Diez curiosidades sobre los besos en el Día Internacional del Beso

¿Los humanos son los únicos que se besan entre sí? Le contamos algunas curiosidades sobre el beso en el Día Internacional del Beso.
 
Diez curiosidades sobre los besos en el Día Internacional del Beso
Foto: Vera Arsic
POR: 
Revista Diners

El 13 de abril se celebra el Día Internacional del Beso, una fecha que nos invita a reflexionar sobre el acto de besar, que es una de las formas más íntimas de contacto humano. A continuación, le presentamos 10 curiosidades en torno a los besos que quizás no conocías:

El beso más largo en el Día Internacional del Beso

El beso más largo registrado en la historia duró 58 horas, 35 minutos y 58 segundos. Fue otorgado a una pareja tailandesa llamada Ekkachai y Laksana en febrero de 2013. La hazaña se llevó a cabo en un concurso organizado por una estación de radio tailandesa, en el que los participantes tenían que besar sin interrupción y sin despegar los labios. Durante casi tres días, la pareja permaneció unida por el beso, recibiendo agua y alimentos por medio de una pajilla. Finalmente, el récord fue establecido y la pareja ganó un premio en efectivo, una casa y dos anillos de diamantes. Desde entonces, su beso se ha convertido en un hito para la comunidad tailandesa y ha sido reconocido a nivel internacional como un impresionante logro de resistencia y amor.

Animales que se besan

Los bonobos, una especie de primates que se encuentra en la República Democrática del Congo, son conocidos por ser uno de los animales más cercanos a los seres humanos. No solo comparten el 98,7% de su ADN con nosotros, sino que también poseen una cultura social compleja que incluye comportamientos como la empatía, el altruismo y la reconciliación.

Una de las conductas más curiosas que se ha observado en los bonobos es su tendencia a besarse. Aunque el beso humano se considera una forma de contacto afectuoso y romántico, en el caso de los bonobos, este comportamiento puede tener múltiples significados.

Por ejemplo, los bonobos suelen besarse como una forma de reconciliación después de una disputa o una pelea. En lugar de quedarse resentidos o resentidas, los bonobos se acercan, se besan y se abrazan para disminuir la tensión y restaurar la paz.

Le puede interesar: Disfrute de los besos más recordados del cine en el Día Internacional del Beso

Además, los bonobos también se besan como una forma de comunicación social. Por ejemplo, las madres pueden besarse con sus crías como una forma de demostrar amor y protección, mientras que los machos pueden besarse para establecer alianzas y fortalecer sus lazos sociales.

El beso de los bonobos no se parece al beso humano tradicional. En lugar de juntar sus labios, los bonobos suelen besarse con la boca abierta, tocando sus lenguas y chasqueando sus dientes. También pueden besarse en otras partes del cuerpo, como en las mejillas o en los genitales, dependiendo del contexto y la situación social.

Besar es bueno para la salud

Cuando se besa, el cerebro libera una serie de sustancias químicas, entre ellas las endorfinas, que son responsables de generar sensaciones de placer y bienestar. Estas endorfinas tienen un efecto relajante en el cuerpo, lo que puede reducir la sensación de estrés y ansiedad.

Además, el acto de besar también puede reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés, en el cuerpo. Los altos niveles de cortisol en el cuerpo pueden causar una serie de problemas de salud, como presión arterial alta, enfermedades del corazón y trastornos del estado de ánimo.

Otro beneficio del beso es que puede mejorar la conexión y la intimidad entre dos personas. La cercanía física y emocional que se experimenta al besar puede ayudar a reducir la sensación de soledad y mejorar el estado de ánimo.

El beso francés

El beso francés, también conocido como “beso de lengua”, es una forma de besar en la que las lenguas de dos personas se entrelazan. Aunque hoy en día se considera una forma común de expresar afecto y pasión, su origen y evolución a través del tiempo no son claros.

Se cree que el beso francés se originó en Francia a principios del siglo XX, aunque algunos historiadores sugieren que podría tener sus raíces en la antigua Grecia o en la cultura romana. Sin embargo, en sus primeras apariciones, el beso de lengua fue considerado un acto obsceno y no era bien visto en todas las culturas.

El beso francés comenzó a ganar popularidad en el siglo XX, especialmente después de que fue representado en películas y obras de teatro. Aunque inicialmente se consideraba un comportamiento inapropiado en algunos círculos sociales, poco a poco se fue normalizando en la sociedad occidental.

En algunas culturas, como la japonesa, el beso de lengua todavía es visto como una forma de intimidad demasiado íntima para mostrar en público. Sin embargo, en otras partes del mundo, el beso francés se ha convertido en una forma común de expresar amor y afecto.

La ventaja de besar

Besar quema calorías. Aunque no es una forma de ejercicio intensa, se estima que un beso apasionado puede quemar hasta 6 calorías por minuto.

Cuando besamos, aumenta la frecuencia cardíaca y respiratoria, lo que acelera el metabolismo y quema energía. Además, el movimiento de los músculos faciales y la tensión en los labios también contribuyen a quemar algunas calorías.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el número de calorías quemadas durante un beso es muy bajo en comparación con otras formas de ejercicio físico, como correr o nadar. Por lo tanto, aunque besar puede ser beneficioso para la salud en muchos aspectos, no se debe considerar como una forma de ejercicio para quemar calorías de forma significativa.

Otra forma de comunicar

El beso es una forma de comunicación no verbal muy poderosa. Los estudios han demostrado que la forma en que una persona besa puede revelar mucho acerca de su personalidad y su estilo de vida.

Por ejemplo, una persona que besa con suavidad y ternura puede indicar una personalidad más sensible y romántica, mientras que alguien que besa con pasión y firmeza puede ser más seguro de sí mismo y tener una personalidad más intensa.

Además, la forma en que una persona besa también puede revelar aspectos de su estilo de vida. Por ejemplo, una persona que besa con frecuencia y con muchos compañeros sexuales puede indicar una personalidad más abierta y aventurera en términos sexuales.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos estudios se basan en observaciones generales y que cada persona es única en cuanto a su personalidad y estilo de beso. Por lo tanto, no se puede hacer una generalización absoluta sobre la personalidad de una persona basándose en la forma en que besa.

La desventaja del beso

Enfermedades infecciosas: el beso puede transmitir enfermedades infecciosas, como la mononucleosis, el herpes labial, el herpes genital y la enfermedad de las encías. Estas enfermedades se pueden transmitir a través del contacto con la saliva y la sangre.

Alergias: algunas personas pueden tener alergias a ciertos alimentos o productos, como el maquillaje o el lápiz labial, que se utilizan durante el beso. Estas alergias pueden causar una reacción alérgica en la piel y en los labios.

Lesiones orales: los besos muy intensos y apasionados pueden causar lesiones orales, como cortes y abrasiones en los labios y la lengua. Estas lesiones pueden provocar dolor, inflamación y, en algunos casos, infecciones.

Enfermedades respiratorias: el beso también puede transmitir enfermedades respiratorias, como la gripe y el resfriado común. Estas enfermedades se pueden transmitir a través del contacto con la saliva y las secreciones nasales.

Problemas dentales: los besos muy intensos y apasionados también pueden causar problemas dentales, como la erosión del esmalte dental y la caries dental. Esto se debe a que la saliva de la boca puede contener ácidos que dañan los dientes.

Beso en la mejilla

En algunas culturas, el beso en la mejilla es una forma común de saludo entre amigos y familiares. Sin embargo, el número de besos varía según el país. Mientras que en España se dan dos besos, en Francia se dan hasta cuatro.

En algunas culturas de Oriente Medio y Asia, los hombres se besan en la mejilla como saludo. Este tipo de beso no tiene connotaciones románticas y es común entre amigos y familiares.

Por su lado, en culturas africanas, los besos se utilizan para mostrar respeto y honrar a los ancianos y las personas de mayor estatus social. Los besos en la mano son comunes en este contexto.

En algunas culturas latinoamericanas, los besos en la mejilla son una forma común de saludo entre amigos y familiares. En países como Argentina y Uruguay, se dan uno o dos besos en la mejilla.

En la cultura occidental, el beso en la boca es un gesto romántico y de afecto íntimo. Sin embargo, la forma y la intensidad del beso pueden variar según la relación y el contexto.

Adicto al beso

Los besos pueden ser adictivos. Cuando besamos a alguien, nuestro cerebro libera dopamina, una sustancia química que produce una sensación de placer. Por esta razón, algunas personas pueden volverse adictas a los besos. La dopamina es la misma sustancia química liberada cuando se consume drogas como la cocaína y la heroína, lo que hace que algunas personas puedan desarrollar una adicción a los besos. Aunque no es común.

Es importante tener en cuenta que, al igual que con cualquier otra forma de adicción, el exceso de besos puede tener consecuencias negativas en la vida de la persona. Por ejemplo, puede interferir en las relaciones interpersonales y causar problemas en el trabajo o en la vida social. Si alguien siente que tiene una adicción a los besos que está afectando su vida, es importante que busque ayuda de un profesional de la salud mental.

Mostrar respeto con un beso

En algunas partes del mundo, el beso en la mano es una forma de mostrar respeto y reverencia hacia una persona mayor o de mayor estatus social. Este gesto era común en la Europa medieval y todavía se practica en algunos países de América Latina.

El beso en la mano es un gesto que se realiza al llevar la mano de una persona a los labios y depositar un beso en ella. Históricamente, este gesto se utilizaba como una muestra de respeto y reverencia hacia personas de mayor estatus social o jerarquía, como reyes, reinas, obispos, entre otros.

En algunas culturas, el beso en la mano también se utiliza como una forma de saludo formal y educado hacia personas mayores o desconocidas. En estos casos, el beso en la mano puede ser visto como una muestra de cortesía y amabilidad.

En la actualidad, el beso en la mano ha perdido popularidad y se utiliza principalmente en eventos formales o en contextos culturales específicos. Sin embargo, sigue siendo una muestra de respeto y consideración hacia las personas de mayor jerarquía o importancia social.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
abril
13 / 2024