Guía de socialización para el introvertido

Un introvertido no es odioso ni creído simplemente le cuesta más hablar con otros. Aquí le damos unos consejos para salir bien librado en una conversación.
 
Guía de socialización para el introvertido
/
POR: 
Juan Sebastián Alba Torres

Para el introvertido, los eventos sociales pueden ser una pesadilla. No es exageración. Asistir a una reunión, almuerzo, fiesta o cualquier encuentro es un motivo de angustia infinita para los que disfrutan de la soledad y sufren cuando hay que socializar.

Pero esto es inevitable, en algún momento de la vida personal o profesional tendrá que hacerlo y es algo que hay que aprender a manejar. Estos son algunos consejos del Dr. Bernardo J. Carducci, director del Instituto de Investigación de la Timidez de la Universidad del Sureste de Indiana (Estados Unidos), para ayudarle a los introvertidos a superar la timidez y socializar en una reunión.

Llegue temprano

“Los introvertidos son más sensibles a los estímulos del medio ambiente”, dice Carducci. El ruido de los eventos sociales y la cantidad de gente en ellos puede ser abrumador, por eso tratan de pasar tiempo en los lugares más tranquilos de las reuniones.

Una buena forma de evitar eso es llegar temprano al sitio de la reunión, dice Carducci. De esta forma se adaptará al ambiente, al nivel de ruido y, además tendrá la oportunidad de socializar individualmente con las personas que vayan llegando al lugar. Algo mucho más sencillo que tratar de integrarse a un grupo.

Fíjese en los detalles del ambiente en el que se encuentra

Encontrar un tema de conversación o iniciar una es un verdadero problema para los introvertidos, afirma Carducci. “Los introvertidos tienden a esperar que las personas vayan a ellos” dice Carducci. Un consejo para evitar estas situaciones es empezar una charla con apuntes sobre el ambiente en el que está (la comida del lugar, la decoración, cualquier objeto del que pueda hablar con la otra persona).

Prepare su conversación

Después de romper el hielo y hablar con alguien, es importante que tenga en cuenta tres datos que le ayudarán en su conversación: su nombre, a qué se dedica y por qué está en esa reunión, dice Carducci. “Esto ayuda a llevar la conversación y le dará algo de qué hablar”.

Trate de encontrar intereses comunes

Una conversación es más fácil de llevar si se tiene intereses en común con la otra persona. “La regla aquí es que uno aporta a un tema de conversación o propone uno nuevo” afirma Carducci.

A la hora de hablar con un grupo de personas

Carducci recomienda la técnica de “esperar y acercarse”. Acérquese al grupo, escuche de lo que están hablando y observe. “Deje que el grupo se acostumbre a su presencia y noten que usted está ahí. En cuanto tenga la idea de la conversación haga un comentario sobre eso” dice Carducci.

El introvertido no se debe apresurar, tómese el tiempo que quiera para intentarlo y no se obligue a participar. Hágalo cuando se sienta cómodo con la situación.

Termine la conversación de la mejor manera

 

Dele a entender a la persona que tiene que retirarse, agradézcale por el tiempo, destaque algo que le haya gustado de la conversación (esto demuestra que estuvo escuchando) y dele oportunidad de volverse un nuevo contacto, aconseja Carducci.

Si es introvertido no tenga miedo a hablar con varias personas. Esto hará que se vuelva más familiar para las personas de la reunión y hará que su confianza crezca.

También le puede interesar: Cinco aplicaciones para hablar en público como un conferencista

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
diciembre
1 / 2020