SUSCRIBIRME
INICIO//Tendencias//Su media naranja canina: consejos para elegir a su perro ideal

Su media naranja canina: consejos para elegir a su perro ideal

Compartir la vida con un perro va más allá de un capricho o de llenar vacíos emocionales. Para que el binomio mascota-humano sea exitoso es importante encontrar el compañero ideal.

Foto: Ilustración shutterstock por GoodStudio

Compartir la vida con un perro va más allá de un capricho o de llenar vacíos emocionales. Para que el binomio mascota-humano sea exitoso es importante encontrar el compañero ideal.

Muchas mascotas encuentran un hogar por la vía del flechazo pasional. El humano camina por el parque y se encuentra con un grupo de cachorritos disponibles para adopción. El cuadrúpedo hace contacto visual con el bípedo, le aplica el recurso adaptativo conocido como “mirada de perrito tierno” y para rematar la conquista, menea enérgicamente su cola. Y listo, el humano ha sido elegido por su futura mascota.

También suele ocurrir que una determinada raza se pone de moda. El humano va a la tienda de animales para comprar el perro del momento porque ha caído en las garras de esa tendencia. Pero así como persona y perro pueden tener la suerte de adaptarse perfectamente el uno al otro, también existe un alto riesgo de que resulten incompatibles.

Por eso, los expertos recomiendan que, además de corazón, se le ponga cabeza a la decisión de adoptar una mascota. Esta precaución evitará frustraciones en las personas e impedirá que las mascotas presenten problemas de comportamiento, pasen de casa en casa o terminen en refugios para animales.

¿Cómo elegir el perro ideal?

El médico veterinario de la Universidad de La Salle, Daniel Bastidas, llama la atención hacia un giro cultural que viene en curso y que debería regir la elección de una mascota. “La legislación en 2016 reconoce que los animales no son cosas sino seres sintientes. A partir de ahí se desprende una nueva cultura porque un ser sintiente no es un producto que pueda comprarse, venderse o regalarse. Cuando van a formar parte de nuestra familia, los animales se deben adoptar”, expresa.

A partir de la conciencia sobre las necesidades de ese ser, se tomarán decisiones más responsables. Para Bastidas, por ejemplo, la impulsividad de llevarse a casa un animal porque nos parece tierno o porque está de moda es uno de los principales errores que se cometen. “Primero tenemos que reflexionar sobre nuestra situación personal y familiar y el espacio para ese ser dentro de nuestro esquema de vida. Luego, tenemos que ver qué tipo de perro estamos adoptando, que características tiene, cuál es su comportamiento y si ambas cosas son compatibles”, afirma.

De acuerdo con Óscar Guevara, médico veterinario de la Universidad Nacional, antes de adoptar hay que cuestionarse cuánto tiempo está dispuesto a destinarle. “Es más importante que el espacio disponible, porque podemos tener un perro de gran tamaño en un apartamento, pero si tenemos el tiempo y la disposición para sacarlo varias veces al día, durante períodos largos, el perro tendrá sus necesidades mejor cubiertas que si lo tenemos en una casa amplia, pero nunca lo sacamos al parque”, explica.

Según el experto, hay que recordar que las primeras semanas será necesario invertir una buena cantidad de tiempo para que el perro se acostumbre a la rutina del hogar y se puedan sentar unas bases para cubrir sus necesidades.

También debemos preguntarnos sobre las expectativas que tenemos. “Nosotros ya tenemos una rutina y lo ideal es buscar una mascota que pueda empalmar muy bien con esa forma de vida. Si yo trabajo todo el día y adquiero un perro que necesita hacer mucho ejercicio, no sería la mascota ideal para mí. O si soy una persona de mucha edad y busco un perrito de compañía, fácil de manejar, entonces el animal perfecto es un perro de tamaño mediano o pequeño, que no necesite hacer tanto ejercicio”.

Consejos para un buen match

Para elegir un perro que se adapte bien al estilo de vida de su futuro dueño, es prudente tener en cuenta estas características:

· Temperamento. Como los humanos, los perros también desarrollan una serie de rasgos de comportamiento a partir no solo de su genética, sino de sus experiencias y del ambiente en el que se han desarrollado. Así sean cachorros, conviene evaluar el temperamento del perro.

Vea tambien: 13 enciclopedias que puede consultar diferentes a Wikipedia

· Tamaño. Hay que tener en cuenta que un perro de gran tamaño y con mucha fuerza no es el ideal para un adulto mayor o para un niño pequeño, pues podría jalarlos. A veces, perros muy pequeños suelen sentirse nerviosos cerca de niños de corta edad que no tengan delicadeza a la hora de manipularlos.

· Nivel de energía. Suele ser uno de los puntos en los que más se equivocan las personas al elegir un perro, en especial, cuando los humanos no están en capacidad de responder a las necesidades de gasto energético de su mascota. Hay que ser realistas frente al tema: si una persona sedentaria adquiere un perro que necesita correr con intensidad –como un border collie o un pitbull– el perro no tendrá cómo usar su energía y esto podrá generar problemas de comportamiento más adelante.

Razas y rasgos

Elegir un perro exclusivamente por su raza no garantiza que será el can ideal para una determinada familia. Dos perros de una misma raza e inclusive de una misma camada pueden resultar con temperamentos muy diferentes. Sin embargo, las características generales de una raza de perros pueden servir como guía para recortar la búsqueda de la mascota ideal.

Los labradores y los golden retriever son perros muy sociables que se llevan muy bien con los niños, aunque ambos necesitan hacer bastante ejercicio. Por su parte, los golden suelen ser competitivos con otros perros y hasta cierto punto, jerárquicos, por lo que no son ideales para compartir el hogar con otras mascotas.

Los pitbull no se suelen relacionar como “perros para niños”. Sin embargo, pueden llegar a serlo si desde muy pequeños, entre los 2 y 3 meses de edad, socializan con niños. Adicionalmente, tanto pitbulls como boxers requieren de mucha actividad física a lo largo de su vida, por lo que son ideales para gente que ama el deporte.

Perros pequeños como pinscher, schnauzer, french poodle o chihuahua, son perfectos para personas mayores que quieren compañía, pero no tienen mucha energía para la actividad física. En general, estos perros se sienten cómodos con adultos. El desafío puede ser enseñarles desde pequeños a controlar su ladrido, lo cual se logra con entrenamiento y refuerzo positivo.

Vea tambien: "Es refrescante interpretar a alguien que no le importe lo que piensen de ella" Carla Gugino

Perros guardianes por naturaleza, como el pastor alemán o el rottweiler, son excelentes para aquellas personas que buscan vigilancia. A la vez, es su responsabilidad la de socializarlos desde pequeños con los niños para que no los ataquen.

Adopción de perros criollos

Cada vez hay más conciencia sobre los derechos de los animales, y para muchas personas, adoptar una mascota no solo tiene que ver con llenar unas necesidades de afecto sino también con ayudar a esos seres que no tienen hogar. Para adoptar es importante tener en cuenta las necesidades especiales de la mascota en cuestión.

De acuerdo con Óscar Guevara, es fundamental aprender a comunicarse con el perro y para ello resulta vital el apoyo de un adiestrador profesional. “Antes de elegir, inclusive, podemos evaluar el comportamiento del perro junto a los niños o en un determinado espacio. Debemos siempre hablar con las personas del refugio para saber la historia del perro”.

Desde niña, Liliana Franco ha compartido su vida con mascotas, la mayoría de ellas adoptadas o regaladas. En la actualidad vive con su perrita Nube, sus hijas y esposo. Nube tuvo un pasado turbulento, no se sabe cómo perdió un ojo y cuando llegó a la casa de Liliana, era temerosa.

“Lo importante antes de adoptar un criollito es estar consciente de que son animales que han sufrido, que requieren mucho amor, pero que entienden perfectamente que tú les estás abriendo los brazos y, por ello, suelen ser muy agradecidos. Nube hoy forma parte de nuestra familia y es una perrita amorosa y feliz”, explica Liliana.

El doctor Bastidas, quien trabajó en el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal, reconoce que algunos perros que están en los refugios, debido a sus experiencias traumáticas, pueden representar un desafío mayor a la hora de ser adoptados. “Por eso, en el instituto se perfila cada perrito, con el fin de saber cuál sería el tipo de hogar ideal para él. Y esta clase de adopciones debe contar con acompañamiento constante durante la adaptación a su nuevo hogar”, puntualiza.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Septiembre
02 / 2019


Send this to a friend