SUSCRIBIRME

Cinco beneficios de dormir la siesta

En el día mundial del sueño repasamos los beneficios de la siesta como mejor ánimo, mayor agilidad y creatividad en el trabajo.

Foto: Foto de Dương Nhân en Pexels

En el día mundial del sueño repasamos los beneficios de la siesta como mejor ánimo, mayor agilidad y creatividad en el trabajo.

Aunque en Colombia no acostumbramos a hacerlo, la siesta es parte fundamental del día en las primeras horas de la tarde en algunos países.

Mucho se ha dicho sobre los beneficios de este pequeño descanso para la salud, incluso personajes como Albert Einstein o Winston Churchill dedicaban una pequeña parte del día para reponer energías y continuar con sus apretadas agendas.

Además de ayudar al descanso y a reponer energía, una siesta puede traer beneficios para su salud mental y emocional. “Con solo 20 minutos de sueño el cuerpo se relaja, la mente se dispone y esto produce que trabaje con mayor rapidez” cuenta la Asociación Mundial de Medicina del Sueño en su página web.

Si es de los que evita dormir por la tarde por temor a no poder hacerlo de noche, rompa ese mito y descubra los beneficios de la siesta de 20 minutos.

Tan buena como dormir de noche

La doctora Sara Mednick, de la Clínica del Sueño de los Estados Unidos, asegura que los procesos metabólicos del sueño y las capacidades cognitivas ayudan al cuerpo tanto como dormir las ocho
horas de sueño.

Esto se debe a que el cuerpo se libera del estrés de la mañana y mejora la capacidad de atención de quien toma la siesta. Con solo 20 minutos también evita el hambre a deshoras y acostumbra a su cuerpo a un mejor descanso.

Mejora el estado de ánimo

Una siesta le puede ayudar a recuperar el ánimo que le falta para concluir el día. Así lo hizo saber la Asociación Mundial de Medicina del Sueño, quienes aseguran que la siesta es una dosis efectiva para mejorar el estado de ánimo de las personas.

Los científicos comprobaron que las personas que no toman una siesta después del almuerzo presentaron 34 % de problemas emocionales en comparación con los que sí duermen la siesta.

Vea tambien: ¿Qué es la terapia con cuencos tibetanos?

Ayuda a proteger la salud de su corazón

Si frecuenta tomar una siesta, su corazón presentará una disminución de la presión arterial, lo que previene paros cardíacos y enfermedades coronarias.

Según las cifras de la Clínica del Sueño de los Estados Unidos, la siesta tiene un efecto protector sobre el corazón, ya que reduce la tensión y el ritmo cardiaco en un 40 %.

Por otro lado, en un artículo publicado en 2015 por Journal of Hypertension, se observó que las personas con hipertensión arterial que tomaban una siesta durante el día, ayudaban a mejorar su presión arterial. El estudio realizado a 200 hombres y 186 mujeres concluyó que una siesta de menos de 30 minutos disminuye la presión sistólica.

Mejora la salud de la piel, uñas y pelo

 

Según la Asociación Mundial de Medicina del Sueño, una siesta es una necesidad fisiológica que tiene como función ayudar al cuerpo a mantener su juventud. Es en este momento donde el cuerpo se encarga del crecimiento y fortalecimiento de la piel por medio de la producción de moléculas que eliminan ojeras, arrugas y líneas de expresión.

Aumenta los reflejos y estimula la creatividad

 

Según un estudio hecho por la NASA, los pilotos que tenían una siesta después del almuerzo cometían un 34 % menos de errores en el trabajo y, además, duplicaban sus niveles de alerta y creatividad.

Vea tambien: Cinco materiales que reemplazarán al plástico

Sin embargo, los beneficios también dependen de su duración. En un estudio de la National Library of Medicine se reveló que los beneficios cognitivos de las siestas pueden variar de acuerdo a su duración. Una siesta breve, entre 5 y 15 minutos, puede traer beneficios inmediatos para las personas.

Las siestas de menos de 30 minutos pueden producir un deterioro en la inercia del sueño justo después de despertarse, pero luego producen una mejora del rendimiento cognitivo que pueden durar durante horas.

Factores que influyen en los beneficios de las siestas

Según el horario circadiano de la siesta, las primeras horas de la tarde son el momento perfecto para una siesta.

Los períodos más largos de vigilia favorecen las siestas más largas que las breves, por lo que es preferible dormir después del almuerzo, para no afectar el sueño de la noche.

Este es uno de los riesgos que se pueden derivar de las siestas, pues un descanso prolongado podría alterar los patrones de sueño nocturno y dificultar conciliar el sueño y lograr un descanso más provechoso.

El estudio de la National Library of Medicine también demostró que los que duermen la siesta regularmente parecen mostrar mayores beneficios que los que rara vez lo hacen.

Sin embargo, estas conclusiones deben aceptarse con cautela hasta que se lleven a cabo programas de investigación más amplios en los que se varíen todos estos parámetros.

También hay que tener cuidado

Todo en exceso es malo y la siesta tampoco es para todo el mundo. Según la Clínica Mayo, la siesta puede traer consecuencias negativas en algunas personas, como la inercia del sueño, que es cuando las personas se sienten desorientadas después de despertarse, y los problemas de sueño durante la noche.

Para aprovechar la siesta al máximo recomiendas hacer siestas cortas (entre 10 y 20 minutos), no hacerlas después de las 3 de la tarde y en un lugar cómodo, con pocas distracciones.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Diciembre
23 / 2020

Send this to a friend