SUSCRIBIRME

Finanzas para niños, todo lo que deben saber según su edad

Las finanzas para niños no tiene porque ser un problema. Enséñele desde ya a los más pequeños cómo ahorrar e invertir de forma inteligente.

Foto: Randy Mora

Las finanzas para niños no tiene porque ser un problema. Enséñele desde ya a los más pequeños cómo ahorrar e invertir de forma inteligente.

Ángel Vera supo que sus sueños estaban destruidos el día en que al revisar el buzón de su casa encontró recibos por pagar cuyo monto era imposible cancelar; ni siquiera con el salario acumulado de seis meses. A sus 45 años de edad, este bogotano sucumbió ante la presión de los bancos, las firmas de cobranzas y las deudas con terceros. «Si hubiera tenido una clase de finanzas para niños, no estaría en este rollo», se repitió Vera una y otra vez.

Nunca imagino que pedir prestado dinero para viajar o invertir, sin conocer el negocio, sería la peor decisión de su vida. Una noche, a punto de reventársele los nervios, su abogado y amigo le dijo: Ángel, ¡por Dios!, cómo hiciste esto, ¡estás más que sobre endeudado!

Un cuento que describe la realidad

Así comienza el ensayo Cuando la vida se adeuda, escrito por tres estudiantes del colegio Sagrada Familia de Nazaret, que ganó en su última versión el primer puesto del concurso De la banca escolar a la banca central, que el Banco de la República realiza desde 2007. El reto era que los alumnos entre los grados 10 y 12 analizaran, entendieran y explicaran por qué es importante que las empresas y las familias eviten sobre endeudarse.

Entre las conclusiones de este ensayo escolar, las tres autoras, niñas que no pasaban de los 15 años, destacaban una triste realidad:

“En Colombia, la educación financiera es irrelevante dentro del pensamiento de muchos de sus habitantes”. Argumentaban en su trabajo que muy pocos hogares y empresas saben que la capacidad de endeudamiento es el nivel máximo en que pueden endeudarse y que, matemáticamente, este cálculo se realiza mediante la siguiente fórmula: total de ingresos mensuales, menos gastos fijos en el mes (recibos, pago de tarjetas de crédito, cuotas de otros préstamos, etc.), y el resultado multiplicado por 0,35. Ojo, ¿sabía usted esto que aparece en el ensayo de unas niñas de secundaria?

Finanzas para niños y las clases importantes

El banco central considera que este concurso, que asigna un tema distinto en cada edición, es una oportunidad para que muchos estudiantes amplíen y consoliden su acervo de conocimientos en economía y finanzas. “Esperamos que el interés por concursar promueva las clases de economía en muchas instituciones educativas del país”, dice el Emisor.

Pero no pueden pedirse resultados instantáneos, si solo hasta hace muy poco se empezó a enseñar la cátedra de economía en los colegios. “Nunca se había enseñado educación financiera y económica en el sector educativo”, dijo hace dos años la entonces ministra de Educación, María Fernanda Campo, al lanzar el programa “Educación Económica y Financiera”, que contiene los lineamientos pedagógicos de Finanzas para niños que deben tener en cuenta los colegios públicos y privados del país en la enseñanza de estas dos materias.

El programa, en el que trabajaron de forma conjunta el Ministerio de Educación, la Asobancaria y el Banco de la República, arrancó en 2014 en 120 colegios públicos y la meta para este año era tenerlo en todos los colegios del país, tanto en primaria como en secundaria.

No hay conocimiento del tema, ni en la adultez

Por lo pronto, las cifras corroboran que a pesar de los avances en inclusión, las decisiones financieras de los hogares se siguen tomando sin planificación. Según el documento Estrategia nacional de educación económica y financiera, elaborado hace cinco años por los ministerios de Hacienda y Educación, el Banco de la República, la Superintendencia Financiera, entre otras entidades, el 79 % de los hogares colombianos (5,2 millones de hogares) han utilizado por lo menos una vez servicios de crédito informal, siendo el préstamo del agiotista el segundo en importancia después del crédito con amigos, vecinos y familiares. En contraste, solo el 46 % reportó haber hecho uso del crédito financiero formal.

La investigación también encontró que en todos los estratos se encuentra un uso generalizado de los sistemas informales de ahorro como cadenas, natilleras y roscas, y que solo el 34 % de los hogares afirman que ahorra en bancos.

“El desconocimiento y la desinformación generalizados de la población colombiana sobre temas básicos de economía y finanzas limitan la capacidad de los ciudadanos para tomar decisiones fundamentadas y consistentes en este aspecto básico de la vida contemporánea”, resalta la investigación. Y entre las recomendaciones está desarrollar una estrategia nacional que promueva la educación financiera.

¿Serán iniciativas como esta en escuelas y colegios suficientes para evitar que los niños de hoy se conviertan en adultos que no saben ahorrar, gastar o planear apropiadamente sus finanzas y su futuro? ¿Cómo están enseñando los padres la noción de ahorro a sus hijos?

Vea tambien: “Somos una banda en vivo con títeres", así es el nuevo show de 31 minutos

Ahorro bajo el colchón y otros métodos poco efectivos

El sondeo Ahorro Latam 360º, realizado este año por Sura Asset Management junto con Merlin Research entre más de 12.000 personas en Latinoamérica, indica que los padres enseñan a sus hijos la noción de ahorro de tres maneras: evitando compras inútiles, guardando la mesada y teniendo la alcancía como uno de los métodos de ahorro.

En efecto, una de las mejores maneras de introducir a los más pequeños en el tema financiero es abriéndoles una cuenta en un banco. De acuerdo con Asobancaria, a diciembre de 2015, en Colombia cerca de 1,1 millones de niños y jóvenes entre los 0 y los 17 años contaban con una cuenta de ahorros, lo que significa 8 % de la población menor de edad. Pero ¿con esto basta?

“A los niños hay que enseñarles a valorar el dinero, explicarles cómo se consigue y de dónde vienen los distintos ingresos. También es válido que aprendan cómo ganarlo, algunas veces ayudando en actividades que puedan tener recompensa o, en la adolescencia, trabajando en restaurantes o supermercados, tal y como ocurre en las culturas americana y europea”, dice el economista y jefe del pregrado en Finanzas de la Universidad EAFIT, Raúl Cardona.

El docente considera que también es necesario darles pautas para que sepan cómo deben utilizar ese dinero, satisfaciendo necesidades básicas y diferenciándolas de los deseos y antojos. “Debemos enseñarles a formar un pequeño monto, que el día de mañana les permitirá contar con un ahorro para capital semilla, estudiar una carrera o al menos para la cuota del primer semestre para, a partir de allí, poder financiarse vía Icetex u otros mecanismos”.

Hijo de tigre, sale pintado

De las finanzas para niños, Cardona dice que el ejemplo empieza por casa, pues si las finanzas de los padres son un caos, no pueden exigir que sus hijos sean un dechado en decisiones financieras. “Muchos padres no están educados financieramente y no serán las personas idóneas para ofrecer esa formación a los hijos”.

En esto coincide la psicóloga mexicana y autora de varios libros sobre el manejo del dinero, Doménica García, quien entre las pautas recomienda explicarles a los chicos cómo funcionan las tarjetas de crédito o ir al supermercado con ellos para diferenciar precios.

Ya adolescentes, proponerles metas de ahorro y asignarles una cantidad fija de dinero para que la administren. “Descubrirán por sí mismos que si tienen paciencia, poco a poco irán ahorrando para alcanzar algo mejor”, dice García en su blog.

El talento de Aquiles: las matemáticas

Aunque estos esfuerzos son claves, también es importante que se promueva las finanzas para niños y la enseñanza de las matemáticas, que siguen siendo el “coco” para muchos estudiantes. Una investigación realizada por Shawn Cole, profesor de finanzas de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard, detectó que las matemáticas sí tienen impacto sobre los resultados financieros de los estudiantes.

En su investigación sobre los egresados de varias escuelas de secundaria en Estados Unidos, encontró que los alumnos que por normas estatales tuvieron que tomar cursos adicionales de matemáticas realizaron una mejor gestión del crédito que otros estudiantes; mostraron un mayor porcentaje de ingresos por inversiones como parte de su ingreso total. Reportaron un capital hipotecario más alto y evitaron un embargo de vivienda o un retraso en los pagos de tarjetas de crédito.

“Muchas decisiones en finanzas son simplemente más fáciles. Si se siente más cómodo con las cifras y haciendo comparaciones numéricas”, le indicó Cole a The Wall Street Journal. “Sin habilidades sólidas en matemáticas, las personas suelen recurrir a formas más emocionales para invertir, gastar o ahorrar su dinero”, añade el profesor.

Así que otra manera de formar niños conscientes consiste en mejorar la enseñanza de matemáticas desde la escuela. El dinero no es un tema tabú, como tampoco lo es el manejo de las finanzas desde edad temprana.

Finanzas para niños y lo que debe tener en cuenta

Si quiere profundizar sobre cómo enseñarles a sus hijos sobre este tema de forma amena, puede revisar las siguientes publicaciones:

Vea tambien: El lado femenino de la pandemia: ¿cómo esta época afectó a las mujeres?

Cuadernos y cartillas del Banco de la República

En el link http://www.banrep.gov.co/es/cuaderno encontrará las siguientes cuatro guías de enseñanza:

El pago mágico
El guardián del dinero
¿Qué es el dinero?
¿Qué son los bancos?

Cuentos de finanzas para niños

Dos pajaritos

Monstruo comepalmeras

Dipacho

El trabajo y el dinero
Labbé, Brigitte
Ediciones S.M., 2002

Dos ratones, una rata y un queso
Claudia Rueda
Editorial Océano Travesía, 2007

También le puede interesar: 7 plataformas para trabajar online y ganar dinero desde casa

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Noviembre
20 / 2020
Advertisement

Send this to a friend