SUSCRIBIRME
INICIO//Tendencias//¿Cuál es la “química” que está detrás del amor según la ciencia?

¿Cuál es la “química” que está detrás del amor según la ciencia?

Buscar las razones científicas sobre por qué la gente se enamora se convirtió en un objeto de estudio tan importante, que existe un centro de investigación exclusivo en Los Ángeles.

Buscar las razones científicas sobre por qué la gente se enamora se convirtió en un objeto de estudio tan importante, que existe un centro de investigación exclusivo en Los Ángeles.

El amor es algo tan difícil de encontrar que hasta inventaron un instituto compuesto por los mejores investigadores científicos del mundo para encontrarlo.

La doctora Nicole Prause, psicofisióloga sexual y neurocientífica, se dio a la tarea de fundar el primer centro de investigación independiente del amor, bajo el nombre Liberos, que funciona en Los Ángeles y que está financiado por las universidades de Georgia y Pittsburgh.

Allí, los expertos estudian el comportamiento sexual humano y desarrollan métodos y aparatos biotecnológicos relacionados con el amor entre parejas. Prause trabaja junto a la antropóloga Helen Fisher, autora del libro Anatomía del amor: una historia natural del apareamiento, el matrimonio y por qué nos desviamos; el profesor Arthur Aron y su esposa, la psicóloga Elaine Aron (conocidos por diseñar las 36 preguntas para encontrar al amor de su vida, publicadas por el diario The New York Times).

Todos y cada uno de estos expertos en la materia realizaron un aporte para encontrar la explicación racional y alejada de todas las obras de Shakespeare y frases de Paulo Cohelo para explicar el amor.

Tres pasos para detectar el amor

 

La lujuria, la atracción y el apego son las tres etapas que enumeró la antropóloga biológica Helen Fisher, de la Universidad de Rutgers, para explicar el amor verdadero.

La lujuria empieza con una “inyección” de estrógenos y andrógenos, impulsados netamente por el deseo biológico para reproducirse. Luego, con la atracción, viene la descarga de cortisol, adrenalina y dopamina, que hace que su cerebro piense en si esa persona le conviene o no.

Finalmente llega el apego, en esta etapa, según cuenta Fisher en su estudio, el cerebro descarga dopamina cada vez que piensa en el amor de su vida. “Su cerebro está bajo relajación, muy similar a la forma en que lo hacen las sustancias ilícitas”, afirma la experta.

Una adicción positiva

Vea tambien: Todo sobre el iPhone 11 Pro y otros cinco celulares nuevos

 

Desde 2016, los expertos Arthur y Elaine Aron han estudiado las relaciones sentimentales y analizaron cuáles son las características para que empiecen bien y duren, allí encontraron el protagonismo del llamado “amor romántico”. Bajo el nombre Frontiers in Psychology, los investigadores concordaron con Fisher al afirmar que, “el amor romántico es una adicción natural que evolucionó como mecanismo de supervivencia para alentar el emparejamiento y reproducción de parejas”.

¿Existe la “química” más allá de las primera etapas del amor?

 

Vale la pena aclarar que los científicos no encontraron una línea de tiempo estándar para determinar cuánto dura el amor, ni en qué momento puede sentir los efectos químicos, debido al género, la edad, y otros factores ambientales.

Sin embargo, encontraron que la fase después del apego, está marcada por un aumento constante de oxitocina (responsable de la fidelidad) y vasopresina (responsable de la seguridad y bienestar en pareja).

“No es amor, es apego”

 

Vea tambien: La biblioteca en llamas, de Susan Orlean: el día en el que ardieron un millón de libros

¿Alguna vez ha escuchado esta frase? muy seguramente se le atravesó en su mente después de tener un mal día con su pareja o una posible ruptura. Tal vez la utilizó para explicar el amor y la conexión con su pareja.

Sin embargo, esto es parte de un proceso natural del amor. Incluso, el doctor Arthur Aron explica que: “el amor se produce cuando las dos personas se sienten escuchadas y amadas en un mismo nivel de atracción”.

Es por eso que Aron creó el experimento de las 36 preguntas, no para que la gente se enamorara, sino para crear cercanía entre extraños y generar un ambiente de escucha para que exista la atracción.

De hecho, uno de estos casos se dio en el mismo centro de estudio Liberos, donde la escritora Mandy Len Catron, autora de Cómo enamorarse de cualquiera, puso a prueba el reto de las 36 preguntas, con mucho escepticismo, con su compañero de trabajo Mark. Para sorpresa de Catron, resultó enamorada de su compañero de oficina e incluso ya llevan 3 años viviendo juntos.

El amor verdadero no se puede obligar

 

Finalmente, los científicos del centro de investigación de Liberos aseguraron que en todas las investigaciones realizadas y revisadas, no encontraron ninguna forma de enamorar a otra persona a la “fuerza”.

“Las personas que intentan reclamar el emparejamiento mágico, o que de alguna manera desean manipular químicamente a otra persona con un afrodisíaco, les decimos buena suerte, porque no podemos resolverlo”, sentenció la doctora Nicole Prause.

Sin embargo, los expertos aseguraron en conjunto que, para que el amor perdure, ambas partes debe tener valores compartidos que no sean negociables, como por ejemplo, una creencia, un pensamiento político e incluso un estilo de vida.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Mayo
20 / 2019


Send this to a friend