SUSCRIBIRME

El fin del milenio, según Álvaro Mutis

«Las barbaridades que estamos viviendo van a seguir sucediendo», dijo el maestro Álvaro Mutis sobre el fin del milenio. Lea aquí toda su reflexión.

Foto: James Padolsey on Unsplash

«Las barbaridades que estamos viviendo van a seguir sucediendo», dijo el maestro Álvaro Mutis sobre el fin del milenio. Lea aquí toda su reflexión.

A mí el fin del milenio no me dice nada, ni yo mido nada de mi vida, ni nada de la vida del mundo y de la historia, por esa convención cronológica y decimal a la cual la historia no le ha hecho caso jamás.

Nunca la historia sucede de milenio en milenio. Yo entiendo que es muy cómodo para los historiadores separar en milenios y en siglos la historia. Pero esa es una especie de encajonamiento y de clasificación completamente arbitraria.

Las barbaridades que estamos viviendo van a seguir sucediendo en 1999 y en el año 2000 y en el año 2001. El flujo de inconsciencia y de bestialidad que es la historia no se para en un milenio, ni cambia. Ahora, hay cosas muy curiosas.

Hay un libro que últimamente he recomendado mucho, que se llama El año mil, de Georges Dub, que sencillamente muestra como una crónica fiel lo que pasó y lo que fue el año mil. Es sencillamente aterrador el darse cuenta de que la gente que vivía el año mil debió de pensar que era el fin del mundo, porque pasó de todo.

Los recuerdos que nos trae el fin del milenio

Hubo epidemias brutales, una de las invasiones más tremendas de los tártaros, de los bárbaros, todos los reinos que comenzaban a establecerse en Europa se descalabraron, se derrumbaron. Un deterioro total.

Vea tambien: Cinco películas recomendadas para ver en el BIFF esta semana

La Iglesia en un grado de corrupción absoluta, los conventos vacíos, en fin, había una sensación de final del mundo. Es muy interesante leer eso, porque en este momento estamos comenzando a vivir una sensación igual, y la unimos con el milenio. Yo creo que es una casualidad.

Es decir, el año 2000 no va a ser mejor que el año 1999, evidentemente. Porque ya está muy claro que quienes gobiernan en el mundo no son capaces de arreglar los problemas más inmediatos y brutales.

El hambre, por ejemplo. La imposibilidad de alimentar un infeliz país de África como Somalia… Todas las naciones ricas del mundo tratando de alimentar a esta gente y no han sido capaces de hacerlo. El problema de Sarajevo y Bosnia y Croacia es ya una especie de laberinto de crueldad y de locura. Eso seguirá sin parar.

Crisis mundiales mermadas por el avance tecnológico

Un libro muy bueno de un historiador orientalista francés, René Grousset, que se llama El balance de la historia comienza con esta frase: “Después de Hiroshima (…) cualquier persona que se haga ilusiones sobre el progreso del hombre en la historia realmente se está engañando lastimosamente”. Bueno, yo asumo totalmente esa frase.

O sea que el fin del milenio no me dice nada. Vamos vertiginosamente hacia otra de las crisis brutales del mundo. Yo no me forjo ilusiones, ni sobre el hombre ni sobre el destino del hombre. Entonces el milenio no me sirve para medir nada.

Vea tambien: Festival cervecero y 8 eventos que no se puede perder

No lo miso, como tampoco mido mi edad. Ahora que he cumplido yo setenta años, de lo único que me he dado cuenta es de que tengo una cantidad de amigos cariñosos y adorables en Colombia, que me han hecho un homenaje precioso.

Para eso sirvió. Pero para mí, para adentro, para mis planes de lo que tengo que escribir, el que tenga 70, 71 ó 69 años me da absolutamente igual. No me detengo a pensar, ni a hacer cuentas de ninguna especie.

El artículo El fin del milenio, según Álvaro Mutis fue publicado originalmente en Revista Diners de septiembre de 2013

También le puede interesar: Álvaro Mutis, el escritor que jamás envejece

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Abril
29 / 2021

Send this to a friend