SUSCRIBIRME

La nueva historia de amor de Dakota Johnson

La actriz estadounidense Dakota Johnson protagoniza la película Cha Cha Real Smooth del director Cooper Raiff que se estrenó en Apple TV+.

Foto: Michael Baker, cortesía Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas

La actriz estadounidense Dakota Johnson protagoniza la película Cha Cha Real Smooth del director Cooper Raiff que se estrenó en Apple TV+.

Una de las escenas más atrapantes de Cha Cha Real Smooth, la más reciente película que  protagonizan Cooper Raiff y Dakota Johnson, es cuando Domino, interpretada por la actriz estadounidense, le pregunta a Raiff, quien interpreta a Andrew, si cree en las almas gemelas. En medio de una trama llena de comedia y drama, el filme dirigido y producido por el dúo artístico expone de forma poética como el amor se puede encontrar en cualquier lado, incluso en un bar mitzvah

De esas miles de almas gemelas de Dakota, una es, seguramente y dejando por fuera el romanticismo, Raiff. Por lo menos en lo que respecta a lo profesional, pues la evidencia es clara, se puede ver. Está en esta cinta que Raiff dirige y protagoniza; y Dakota produce y protagoniza.

El encuentro de ambos es la conclusión de que las almas gemelas sí pueden existir. Pues ambos, desde sus roles, lograron crear esta película que abraza al espectador y le dice al oído: “sí, la vida es jodida, pero todo va a estar bien”, o por lo menos, que todo estará bien mientras se disfruta durante una hora y unos cuantos minutos de buen cine.

Dakota demuestra en la cinta que es brillante. No solo porque en su papel logra transmitir sinceridad, vulnerabilidad y seducción en cantidades proporcionales, sin caer en victimizaciones, sino también porque en Cha Cha Real Smooth se estrena como productora.

Una cinta que de la mano del joven director logró llevarse en su estreno en el pasado Festival de Sundance el Premio del Público. Sin duda, un paso crucial en la carrera de Dakota Johnson. Pero, al fin y al cabo, solo uno de los tantos premios que la actriz acumula y que seguramente seguirá recibiendo.

Tradición familiar 

Saoirse Ronan, Dakota Johnson y Florence Pugh. Foto: cortesía Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas.

La carrera de Dakota pareciera marcada por su herencia; sin embargo, ella ha demostrado su talento. Es la hija de dos de las grandes estrellas de Hollywood de la década de los años ochenta: Don Johnson y Melanie Griffith, es, además, nieta de Tippi Hedren, una de las musas de Alfred Hitchcock. 

Johnson (Texas, 1982) empezó a los diez años en el mundo de la actuación, en la película dirigida por el marido de su madre en ese entonces, Antonio Banderas, en Locos por Alabama. La relación con Banderas ha sido tan estrecha que cuando el actor español recibió en 2019 el premio Hollywood Film Award al mejor actor, ella le entregó el galardón y en su discurso dijo: “Me tocó un padre de regalo. De hecho, a lo largo del tiempo me he dado cuenta de que ha sido una de las personas más influyentes de toda mi vida”.

Su carrera llegó al punto culmen cuando fue escogida para interpretar a Anastasia en Cincuenta sombras de Grey. La cinta, basada en el best seller del mismo nombre, fue todo un éxito y puso a Dakota en el centro de atención. Gucci la convirtió en un ícono de estilo y desde entonces ha sido portada de algunas de las revistas de moda más importantes del mundo. 

Vea también: La casa en la que se puede volver a los años 80

Además, es reconocida por ser una filántropa defensora de la campaña She Is Equal, de Global Citizen. Ha usado su voz junto con otros para instar a los líderes mundiales a que inviertan en políticas públicas de defensa de derechos de las mujeres, entre ellas la inversión de fondos para la salud femenina y la planificación familiar. También apoya a Action in Africa, una organización sin fines de lucro que se esfuerza por educar, inspirar y empoderar a las personas en Uganda, centrada en la educación y el desarrollo comunitario. 

Filantropía que comparte con su actual pareja, el cantante y líder de la banda Coldplay, Chris Martin, con quien mantiene una relación no solo sentimental sino también profesional. La actriz debutó como directora en el videoclip de la canción Cry Cry Cry dentro del álbum Everyday Life de la banda británica. Dakota Johnson, de 30 años, y Chris Martin, de 42, salen desde hace más de tres años, aunque no acostumbran hacer apariciones juntos en eventos. 

La actriz también ha alzado su voz sobre la importancia de la promoción de la salud mental. A mediados de mayo de 2020, la edición estadounidense de la revista Marie Claire publicó una larga entrevista con la actriz en la que habló acerca de la depresión que sufrió cuando era joven. “He luchado contra la depresión desde que era muy joven, desde que tenía 14 o 15 años. Entonces, con la ayuda de profesionales, pensé: ‘Oh, esto es algo por lo que de verdad se pasa’”, contó.

Una carrera exitosa

Escena de La hija oscura. Foto: Cortesía Netflix.

Antes de Cha Cha Real Smooth, Johnson protagonizó La hija oscura, la película de Maggie Gyllenhaal, junto a Olivia Colman, Jessie Buckley y Paul Mescal. El filme se estrenó en 2021 en el Festival de Cine de Venecia y recibió excelentes críticas y nominaciones de diferentes asociaciones de críticos de cine. Johnson recibió el premio Actor Spotlight en el Middleburg Film Festival por su actuación y la película ganó el premio a la mejor película en los Premios Independientes de Gotham de 2021.

En 2019 Johnson protagonizó la película independiente The Peanut Butter Falcon, junto a Shia LaBeouf y Zack Gottsagen. La cinta recaudó más de 20 millones de dólares en Estados Unidos. Ese mismo año la actriz fundó TeaTime Pictures, una empresa de entretenimiento independiente en compañía de su socio productor Ro Donnelly. Un paraíso creativo colaborativo y con visión de futuro para artistas de ideas afines, que ya ha firmado varios largometrajes protagonizados por Johnson, como Daddio.

La chispa de Dakota

Y ahora regresó con la joven promesa de la dirección, Cooper Raiff quien escribe, dirige y protagoniza Cha Cha Real Smooth. Él interpreta a Andrew, un joven carismático de 22 años que se acaba de graduar de la universidad y no sabe qué hacer con su vida.

Empieza a trabajar en una cadena de comida rápida mientras busca el camino. Hasta que su hermano menor, David, le pide que lo acompañe a un bar mitzvah. La fiesta no arranca, y Andrew decide animar el baile. En medio del entusiasmo logra que una chica con autismo, Lola (Vanessa Burghardt), baile por primera vez en su vida. La madre de la chica, Domino (Dakota Johnson) queda fascinada. En ese momento a Andrew le cambia la vida: por un lado, lo contratan como animador de fiestas, y por el otro, Domino le pide que sea niñero de Lola. 

Surge la chispa. El brillo en los ojos de ambos es destellante. La química, innegable. Pero como en la mayoría de las historias de amor, siempre hay algo que se interpone en la relación. En esta ocasión es que Domino está comprometida y así se lo hace saber a Andrew. Sin embargo, esto no detiene la tensión y dirige al espectador a un enigma de si se logrará o no ese amor. 

Vea también: ‘Chloe’, la serie de la BBC que plantea los límites por la verdad

Domino era muy pequeña cuando tuvo a Lola, que tiene 14 años y es autista. Navegar por la discriminación hacia las personas en condición de discapacidad ha hecho que la vida como madre soltera sea aún más desafiante. 

“Ella ha atravesado momentos muy difíciles. Es una muy buena madre para la niña, a pesar de que ha sido absorbida por una vida de enorme responsabilidad”, explica Johnson. Conocer a Andrew hace que se sienta apreciada de una manera completamente nueva. 

“Hay una sensación de que solo tienes ciertas oportunidades en la vida y este es uno de esos momentos para ella. Definitivamente, es una mujer que pone a todos antes que a sí misma y ahora está tratando de prestar más atención a sus propias necesidades”, dice. 

Los momentos entre los dos protagonistas conmueven al espectador. “Las escenas juntos son tan tiernas e íntimas –dice Donnelly–. Dakota es una persona tan coqueta y encantadora y también una mujer tan poderosa. He visto mucho su trabajo, pero estoy desconcertado con ella”. Raiff está de acuerdo en que su coprotagonista fue fascinante como Domino. “Ella es perfecta con su corazón increíblemente abierto”, dice. 

El éxito que logran Raiff y Dakota parte de que aunque hay dolor y tristeza a lo largo de la cinta, los personajes son auténticos y compasivos, y logran reconfortar. Sin duda, y como lo ha señalado la crítica, se ha generado un encuentro armónico entre el director y la productora. Por un lado, la genialidad del joven director, y por otro, la brillantez de la productora.

Después del éxito de Cha Cha Real Smooth en Sundance, Apple TV+ compró los derechos de distribución por 15 millones de dólares, cifra que la sitúa entre las películas que han conseguido mejores tratos de venta en toda la historia del festival. En la plataforma de streaming se estrenará la cinta el próximo 17 de junio. 

Encantada por el sentido del humor de Raiff y su compromiso con el guion, Johnson trabajó con él en varios borradores, centrados en particular en desarrollar el personaje de Domino. “Cooper es muy inteligente, trabajar con él fue un proceso gratificante –dice–. Él escuchó cuando hablé sobre lo que se siente para una mujer enamorarse de un hombre más joven que tiene tanta vida por delante. Hay una sensación agridulce, una sensación de conexión pero sabiendo que están en lugares completamente diferentes. Lo que más me atrajo fue esta idea de un joven de corazón tierno, sin saber a dónde ir o qué hacer, pero que está lleno de tanto amor y aceptación. Esa era la historia que quería contar”.  

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Junio
17 / 2022

Send this to a friend