SUSCRIBIRME
INICIO//Tendencias//Las ocho claves de Steve Jobs para lograr sus metas

Las ocho claves de Steve Jobs para lograr sus metas

El cofundador de Macintosh también fue un gran líder y, sobre todo, una persona que lograba comunicar eficazmente sus ideas y convencer a las personas.

Foto: Steve Jobs: The man in the machine (2015)

El cofundador de Macintosh también fue un gran líder y, sobre todo, una persona que lograba comunicar eficazmente sus ideas y convencer a las personas.

Steve Jobs fue un genio, de eso no hay ninguna duda. Una de sus principales fortalezas era encantar a las personas para obtener lo que quería.

Walter Isaacson, explicó en la biografía del hombre detrás de empresas como Apple y Pixar, las técnicas que usó para tener éxito en su vida profesional. ¿Estaría dispuesto a aplicarlas en su día a día?

Presenta con pasión

Las presentaciones eran una parte clave del repertorio de Jobs. El proceso de vender es la clave para hacer que otros quieran comprar tus ideas.

Antes de que Apple presentara iTunes en 2001, Jobs se reunió con varios músicos con la idea de revelarles su idea. Una de las personas a las que Jobs recurrió fue el famoso trompetista Wynton Marsalis. Marsalis dijo que Jobs había hablado durante dos horas seguidas y lo había convencido completamente de su idea.

Lo mismo pasó con su equipo de publicidad para «asegurarse de que cualquier anuncio que produjeran estuviera impregnado de su emoción».

Sea brutalmente honesto

Cuando Steve Jobs volvió a Apple, en 1997, inmediatamente se puso a trabajar en la dinamización de la compañía, que cojeaba por tener muchos productos pero no un rumbo claro.

Jobs convocó a los mejores trabajadores de Apple en el auditorio y pidió que cada uno le dijera qué andaba mal en la empresa.

Al no obtener respuesta, le dijo a todo el auditorio: «¡Son los productos! ¿Qué les pasa a los productos? ¡Los productos apestan! Ya no son sexys».

Vea tambien: 6 consejos para ahorrar datos de su celular

La gente compraba las ideas de Jobs porque siempre fue sincero con lo que dijo. Como dijo a su biógrafo: «No creo que pase por encima de la gente, pero si algo apesta, se lo digo en la cara. Es mi trabajo ser honesto. Sé de lo que estoy hablando y suelo estar en lo cierto. Esta es la cultura que traté de crear”.

Trabaje duro para que todos lo respeten

Steve Jobs tenía una increíble ética y respeto por el trabajo. Jobs dijo a su biógrafo que, cuando volvió a Apple, trabajaba desde las 7 de la mañana hasta las 9 de la noche cada día y, a la vez, también estaba pendiente de los procesos de Pixar. Trabajó sin descanso y sufrió de cálculos renales, pero insistió en impulsar ambas compañías al mostrarse constantemente y motivar a las personas para que hicieran los mejores productos posibles. Todos lo respetaban por ello.

Desarme a las personas con seducción y adulación

La gente busca constantemente la aprobación a sus acciones y responden muy bien al afecto.
En su biografía, Isaacson dice que «Jobs puede seducir y hechizar a la gente a voluntad y le gustaba hacerlo. Personas como, los antiguos CEOs de Apple, Amelio y Sculley se permitieron creer que como Jobs los hechizaba, esto significaba que les gustaba y que los respetaba. Era una impresión que a veces potenciaba regalando halagos poco sinceros a personas hambrientos de ellos. Pero Jobs podía ser encantador con personas que odiaba tan fácilmente como podría insultar a gente que le gustaba».

Toma decisiones de forma rápida y definitiva

Cuando desarrollan nuevos productos, Apple raramente considera estudios, encuestas o investigaciones. Jobs tendía a aburrirse fácilmente y era rápido con su instinto, por eso tomaba decisiones rápidamente.

Con los primeros iMacs, Jobs decidió inmediatamente que Apple lanzaría los nuevos ordenadores con un arcoiris de colores. Jony Ive, el diseñador jefe de Apple, dijo «en muchos lugares esa decisión habría llevado meses. Steve lo hizo en media hora».

No espere para solucionar los problemas

Cuando Jobs estaba trabajando en Toy Story, la primera versión de Woody no era un personaje que cayera muy bien, principalmente por las ediciones de guiones realizadas por Disney. Jobs no estaba dispuesto a que Disney, una de las mayores compañías del mundo, arruinara la historia original de Pixar.

Vea tambien: Cuatro relojes inteligentes que pueden mejorar su estilo de vida

«Si algo no es correcto, no puedes simplemente ignorarlo y decir que lo arreglarás más tarde», dijo Jobs, «Eso es lo que hacen otras empresas».

Jobs le insistió a Disney que devolviera las riendas a Pixar, lo que terminó convirtiendo a Woody en el encantador personaje que todos conocemos.

Golpee cuando el hierro esté caliente y golpee fuerte

El éxito puede engañar a las personas y hace que piensen que pueden dejar de trabajar. Jobs pensaba diferente. Cuando apostó por Pixar, valió la pena y su primera película, Toy Story, fue un gran éxito entre los críticos y la taquilla. Así que Jobs decidió sacar la compañía a bolsa.
Los inversionistas pensaron que esto era una locura, especialmente después de que las cuentas de Pixar solo dieron pérdidas durante cinco años.

Pixar salió a bolsa una semana más tarde y Toy Story se convirtió en un gran éxito. Superó a Netscape como la mayor salida a bolsa de 1995 y esto significaba que no necesitaba de Disney nunca más para financiar sus películas.

Exija perfección y no se conforme

Jobs odiaba a cualquiera que estuviera dispuesto para comprometerse a sacar un producto a tiempo y según el presupuesto. Contrario a lo que muchas personas consideran una virtud, para él era atroz. Su objetivo nunca fue simplemente superar a sus competidores, o incluso ganar dinero: era hacer el mejor producto posible, «o incluso un poco mejor».

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Abril
30 / 2019

LO MÁS COMPARTIDO

septiembre 7, 2019 VER MÁS

Send this to a friend