SUSCRIBIRME
INICIO//Tendencias//¿Por qué es irresistible decir mentiras? La ciencia responde

¿Por qué es irresistible decir mentiras? La ciencia responde

Vea lo que la universidad de Michigan, en Estados Unidos, encontró para las personas que han dicho una mentira para salvarse de un regaño o problema.

Foto: Unslash/ C.C. BY 0.0

Vea lo que la universidad de Michigan, en Estados Unidos, encontró para las personas que han dicho una mentira para salvarse de un regaño o problema.

Mentir lo hace cualquier persona en el mundo. De hecho es un hábito que nace por naturaleza, pues aunque los niños no entienden el concepto, lo utilizan como un recurso para salvarse de un regaño. Otras personas, en cambio, lo tienen instaurado en su vida diaria y se acostumbraron a decirlas todos los días, porque “se trata de una mentira blanca”.

De hecho, este hábito ha ocupado un lugar tan importante en el mundo, que el profesor Seth Stephens-Davidowitz, de la Wharton School de Pensilvania, reveló que le mentimos a todo el mundo, en todo momento. “Cambiar detalles de una anécdota; cuántas copas bebió antes de llegar a casa, los libros que ha leído, el precio de sus zapatos nuevos, son algunas de las mentiras más frecuentes”, cuenta el experto a la BBC, luego de hacer un análisis exhaustivo de la big data de búsquedas en Google.

¿Por qué todos decimos mentiras, si nos dijeron que era malo?

Según un estudio de la Universidad de Michigan, Estados Unidos, encabezado por la psicóloga Julia Lee, las mentiras están directamente relacionadas con la perspectiva que tenemos de la honestidad.

“Algunas personas ven la honestidad como un valor que no se puede aplicar todo el tiempo porque es imposible. En cambio, otros lo tienen como un sistema de honor e inquebrantable”, cuenta Lee a Psychology Today.

Para llegar a esta conclusión la psicóloga realizó un cuestionario de tres fases. En la primera, probó la honestidad de los 3000 participantes a través de un simple juego en el que era fácil hacer trampa y el 70 % de las personas lo hicieron en todo el juego, mientras que el 30 % lo hizo ocasionalmente.

Vea tambien: 13 enciclopedias que puede consultar diferentes a Wikipedia

En la segunda parte, Lee puso a leer a la mitad de grupo un artículo que decía: “Mentir cuesta más que decir la verdad”, mientras que la otra parte leyó otro artículo afirmando lo contrario. Luego, le informó a todos los participantes que debían decir una mentira para ganar 2 dólares y una verdad para ganar 0,50. Como se esperaba, los participantes que leyeron que decir mentiras costaba más por todos los valores quebrantados, eligieron los 0,50 centavos.

En la tercera y última parte, se le pidió a las 3000 personas realizar una prueba matemática en un computador y el que respondiera correctamente se llevaba una medalla. Si se demoraban en contestar, la máquina les daría la opción correcta y ellos tenían la opción de elegirla o decir: “no lo voy a hacer porque sería un engaño”. Lo que no sabían era que el computador registraba cuando no se molestaban en hacer las operaciones matemáticas.

La conclusión

Al final del estudio se encontró que aunque todos mintieron en la primera fase, las personas que leyeron el artículo sobre “decir mentiras está mal”, tuvieron más remordimiento a la hora de hacer trampa.

“Lo más importante del estudio es que la mentira está sujeta a nuestra propia percepción de la honestidad. Si mentimos una y otra vez, nos costará decir la verdad. En cambio, si somos honestos, será más difícil decir mentiras”.

Entre tanto, la psicóloga Lee también encontró que hay tres factores que empujan a las personas a decir mentiras.

Vea tambien: "Es refrescante interpretar a alguien que no le importe lo que piensen de ella" Carla Gugino

El premio final: Si una mentira lo hace tener un puesto mejor en su trabajo, no tendrá duda en decir las que sean necesarias para mantenerse ahí.

Estar a salvo: Si puede evitar un regaño, discusión o pelea con su familia y amigos, no dudará en usar una mentira blanca y quedar bien con ellos.

Una relación estable con la mentira: Si está acostumbrado a decir mentiras pequeñas, le será mucho más difícil decir la verdad, pero sí desea salir de ese defecto, lo puede logra poniendo en práctica la honestidad.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Septiembre
06 / 2019


Send this to a friend