SUSCRIBIRME

Marcelino y Mariano Arango, el negocio de ser joven

No querían jefes y se independizaron para abrirse un espacio en el mercado de las comunicaciones estratégicas. Supieron superar las barreras de su edad y aprovechar sus ventajas.

No querían jefes y se independizaron para abrirse un espacio en el mercado de las comunicaciones estratégicas. Supieron superar las barreras de su edad y aprovechar sus ventajas.

El arte de trabajar por placer, como buen arte, necesita práctica, rebeldía, terquedad y pasión. Por eso, se podría decir que los hermanos Marcelino y Mariano Arango Londoño se han vuelto unos artistas en este campo. No querían contratos a término indefinido, ni jefes, ni horarios de oficina, sino tener su propia empresa, una en la que hicieran lo que más les gustara y que al mismo tiempo fuera un buen negocio. Con esa idea le dieron forma hace una década a Axioma Comunicaciones.

Marcelino como administrador y Mariano como periodista ya trabajaban antes de graduarse: “La experiencia no fue tan gratificante. No me fue bien con mis jefes y no podía desarrollar un potencial”, dice Mariano. Su hermano, un año mayor, continua la historia: “Nos sentamos a pensar qué cosas nos gustaban en la vida, que fueran buen negocio y tuvieran futuro”. Descubrieron un mercado, según dicen, desatendido no sólo en Colombia, sino en América Latina: el de las comunicaciones estratégicas y B2B (negocio a negocio) en mercados específicos. Por eso, entre sus planes hablan de la expansión internacional de su compañía y de abarcar nuevos sectores.

A los 23 y 24 años no sólo se enfrentaron a las dificultades de armar una empresa propia y a la falta de capital, sino a las propias de su edad. “Nos veían muy jóvenes, no nos creían. A veces le pedíamos a alguien mayor que fuera a alguna negociación o llamara por teléfono, especialmente a los bancos”, cuenta Marcelino. La clave fue construir relaciones de credibilidad con personas alto nivel desde el inicio. “Hoy son parte de la junta directiva”. También encontraron ventajas: “un joven no tiene grandes responsabilidades económicas, tolera más la frustración, se adapta fácil a la situación, tiene ideas frescas y ensaya”, dice Mariano.

Hoy en día manejan comunicaciones para sectores en crecimiento como estética, consumo masivo, restaurantes, hoteles, ferretería y construcción. Desde su registro, Axioma tiene una tasa de crecimiento de 68% al año y ventas de alrededor seis mil millones de pesos. Además, pasaron de ser sólo dos jóvenes socios a tener 100 empleados. Marcelino tiene el ‘olfato’ para encontrar oportunidades de negocio, mientras que Mariano se encarga de transformar esas oportunidades en productos concretos, de calidad y, por lo tanto, fáciles de comercializar. Mientras las cifras crecen, para estos dos hermanos de Manizales, sin embargo, al final del día hay una meta tanto o más importante que los números: perfeccionar el arte de trabajar por placer.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Febrero
08 / 2012

Send this to a friend