SUSCRIBIRME
INICIO//Tendencias//Cinco inventores que se arrepintieron de su creación

Cinco inventores que se arrepintieron de su creación

Los inventos que verá a continuación son parte esencial del día a día de la humanidad. Pero entre ellos, están aquellos que, en contra de la voluntad del inventor, fueron mal utilizados por nosotros.

Foto: Creative Commons

Los inventos que verá a continuación son parte esencial del día a día de la humanidad. Pero entre ellos, están aquellos que, en contra de la voluntad del inventor, fueron mal utilizados por nosotros.

En 1818 nació la novela Frankenstein, el relato mórbido de cómo un estudiante suizo de medicina le da vida a un hombre de dos metros que está hecho de varios cadáveres que aterroriza al mundo y que obliga a su creador ir detrás del monstruo para ponerle fin a su vida. Esta novela escrita por Mary Shelley relata lo que a muchos inventores les pasó con su creación; al principio conciben algo que puede ayudar a la humanidad, pero termina siendo un completo desastre.

Estos son los cinco inventores que consideraron un error a sus creaciones

John Goodenough

Su invento hace parte esencial de nuestra vida cotidiana, sin él no conoceríamos las baterías de litio que están en nuestros celulares, portátiles y relojes inteligentes con vida y que se encargan de mantenernos conectados la mayor parte del día.

Hoy a sus 94 años reconoce que su invento está siendo mal utilizado por las personas pues como le dijo a la BBC “Veo a los estudiantes de aquí para allá pegados a sus celulares mientras están hablando entre ellos. Veo a las parejas salir a cenar pero no veo que compartan entre ellas. Sólo veo a gente que está hablando con su teléfono y pienso que esa no es forma de vivir”.

Aunque Goodenough desarrolló una batería capaz de durar por horas, él no quiere tener su tecnología en algún celular pues afirma que “no es necesario para vivir”.

El mundo de la tecnología móvil no sería el mismo de no haber sido por su creación. Sin embargo, este científico asegura que la tecnología es moralmente neutral y que nunca se imaginó terminar detestando el principal uso de su creación.

 

Orville Wright

El invento de los hermanos Orville y Wilbur Wright es uno de los medios de transporte más rápidos del mundo, sí, estamos hablando del avión. Sin embargo, a lo largo de la historia este invento se ha utilizado de forma comercial, científica, y para la guerra.

Todo empezó cuando los hermanos Wright instalaron un negocio de bicicletas en 1892, la moda de la bicicleta apasionaba a los habitantes de Dayton, Estados Unidos. Sin embargo, Orville Wright se interesó por ir más allá, él quería ver al hombre volando sobre los cielos.

Vea tambien: Simón Bolívar en paños menores, por Alfredo Iriarte

Para lograr su cometido Orville y Wilbur Wright construyeron el primer túnel de avión del mundo en 1902, fue allí donde comenzaron a experimentar con varios mecanismos que soportaran la presión del viento y mantuvieran la estabilidad.

Después de 101 intentos, construyeron el prototipo perfecto de un avión. El objetivo de los hermanos Wright era promover los viajes seguros y de ofrecerle a las personas observar la tierra desde las alturas.

Los Wright se convirtieron en los ingenieros de la aviación más ricos del mundo, pero su éxito se vio opacado cuando el ejército de los Estados Unidos le compraron su invento en 1909 con el fin de hacer “observación aérea”.

Más adelante, a sus 75 Orville Wright vio cómo su invento traía muerte y destrucción en la Segunda Guerra Mundial. Antes de morir escribió en sus memorias el remordimiento por haber construido el avión, “Mi hermano y yo teníamos la esperanza de haber inventado algo que aportara paz a la tierra, estabamos muy equivocados”.

 

Ethan Zuckerman

Este prestigioso profesor de medios digitales es uno de los personajes más odiados de su internet por su invento. Desde el 90 cuando internet era un mundo muy poco explorado, este diseñador creó el molesto anuncio publicitario “pop-up” reconocido por aparecer súbitamente en cualquier página web del planeta.

Su invento le aseguraba a los anunciantes promocionar cualquier producto, asegurando que no fueran ignorados por los internautas. No pasaron más de dos años cuando este simple código de programación se propagó por todo internet y en todos los idiomas convirtiendo la navegación en internet en algo casi imposible.

Hoy en día varias aplicaciones se han encargado de bloquear estas ventanas emergentes. Sin embargo, son 20 años en los que parece casi imposible erradicar el problema de raíz.

Ahora Zuckerman le pide perdón a todos los internautas haciendo charlas en universidades sobre el mal uso de la publicidad en internet.

 

Robert Propst

Este diseñador fue el encargado de enseñarle al mundo que si era posible tener privacidad en la oficina con los cubículos.
En los 60 las oficinas eran hileras casi infinitas de escritorios y sillas en donde los trabajadores si o si tenían que trabajar. Sin embargo, el ruido los constantes saludos entre los trabajadores y la falta de privacidad hacían que la productividad de las empresas cayera en picada.
Fue por esta razón que el profesor Propst fue contratado por una mobiliaria de oficinas para diseñar la oficina del siglo XXI. Fue así como nació “Oficina en acción”, un sistema de paredes que se podían mover para crear un pequeño espacio de tranquilidad para el trabajador.
El silencio y la productividad por fin reinaron en las empresas, pero nació un problema mucho mayor para los empleadores: los trabajadores estaban deprimidos y ya no tenían la misma creatividad que antes.
Fue por esta razón que Robert Propst se sentía casi como un criminal, al ser reconocido como profesor de arte que creó ‘cárceles’ para la imaginación de millones de trabajadores en el mundo.

 

Alfred Nobel

Este inventor obtuvo su fortuna por crear más de 350 inventos, entre ellos varios explosivos como la dinamita. Su primera idea era hacer más fácil el trabajo de construcción de grandes edificios hace dos siglos.

Sin embargo, los inventos de Nobel fueron utilizados como armas de destrucción masiva, lo que dejó centenares de muertos y que en la actualidad aún se siguen utilizando para tal fin.

El sentimiento de culpa de Nobel, hizo que dejara el 94% de su fortuna al financiamiento anual de aquellos inventos que beneficiaran a la humanidad. A estos premios se le conocen como los Nobel que premian a los mejores en el campo de la física, medicina, química, literatura, paz, y economía (añadido a la lista hasta 1968).

 

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Octubre
21 / 2016

Send this to a friend