SUSCRIBIRME
INICIO//Tendencias//En febrero abre Aguamarina, el nuevo jardín infantil bilingüe en Bogotá

En febrero abre Aguamarina, el nuevo jardín infantil bilingüe en Bogotá

Aguamarina tiene sedes en Estados Unidos y México. Diners conversó con la creadora del jardín, Natalia Montaño, sobre el modelo pedagógico y su llegada a Bogotá.

Foto: Cortesía Aguamarina

Aguamarina tiene sedes en Estados Unidos y México. Diners conversó con la creadora del jardín, Natalia Montaño, sobre el modelo pedagógico y su llegada a Bogotá.

Después de ser un centro cultural y artístico en Bogotá, Aguamarina reabrió sus puertas oficialmente en julio de 1999 en Miami, luego de que Natalia Montaño identificara que no existían propuestas de educación enfocadas en los niños en esta ciudad.

Montaño había estudiado Artes y luego se formó en Pedagogía; diseñó el currículum, el plan de estudios y ahora su propuesta tiene sedes en Miami, Ciudad de México y en febrero de 2020 abrirá las puertas de su primer punto en Bogotá, que se ubicará en la Calle 82 #9-25.

La dirección académica del nuevo jardín estará a cargo de Juliana Urrea, quien resalta de Aguamarina la capacidad de salirse del modelo tradicional de educación para ofrecer una propuesta actualizada. “Necesitamos un modelo educativo preocupado por el medioambiente, por formar mejores ciudadanos para el mundo real, abordando temas que la ciudad está necesitando, incentivando el pensamiento crítico. Soy mamá de dos niños de 4 y 2 años y quiero tenerlos en Aguamarina, que tengan la oportunidad de recibir educación avanzada en un jardín bilingüe”, explica.

Además, Diners conversó con Natalia Montaño, creadora de esta propuesta pedagógica que se destaca por sus diferentes niveles educativos (para niños entre 1 y 6 años), por su enfoque bilingüe (inglés y español), y por su orientación académica en la que incluyen temas de conciencia ambiental y de retribución a la comunidad a través de proyectos.

Aguamarina

Usted tiene formación artística, ¿eso se ve reflejado en la metodología de enseñanza hacia los niños?

Más que el término de “arte” aplicado en la metodología, lo que planteamos es darles a los niños la oportunidad de aprender los conceptos mientras los hacen con sus manos. Todo el aprendizaje es a través de los 5 sentidos.

Por ejemplo, estamos aprendiendo que los cangrejos tienen un caparazón que los protege, entonces, “convertimos” a los niños en cangrejos. Les damos un cartón para asemejar esta protección, la “profe” les lanza fríjoles y agua para que ellos vean que el cartón los protegió. Luego se les quita y sienten el agua, por ejemplo. A través de esos conceptos incluimos la carga académica: por cuál letra comienza la palabra cangrejo, si es vocal o consonante, cuántos cangrejos hay en el salón etc.

Vea tambien: Adiós a los cables: cámaras semiprofesionales con conexión digital

¿Cómo funciona esa metodología en otros campos académicos como el de las matemáticas?

Se trabaja un concepto todo el día. En la mañana se comienza con la clase Discovery Time, en donde se hacen cosas como la que te comenté del cangrejo. Entonces, cuando ellos cambian de clase (rotan de salón en salón) y entran a matemáticas, la profesora tiene que conectar el objetivo con el concepto; por ejemplo, vamos a aprender a contar de diez en diez, ¿y qué hacemos? Crear grupos de diez cangrejos; luego hacemos patrones, entonces vamos a colorear cangrejos dos azules y uno amarillo. Si vamos a clase de lenguaje vamos a dividir en sílabas, entonces ¿qué palabra usamos? Can-gre-jo. Todo a través del concepto del día.

jardín infantil

¿Cuáles son los niveles de enseñanza?

Tenemos pre-key 1 (de uno a dos años), pre-key two (de dos a tres) pre-key three ( de tres a cuatro años), pre-key four (de cuatro a cinco), y kinder de cinco a seis años.

¿Y cuál es el plan de estudios?

Todo el colegio tiene la misma temática anual. Comenzamos en agosto en macro, desde el universo. Nos interesa generar un sentido de pertenencia en ellos, que sepan que todos estamos en el universo y que allí hay algo que se llama en donde se encuentra la Vía Láctea, en donde está el sistema solar y, en él, la Tierra.

En septiembre hablamos del planeta, de cómo lo cuidamos. En octubre nos enfocamos en los océanos. En noviembre hablamos de los continentes. Luego selvas y bosques. Después los países. Enseguida les hacemos notar que todos tenemos algo en común y es que vivimos en América, allí vemos algo de historia. Sigue la forma en la que coexistimos y vemos granja e industria; después pasamos a quiénes vivimos aquí, nosotros, y hablamos de salud, nutrición, sentimientos. Es un zoom-in que hacemos desde lo más grande, el universo, hasta nosotros mismos, nuestro cuerpo.

Cada nivel tiene objetivos de alcance diferentes para el mismo tema. Por ejemplo, los más pequeños, que están viendo granja, aprenden lo básico, qué animales pertenecen a ella, quién tiene pelo, plumas; y los de pre-key 3, que ya pasaron por eso, siembran, normalmente fresas. Con ellas preparan una mermelada que venden. Hacen un proyecto completo alrededor de la granja.

Aguamarina también tiene una propuesta de trabajo comunitario, ¿en qué consiste?

El colegio tiene una fundación llamada Big minds – Happy hearts, y su currículum tiene su enfoque en devolverle algo a la comunidad, entonces, los niños se gradúan con un título de Planet Patrols, (una organización sin ánimo de lucro con el objetivo de crear consciencia sobre las necesidades, problemáticas y retos del planeta), y reciben una clase sobre esto en donde se les enseña sobre ecología, cuidado del agua, polución, calentamiento global y lo más importante, a ser buenas personas.

Vea tambien: 9 planes para hacer en el Parque Tayrona

Sabemos que son temas de los que uno podría decir “¿cómo enseñarlos en preescolar?”, pero ellos se apasionan y se nota que son los del ejemplo en casa y transforman en los adultos, son ellos quienes dicen: apaguemos la luz, ¿vamos al parque a recoger basura? Cierra el grifo del agua y además, tienen la misión de desarrollar tres programas sociales al año. Ahorita están vendiendo aguacates para recolectar dinero y enviárselo a las víctimas del huracán que pasó por Las Bahamas, por ejemplo.

jardín infantil

¿Qué tan importante es el rol y acompañamiento de los padres en actividades como esas?

Es crucial. Hay papás muy involucrados y otros trabajadores que no tienen un minuto y entendemos los dos puntos. A ambos se les mantiene informados de todo, por correo, WhatsApp, Instagram…

¿Qué retos merece replicar este modelo en países diferentes?

Lo más importante es el entrenamiento de las profesoras. Las directoras que quieren montar el jardín vienen y hacen una estancia de dos meses para el entrenamiento. Luego nosotros vamos y entrenamos al equipo de profesoras y les hacemos seguimiento para que todo vaya como debe ir. Es un programa muy estructurado, con libros en donde se les indica a las profesoras los temas de cada clase y cómo desarrollarlos a través de los sentidos, de los objetivos, de matemáticas, ciencia y arte.

En esa selección de las profesoras, ¿hay algún requisito especial o un rasgo distintivo en quienes eligen?

Tienen que ser apasionadas y amar lo que hacen. Podemos tener profesoras con unos grados y títulos gigantes, pero que no son apasionadas y lo que necesitamos es que contagien a los niños con la delicia que resulta aprender, entonces, antes que ver sus títulos universitarios, miramos actitud. Después evaluamos el resto.

¿Cuál es la diferencia de Aguamarina frente a las demás propuestas de pedagogía infantil que pueden haber en Bogotá?

Son dos puntos importantes: primero, que preparamos muy bien a los niños y los aceptan muy fácil en los colegios. Salen leyendo, escribiendo, con un vocabulario muy amplio y manejando procesos de pensamiento crítico avanzados que les asegura una buena base para su aprendizaje en el futuro. Segundo, es un concepto diferente en donde no solo educamos el cerebro, sino el corazón. Queremos hacer niños felices. Es un componente académico y del corazón.

¿Con quién se pueden contactar los padres que quieran inscribir a sus hijos en Aguamarina en 2020?

Pueden conocer nuestra propuesta en nuestra página web, y pueden contactar a Juliana Urrea, ella es la persona encargada de las admisiones en Bogotá. Su celular es 310 882 79 15.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Octubre
24 / 2019

LO MÁS COMPARTIDO

noviembre 14, 2019 VER MÁS
noviembre 5, 2019 VER MÁS

Send this to a friend