo común y de ahí se pagan los gastos de la familia y se destina un porcentaje para los gastos personales de cada uno”, indica Andrés Morales, CEO de Ikenga, empresa de Educación Financiera.

Un reciente sondeo de la firma de servicios y consultoría financiera Northwestern Mutual, realizado en forma conjunta con The Knot, plataforma especializada en planeación de bodas, revela que las parejas recién casadas o comprometidas no hablan de cuestiones monetarias y solo 37 % tienen conversaciones serias sobre sus finanzas.

Tres de cada cuatro parejas no tienen un plan de ahorro

La consultora sostiene que aunque estar en la misma página en el tema financiero es un aspecto crítico para alcanzar una unión duradera y feliz, de acuerdo con el sondeo, tres de cada cuatro parejas (72 %) encuestadas no tienen un plan claro cuando de ahorrar se trata para hacer realidad sus sueños y cristalizar sus pasiones, lo que puede hacer la diferencia entre una convivencia armoniosa o una vida en discordia. Así mismo, la consultora agrega que la estabilidad financiera es la mayor preocupación para las parejas en el largo plazo (40 %), aún más que criar hijos (30 %) o mantener la intimidad en su relación (24 %).

Vea tambien: 3 rutinas de belleza para hacer durante la cuarentena desde casa

“El dinero es una de las grandes fuentes de tensión y estrés en un matrimonio y la planeación financiera no está con frecuencia en el radar de las parejas”, indica Lee Hurley, vicepresidente de mercadeo de Northwestern Mutual. La firma lanzó este año la campaña Moneymates, que ayuda a las parejas comprometidas y recién casadas a entender cómo un plan financiero a la medida les puede ayudar a hacer las cosas que aman, con la persona que aman ahora y en los días por venir.

Bolsa común

Sobre el sistema de finanzas en pareja, Morales reitera la importancia de que ambos aporten lo que más puedan, pues es casi imposible que los dos tengan exactamente los mismos ingresos, “por lo cual deben buscar la unidad de su situación financiera”.

El especialista explica que en el manejo de las finanzas en pareja resulta importante aclarar que el dinero es de la familia, no de la persona; por ello, se debe contar con una bolsa común, de la que cada uno aportará un porcentaje a los siguientes rubros:

•Una mesada. Independientemente de lo que aporte cada uno, ambos deben estar de acuerdo en lo que aportan para la mesada. Con esto se cubren los gastos personales o los gastos diarios.

•Cuenta de fondo de libertad financiera. Dinero que se destina para invertir y así generar más dinero.

•Cuenta de ahorro a largo plazo. Dinero para los gastos periódicos del año, como viajes, seguros y mantenimientos.

•Cuenta de educación. En esta cuenta se tendrá el dinero destinado a formación y educación.

•Cuenta de estilo de vida. Gastos de arriendo, mercado y servicios.

•Cuenta del dar o contribuir. Porcentaje que se destina para ayudar a otros, como donaciones, apadrinamientos, etc.

•Cuenta de diversión. Destinada a entretenimiento y actividades de ocio.

El CEO de Ikenga resalta que lo ideal es que el porcentaje que se destina a estas cuentas sea distribuido de la siguiente manera: un 50 % para la cuenta de estilo de vida y un 10 % para las demás cuentas. “Sin embargo, si la pareja no puede hacerlo hoy, puede empezar con un 1 % para estas cuentas y un porcentaje mucho mayor para la cuenta de estilo de vida”.

Infidelidad financiera

Muchas parejas son infieles no con otro, sino con el estado de sus finanzas, y este es un “pecado” más común de lo que se piensa, pues cerca de un tercio de las personas le ha ocultado grandes deudas a su pareja e, incluso, uno de cada diez cónyuges ha mantenido en secreto algún fondo de ahorros. Al no revelar a la pareja cuánto gana o cuánto gasta se comete infidelidad financiera. Esto implica que con el tiempo se generen secretos que cuando salen a la luz pueden afectar la relación, pues la persona va a sentir que fue vulnerada en su confianza.

Vea tambien: Un curso de fotografía dictado por Nikon y otro de Adobe para la cuarentena

“La infidelidad financiera se comete con la intención de ocultar; no se comenta la realidad o el reto financiero de la persona y este es un grave error, ya que en pareja debemos ser financieramente transparentes. Para evitarla se debe trabajar como equipo y tener transparencia en identificar cuánto gana cada uno, cuánto gasta cada uno y cuánto gastan en familia”, especifica Morales.

En este punto, el experto aconseja que la pareja tome la decisión de formarse en finanzas personales, ya que de esta manera podrán identificar sus personalidades financieras, conocer cómo piensa y maneja el dinero cada uno, descubrir sus fortalezas financieras y consolidar sus objetivos como pareja.

* Nombres cambiados por petición de la fuente.

Cómo consolidar un equipo financiero con su pareja

Es importante desarrollar una estrategia como equipo y evitar que los secretos financieros puedan arruinar decisiones o el estilo de vida que tienen previsto para el futuro.

Las siguientes son señales de alarma a las que debe prestar atención la pareja, de acuerdo con Rianka Dorsainvil, consultora y columnista de la revista Forbes:

•Ninguno conoce las deudas del otro. En este punto es importante entender los tipos de deuda que se tienen y cuál es el plan de contingencia que se tomará para pagarlas.

•No manejan cuentas de banco combinadas o un presupuesto conjunto. Es clave que ambos miembros de la pareja discutan sus hábitos de gasto y ahorro y ayuden a consolidar el fondo común de la familia, así cada uno maneje su propia cuenta bancaria.

•No discuten sus metas financieras como un equipo. Es conveniente establecer objetivos como pareja, que van desde un pequeño viaje hasta un plan de retiro o la crianza de un hijo. Una pareja opera como una unidad y sus finanzas deben ir en la misma dirección.

También podría interesarle: ¿No sabe cuánto vale su trabajo? Guía para conocer cómo cobrar

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Febrero
10 / 2020


Send this to a friend