Los empresarios chilenos que triunfan en Colombia

POR: Giovanny Gómez
 / agosto 12 2013
POR: Giovanny Gómez

JUAN CÚNEO SOLARI
Vinos, caballos y tiendas por departamentos. ¿Qué tienen en común? Son las tres grandes pasiones del influyente empresario chileno, socio y actual presidente del directorio de Falabella, una de las cadenas de retail más importantes de América Latina.

Juan Cúneo Solari nació con su historia escrita. Ligado a la familia Solari, su participación en el holding Falabella lo precede. Tras titularse como ingeniero comercial de la Pontificia Universidad Católica de Chile, no tardó en poner manos a la obra en la administración de la tienda y su gestión no pasó desapercibida. Se dice que fue el gran responsable de transformar a Falabella en el gigante minorista que es hoy, con presencia en Chile, Argentina, Perú y Colombia, y, más recientemente, Brasil. Sería, además, el cerebro detrás de la tarjeta CMR, que cuenta a la fecha con más de cinco millones de tarjetahabientes en la región.

Pero lo que Cúneo más disfruta no es precisamente la masividad de este exitoso retailer. Nacido en la ciudad de Iquique, en el desértico norte chileno, creció añorando el verde retratado en las historias de sus abuelos italianos, que fabricaban vino artesanal en la región de Liguria. Esas historias lo llevaron a comprar un campo en el valle de Casablanca, cerca de Santiago, y a incursionar en el negocio vitivinícola. Hoy, uno de los proyectos que más disfruta es la Viña Casas del Bosque, donde trabaja junto a una de sus hijas, Giorgianna. Esta viña boutique se ha hecho un nombre por sus cepas Sauvignon Blanc y Pinot Noir, pero también por propulsar el enoturismo, con un refinado restaurante, una tienda de vinos y un gran mirador con salas para degustaciones y eventos especiales.

Cúneo no es muy amigo de la popularidad ni de los medios. De hecho, este multifacético empresario no acostumbra a dar entrevistas. Pero en las pocas ocasiones en que se ha referido a su vida personal, se ha reconocido como un amante no solo del campo, sino de los caballos y en especial de la hípica. En este momento es presidente del directorio del Hipódromo Chile y se dice que ha sido el gran responsable de la modernización de este sector en Chile, donde ha participado activamente.
Falabella cuenta actualmente con 355 tiendas en 5 países de América Latina, 32 centros comerciales y casi 100.000 trabajadores.

La firma ingresó a Colombia tras fusionarse en 2003 con la empresa de mejoramiento para el hogar Homecenter Sodimac y tiene hoy 43 tiendas en el país, además de un centro comercial Mall Plaza. La decisión de invertir en Colombia, según Rodrigo Fajardo, presidente de Falabella Colombia, se debió “al crecimiento del sector del comercio, las condiciones positivas de fomento a la inversión extranjera y la buena experiencia que se tenía con el formato de mejoramiento del hogar (Homecenter). Falabella vio con claridad el gran potencial y la oportunidad para incursionar con su formato de tiendas por departamentos y retail financiero en el país. Siete años después los hechos nos demuestran que nuestra visión fue acertada y que tomamos una decisión correcta. Para el 2018 esperamos duplicar el número de tiendas en Colombia, para llegar a 30 en total. Este plan de expansión hará aún más relevante la importancia de Colombia dentro del Grupo Falabella, pasando a representar aproximadamente el 20% de los ingresos de tiendas por departamentos del Grupo, los cuales hoy en día representan el 14%”.

IGNACIO CUETO PLAZA
Piloteando la mayor empresa aérea de la región: el hombre (y los otros cerebros Cueto) detrás de ese milagro llamado LAN.

Ignacio Cueto Plaza es, desde 2005, el gerente general de LAN Airlines. Piloto él mismo, maneja al dedillo el negocio aéreo. Además, a él se le atribuye gran parte de la expansión internacional de LAN ya que sería él quien habría materializado en 2012 el acuerdo con la brasileña TAM, dando paso al consorcio aéreo más grande de la región: LATAM Airlines Group.
Recién titulado de ingeniero comercial de la Universidad Gabriela Mistral, en Santiago de Chile, ingresó a trabajar en la aerolínea Fast Air, donde ocupó diversos cargos entre 1985 y 1994. Ese año su familia compró, junto al empresario y actual presidente chileno Sebastián Piñera, la firma LanChile. Con esta compra dieron el palo al gato que faltaba para afianzar y terminar de dominar el negocio de los cielos en Sudamérica. En esta firma debió ocupar varios cargos también hasta llegar a ser nombrado CEO de un negocio lleno de vaivenes y riesgos.

Ignacio forma parte, junto a su padre Juan Cueto Sierra y sus dos hermanos, Enrique y Juan José, de un potente cuarteto de hombres de negocios que han sabido amasar una gran fortuna en el negocio aeronáutico. En este grupo, en el que cada uno ha sabido aportar con su granito de arena, Ignacio sería el encargado de pasar del dicho al hecho, de materializar los planes estratégicos, de buscar alianzas y de concretarlas.

Extremadamente hábil, “trabajólico” e hiperkinético, se dice que Ignacio es muy amigo de Piñera justamente por sus personalidades afines. Además, los uniría su afición por pilotear helicópteros.

La operación de LAN en Colombia nació a finales de 2010 con la compra de la aerolínea local Aires, que presentaba una deteriorada situación financiera y bajos estándares de servicio. Desde entonces, los cerebros Cueto diseñaron un exhaustivo plan de reestructuración para alcanzar los estándares de LAN en el resto de la región, el que se logró con éxito y en un tiempo récord. A fines de 2011 LAN Colombia ya operaba como tal, con diversas medidas destinadas a alcanzar la rentabilidad, el reconocimiento de marca y la fidelización de los clientes. Hoy LAN Colombia tiene 21 aviones, incluyendo 5 Airbus A320, 6 Boeing 737-700 y 10 Dash 8-200.

HORST PAULMANN KEMNA
Hace un año se inauguró en Santiago de Chile un colosal centro comercial, el Costanera Center, que retrata de cuerpo entero a su gestor: el empresario chileno-alemán Horst Paulmann, cabeza del Grupo Cencosud. Y es que Paulmann todo lo hace a lo grande.

En pleno barrio el Golf, un distrito de la capital chilena que concentra mayoritariamente oficinas, se construye desde 2006 un inmenso proyecto inmobiliario que consta de cuatro torres –una de ellas de 62 pisos y 300 metros de altura, la más alta de la capital chilena y de toda Iberoamérica–, un centro comercial con más de 300 locales comerciales, 14 salas de cine, un patio de restaurantes con capacidad para 2.000 personas, además de miles de estacionamientos. Este megaproyecto, cuyo costo superará los US$1.000 millones una vez terminado, es el máximo sueño –u obsesión– de su dueño, el magnate Horst Paulmann Kemna. Así lo deja entrever el lema que publica su página web: “Nunca desistas de un sueño. Solo trata de ver las señales que te lleven a él”.

Y es que Paulmann ha conseguido todo lo que se ha propuesto y este proyecto, cuya construcción no ha estado exenta de problemas, no iba a ser la excepción. La iniciativa ha sufrido varios reveses durante su construcción, incluido un receso de once meses en plena crisis de 2008 y polémicas respecto de la congestión vial que provocará una vez terminado, entre otros. Pero este megaempresario no se frena y, según se dice, se ha preocupado de velar personalmente porque se hagan las cosas a su manera hasta el último detalle.

Pero así lo hace con todo. De hecho, hay quienes lo han apodado “el rey del micromanaging”, dado su peculiar estilo de gestión omnipresente, donde no deja ningún cabo suelto y sigue manejando sus megaempresas como si fuesen pequeños emprendimientos familiares. De este modo ha forjado a pulso un verdadero imperio económico: es dueño del holding Cencosud, que maneja las marcas Jumbo, Easy, Paris, entre otras, y con las que tiene 800 tiendas y 25 centros comerciales en Chile, Argentina, Brasil, Perú y Colombia, además de una oficina comercial en China.

Su fortuna asciende a US$9.700 millones y es, según Forbes Magazine, el segundo hombre más rico de Chile y el número 114 en el mundo. Paulmann entró en el mercado colombiano en octubre de 2008, a través de una asociación con Guichard-Perrachon S.A. con la que abrieron Easy, la primera tienda de mejoramiento del hogar en Bogotá.

JORGE ANDRÉS SAIEH: EL BANQUERO DE CORPBANCA

Intensa. Así define su vida el empresario detrás del grupo Corpbanca y el consorcio periodístico Copesa, Jorge Andrés Saieh. Y es que Corp-banca fue el primer banco chileno en adquirir uno en el exterior y es el consorcio que adquirió el Santander Colombia y el Helm. Este economista de 41 años formado en Estados Unidos –con máster y MBA para ser más precisos– tiene en la sangre el sentido de los negocios. De hecho, lo heredó de un padre que tiene raíces colombianas. Guajiras y árabes. Jorge Saieh Bendeck, luego de fundar hace más de tres décadas un emporio que arrancó vendiendo electrodomésticos en Talca, hoy ocupa un lugar en la lista de Forbes con una fortuna de US$3.000 millones y es dueño de una cadena de supermercados y del Hyatt Santiago, entre muchos otros negocios. Sobre él recae la responsabilidad de perpetuar la fortuna familiar y ha logrado escalar con tanta fuerza como cuando pedalea en las competencias deportivas en las que participa con frecuencia en diversas partes del mundo. Este joven empresario, sin embargo, es de bajísimo perfil, no es una socialité y prefiere sobre cualquier plan en el mundo pasar un fin de semana junto a su esposa y sus tres hijos. Tal vez porque rescata y se define desde la perspectiva que le enseñó su padre desde niño: “El trabajo codo a codo, la práctica de la humildad, el trabajo de excelencia y la meritocracia, son aspectos que favorecen las relaciones humanas y laborales en todas sus dimensiones”, como nos cuenta en esta entrevista que concedió a Diners, robándole unos minutos a sus muchas ocupaciones.

¿Por qué se fijó en Colombia?
Por la seguridad jurídica y la institucionalidad que garantiza estabilidad en los negocios. Y queremos terminar de comprar Helm Bank, lo que va a tomar un año más o menos. No estamos mirando nada más. Colombia es un mercado con un potencial enorme y un amplio espacio para el crecimiento del negocio bancario.

¿Y cuáles son sus planes con las telecomunicaciones? 
Entre los próximos desafíos está sin lugar a dudas el proyecto televisivo, en el que esperamos proyectar nuestra experiencia en el mundo de las comunicaciones y repetir los éxitos de nuestros medios escritos y radiales que son líderes en sus segmentos.

¿En cuál de los dos trabajos se siente más identificado: Copesa o Corpbanca? 
Para mí las dos empresas son iguales. El mismo modo de funcionamiento. En las dos hay que modernizar y administrar. Llevo más años en Copesa, pero en los dos negocios me siento cómodo.

*HENRIETTE IRACABAL: Periodista freelance especializada en economía y estilo de vida. Editora asociada, departamento de Business Intelligence, BNamericas.

FOTOS CORTESÍA DIARIO LA TERCERA Y ARCHIVO PARTICULAR

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DIRECTO EN SU EMAIL
agosto
12 / 2013